/ jueves 25 de junio de 2020

Dragón de Fuego y su tercia, contra el Covid-19

Hace tres meses se cerró la taquilla y el virus les hizo un candado al bolsillo

Al Dragón de Fuego los golpes más duros no se los ha dado el "Pancracio", ha sido el Covid-19, dice soltando una risa gruesa que zumba aún más debajo de la máscara.

A su tercia y a los otros 45 luchadores que conforman la Liga de Luchadores Profesionales de Toluca, el virus les hizo una llave de a caballo a su bolsillo, cuando les obligó a cancelar todas sus presentaciones. Para luego echarles un lance desde la tercera cuerda y obligarlos a emplearse en taxis, de guardias, incluso comerciantes ambulantes, señala Dragón.

"No hay más, salimos como podemos, hay compañeros que están vendiendo en la zona de la terminal, no los reconocen porque no traen máscara", enlista el gladiador de las arenas de barrio.

El Dragón de Fuego es el actual presidente de la liga toluqueña, es una de las más constantes y longevas en los cuadriláteros de la capital mexiquense.

"Ahorita estamos vendiendo lo que son estas playeras con nuestro logo, el 'Chorizo Power', éstas las damos en cien y las sudaderas en doscientos", oferta el luchador mientras muestras la ropa deportiva que extendió sobre las cuerdas del ring.

Mientras charla, explica que en el gimnasio donde estamos es el rincón de todos los luchadores en Toluca. El gimnasio del Halcón Galáctico, que administra don Víctor y se ubica en la colonia La Moderna.

"Ahorita está cerrado, pero aquí es donde nos juntamos y entrenamos", explica.

El complejo tiene las paredes repletas de fotos donde aparecen el "Perro Aguayo", "Octagón" y boxeadores de antaño.

"Aquí vino a entrenar Julio César Chávez", dice don Víctor detrás de su mostrador que se ubica en el acceso.

Dragón de Fuego y sus pupilos ahora usan las instalaciones y en poco sus fotos también lucirán en los espejos.

"Lo que más duele ahorita, es que ya no hay funciones", reprocha el luchador.

PRIMERA CAÍDA

Dragón de Fuego ha sobrevivido en estos meses de crisis, quizás un poco mejor que el resto de sus compañeros, echando mano de los ahorros. La venta de playeras también le ayuda, porque ya tiene clientes que lo buscan vía redes sociales. Pero aún así, el azote a la lona del desempleo, es duro.

Tenía unos ahorros y ya me los eché, ahorita solo estoy esperando que de aquí a septiembre se componga, tenemos una función programada.

Dragón de Fuego

El virus por lo menos les suspendió 10 funciones de las que ya tenían anticipos, que tuvieron que regresar. Eso sin contar que también dejaron sin empleo a los que ponen la lona, los masajistas y otros ayudantes en el ring.

A diferencia de empresas y ligas grandes del país como la Triple AAA y el Consejo Mundial de Lucha Libre, tienen fondos interminables y televisoras que los respaldan, pero en la Liga de Luchadores Profesionales de Toluca se sobrevive con las entradas de las funciones de cada semana.

Se lucha en las fiestas patronales de los pueblos y delegaciones, en días festivos, como el del Padre, que acaba de pasar, dice.

"Nuestros meses buenos eran abril, por el Día del Niño, luego el Día del Padre y así fechas de esas", argumenta el gladiador.

Luchadores como el Dragón y la nueva sangre que viene detrás de él, nacidos en Toluca, ganan en promedio 400 pesos por función. Si la suerte les sonríe y hay una campanada más, dobletean la suma a la semana.

"Si les va bien, dos luchas por semana, si les va mal, una lucha por mes", sentencia el Dragón. No hay otra realidad en el Pancracio, es "más amor al arte" y quizás un golpe de suerte.

"De la garantía, les fuimos dando, así se le dice al salario que reciben, ya luego cuando puedan lo van a recuperar", explica.

Hay algunos prospectos jóvenes que han surgido de la Liga de Toluca, como "Black Infierno" que lo han llamado a pelear en Estados Unidos en la lucha profesional. También otro jovencito conocido como "El Hombre sin Rostro", que ha estado en las arenas de Pachuca, Hidalgo y en Konkreto Gym de la Merced, en la Ciudad de México.

"Los han jalado cuando los ven luchar, y los promotores dicen, quiero a éste y al otro y se arma", dice Dragón. Pero son casos especiales, no es la misma suerte para el resto y llegar a la televisión, es de pocos, además por los altos costos.

"Eso es caro, hay que darles un porcentaje y ahí solo empresas grandes", comenta el gladiador hecho en el Pancracio de provincia.

SEGUNDA CAÍDA

El Dragón de Fuego usa 19 máscaras distintas. En otros tiempos que no son los de Covid-19, las pudo adquirir para darle un camuflaje distinto a su personaje de los cuadriláteros.

