/ jueves 7 de diciembre de 2017

Presentaron el XXXV Festival Coral de Invierno

Poco más de trescientos alumnos de educación básica participaron en ésta edición

En su edición número treinta y cinco, el Festival Coral de Invierno 2017 recordó a la población mexiquense, que se dio cita en el Teatro Morelos, la solidaridad, hermandad y armonía que imperan durante las festividades decembrinas.

Poco más de trescientos alumnos de los niveles educativos pre-escolar y primaria ocuparon el escenario para presentar un repertorio dedicado a la celebración de la Navidad en diferentes partes del mundo.

“Navidad por el mundo”, al igual que las ediciones pasadas del festival, tuvo como principal objetivo mostrar la voz y el talento artístico de niños y niñas de educación básica.

Cabe resaltar que en ésta edición, se contó con la participación de la Orquesta Esperanza Azteca y el Ballet Clásico Vaganova, a cargo de la maestra Joan Hope.

Es así que año con año, la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de México a través de la Dirección General de Educación Básica, buscan promover el aprecio por la cultura y las artes en los estudiantes más jóvenes.

De igual manera, el plan y programa de estudios de educación básica consiste en promover el desarrollo de las competencias artísticas de los educandos a través del impulso que le dan los promotores de educación artística y los maestros de la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca y el Ballet Clásico “Vaganova”.

Para dar una cálida bienvenida al público, los niños dieron comienzo al festival con una la Opertura Americana “Natal du Brasil”. Posteriormente, retrataron el continente asiático con “Akai hana” y “Ultraman no uta”, ambas piezas originarias de Japón.

Acto seguido, el público disfruto de dos composiciones originarias del Congo y Liberia; “Banaha” y “Africa Noel”, que describieron el cálido paisaje del continente africano. Luego de una breve ceremonia de entrega de reconocimientos, los jóvenes cantores interpretaron piezas de Oceanía, acompañados por las talentosas bailarinas del Ballet “Vaganova”.

Hacia la recta final de la presentación, los niños presentaron un cuadro de música europea, para finalmente concluir con el Huapango de Moncayo; Aleluya, del compositor alemán Haendel y “Viva el amor viva la paz”, una pieza tradicional mexicana.

 

En su edición número treinta y cinco, el Festival Coral de Invierno 2017 recordó a la población mexiquense, que se dio cita en el Teatro Morelos, la solidaridad, hermandad y armonía que imperan durante las festividades decembrinas.

Poco más de trescientos alumnos de los niveles educativos pre-escolar y primaria ocuparon el escenario para presentar un repertorio dedicado a la celebración de la Navidad en diferentes partes del mundo.

“Navidad por el mundo”, al igual que las ediciones pasadas del festival, tuvo como principal objetivo mostrar la voz y el talento artístico de niños y niñas de educación básica.

Cabe resaltar que en ésta edición, se contó con la participación de la Orquesta Esperanza Azteca y el Ballet Clásico Vaganova, a cargo de la maestra Joan Hope.

Es así que año con año, la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de México a través de la Dirección General de Educación Básica, buscan promover el aprecio por la cultura y las artes en los estudiantes más jóvenes.

De igual manera, el plan y programa de estudios de educación básica consiste en promover el desarrollo de las competencias artísticas de los educandos a través del impulso que le dan los promotores de educación artística y los maestros de la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca y el Ballet Clásico “Vaganova”.

Para dar una cálida bienvenida al público, los niños dieron comienzo al festival con una la Opertura Americana “Natal du Brasil”. Posteriormente, retrataron el continente asiático con “Akai hana” y “Ultraman no uta”, ambas piezas originarias de Japón.

Acto seguido, el público disfruto de dos composiciones originarias del Congo y Liberia; “Banaha” y “Africa Noel”, que describieron el cálido paisaje del continente africano. Luego de una breve ceremonia de entrega de reconocimientos, los jóvenes cantores interpretaron piezas de Oceanía, acompañados por las talentosas bailarinas del Ballet “Vaganova”.

Hacia la recta final de la presentación, los niños presentaron un cuadro de música europea, para finalmente concluir con el Huapango de Moncayo; Aleluya, del compositor alemán Haendel y “Viva el amor viva la paz”, una pieza tradicional mexicana.