"Tengo, blancas, verdes, rojas, son distintas, porque el dragón siempre cambia sus colores", explica subido sobre la lona dura del ring del gimnasio de don Víctor.

Las muestra al aire y hay una máscara color blanco maltrecha que tiene rasgaduras en ambos lados. Dice que es la máscara de su padre, a quien se conociera en la lucha libre como "El Olímpico".

"Mi jefe fue luchador, él fue campeón de lucha olímpica representando al Agustín Millán", relata sobre la máscara que le puso a un maniquí y atesora entre todas sus pertenencias.

Antes de la crisis del Covid-19, había funciones para todo el país. En especial a la delegación Gustavo A. Madero y la Merced, en la Ciudad de México.

"Son 400 pesos en 45 minutos, pero bien madreados, porque son azotones en los que te puedes fregar la espalda", releva el Dragón de los 20 años que ha cargado el riesgo en sus espaldas.

Hace poco, en la Ciudad de México, las empresas promotoras entregaron despensas a los luchadores de esa zona. De ahí le nació la idea al Dragón de Fuego de hacer lo mismo y ya lo están organizando.

"Pensamos entregar despensas, hemos contactado al Movimiento Altruista y a los Sindicatos Unidos de México para ver si nos ayudan", comenta.

TERCERA CAÍDA

Hubo un tiempo en que el Dragón de Fuego dejó por ratos el cuadrilátero y enfocó su cámara. Sí, porque al igual que la lucha libre, la fotografía también ha sido su profesión.

"Yo estuve doce años como corresponsal de Notimex y de ahí me jalaron a la campaña de Peña Nieto", revela el Dragón.

Si "Black Infierno" y "El Hombre sin Rostro" son las estrellas juveniles de la lucha libre en Toluca, en el "Chorizo Power'", el Dragón de Fuego es el luchador que se hizo fotógrafo del Presidente Enrique Peña Nieto. El gladiador que conoce Los Pinos y retrataba las giras del primer mandatario del país.}

"Cuando a mí me jalan a la campaña, fue en el 2011, luego al terminar me jalan a trabajar de lleno en los Pinos, ahí duro cinco años", recuerda el luchador.

Para ese entonces su puesto fue de Subdirector de Fotografía de Crónica Presidencial, es decir, los fotógrafos que seguían a todo el país al Presidente.

"Si dicen que es fácil, es una chin@#, es de ida y vuelta, sin descansar, yo salí ya casi al final", asegura.

CUARTA CAÍDA

El gimnasio de don Víctor se divide en dos piezas: por un lado está el cuadrilátero y al fondo, dividido por un muro de espejos, está la zona de pesas, las mancuernas, barras, discos, cuerdas y pesas rusas.

El Dragón se hincó justo frente a un pequeño altar de la virgen de Guadalupe. Es fornido y mide casi el 1.70 metros de altura. Al hincarse hace un esfuerzo para rotar sus músculos y formar la señal de la santa cruz. Prendió una veladora y pidió a la morenita pronta fortuna al pancracio toluqueño.

Al Dragón de Fuego los golpes más duros no se los ha dado el "Pancracio", ha sido el Covid-19, dice soltando una risa gruesa que zumba aún más debajo de la máscara.

A su tercia y a los otros 45 luchadores que conforman la Liga de Luchadores Profesionales de Toluca, el virus les hizo una llave de a caballo a su bolsillo, cuando les obligó a cancelar todas sus presentaciones. Para luego echarles un lance desde la tercera cuerda y obligarlos a emplearse en taxis, de guardias, incluso comerciantes ambulantes, señala Dragón.

"No hay más, salimos como podemos, hay compañeros que están vendiendo en la zona de la terminal, no los reconocen porque no traen máscara", enlista el gladiador de las arenas de barrio.

El Dragón de Fuego es el actual presidente de la liga toluqueña, es una de las más constantes y longevas en los cuadriláteros de la capital mexiquense.

"Ahorita estamos vendiendo lo que son estas playeras con nuestro logo, el 'Chorizo Power', éstas las damos en cien y las sudaderas en doscientos", oferta el luchador mientras muestras la ropa deportiva que extendió sobre las cuerdas del ring.

Mientras charla, explica que en el gimnasio donde estamos es el rincón de todos los luchadores en Toluca. El gimnasio del Halcón Galáctico, que administra don Víctor y se ubica en la colonia La Moderna.

"Ahorita está cerrado, pero aquí es donde nos juntamos y entrenamos", explica.

El complejo tiene las paredes repletas de fotos donde aparecen el "Perro Aguayo", "Octagón" y boxeadores de antaño.

"Aquí vino a entrenar Julio César Chávez", dice don Víctor detrás de su mostrador que se ubica en el acceso.

Dragón de Fuego y sus pupilos ahora usan las instalaciones y en poco sus fotos también lucirán en los espejos.

"Lo que más duele ahorita, es que ya no hay funciones", reprocha el luchador.

PRIMERA CAÍDA

Dragón de Fuego ha sobrevivido en estos meses de crisis, quizás un poco mejor que el resto de sus compañeros, echando mano de los ahorros. La venta de playeras también le ayuda, porque ya tiene clientes que lo buscan vía redes sociales. Pero aún así, el azote a la lona del desempleo, es duro.

Tenía unos ahorros y ya me los eché, ahorita solo estoy esperando que de aquí a septiembre se componga, tenemos una función programada.

Dragón de Fuego

El virus por lo menos les suspendió 10 funciones de las que ya tenían anticipos, que tuvieron que regresar. Eso sin contar que también dejaron sin empleo a los que ponen la lona, los masajistas y otros ayudantes en el ring.

A diferencia de empresas y ligas grandes del país como la Triple AAA y el Consejo Mundial de Lucha Libre, tienen fondos interminables y televisoras que los respaldan, pero en la Liga de Luchadores Profesionales de Toluca se sobrevive con las entradas de las funciones de cada semana.

Se lucha en las fiestas patronales de los pueblos y delegaciones, en días festivos, como el del Padre, que acaba de pasar, dice.

"Nuestros meses buenos eran abril, por el Día del Niño, luego el Día del Padre y así fechas de esas", argumenta el gladiador.

Luchadores como el Dragón y la nueva sangre que viene detrás de él, nacidos en Toluca, ganan en promedio 400 pesos por función. Si la suerte les sonríe y hay una campanada más, dobletean la suma a la semana.

"Si les va bien, dos luchas por semana, si les va mal, una lucha por mes", sentencia el Dragón. No hay otra realidad en el Pancracio, es "más amor al arte" y quizás un golpe de suerte.

"De la garantía, les fuimos dando, así se le dice al salario que reciben, ya luego cuando puedan lo van a recuperar", explica.

Hay algunos prospectos jóvenes que han surgido de la Liga de Toluca, como "Black Infierno" que lo han llamado a pelear en Estados Unidos en la lucha profesional. También otro jovencito conocido como "El Hombre sin Rostro", que ha estado en las arenas de Pachuca, Hidalgo y en Konkreto Gym de la Merced, en la Ciudad de México.

"Los han jalado cuando los ven luchar, y los promotores dicen, quiero a éste y al otro y se arma", dice Dragón. Pero son casos especiales, no es la misma suerte para el resto y llegar a la televisión, es de pocos, además por los altos costos.

"Eso es caro, hay que darles un porcentaje y ahí solo empresas grandes", comenta el gladiador hecho en el Pancracio de provincia.

SEGUNDA CAÍDA

El Dragón de Fuego usa 19 máscaras distintas. En otros tiempos que no son los de Covid-19, las pudo adquirir para darle un camuflaje distinto a su personaje de los cuadriláteros.

"Tengo, blancas, verdes, rojas, son distintas, porque el dragón siempre cambia sus colores", explica subido sobre la lona dura del ring del gimnasio de don Víctor.

Las muestra al aire y hay una máscara color blanco maltrecha que tiene rasgaduras en ambos lados. Dice que es la máscara de su padre, a quien se conociera en la lucha libre como "El Olímpico".

"Mi jefe fue luchador, él fue campeón de lucha olímpica representando al Agustín Millán", relata sobre la máscara que le puso a un maniquí y atesora entre todas sus pertenencias.

Antes de la crisis del Covid-19, había funciones para todo el país. En especial a la delegación Gustavo A. Madero y la Merced, en la Ciudad de México.

"Son 400 pesos en 45 minutos, pero bien madreados, porque son azotones en los que te puedes fregar la espalda", releva el Dragón de los 20 años que ha cargado el riesgo en sus espaldas.

Hace poco, en la Ciudad de México, las empresas promotoras entregaron despensas a los luchadores de esa zona. De ahí le nació la idea al Dragón de Fuego de hacer lo mismo y ya lo están organizando.

"Pensamos entregar despensas, hemos contactado al Movimiento Altruista y a los Sindicatos Unidos de México para ver si nos ayudan", comenta.

TERCERA CAÍDA

Hubo un tiempo en que el Dragón de Fuego dejó por ratos el cuadrilátero y enfocó su cámara. Sí, porque al igual que la lucha libre, la fotografía también ha sido su profesión.

"Yo estuve doce años como corresponsal de Notimex y de ahí me jalaron a la campaña de Peña Nieto", revela el Dragón.

Si "Black Infierno" y "El Hombre sin Rostro" son las estrellas juveniles de la lucha libre en Toluca, en el "Chorizo Power'", el Dragón de Fuego es el luchador que se hizo fotógrafo del Presidente Enrique Peña Nieto. El gladiador que conoce Los Pinos y retrataba las giras del primer mandatario del país.}

"Cuando a mí me jalan a la campaña, fue en el 2011, luego al terminar me jalan a trabajar de lleno en los Pinos, ahí duro cinco años", recuerda el luchador.

Para ese entonces su puesto fue de Subdirector de Fotografía de Crónica Presidencial, es decir, los fotógrafos que seguían a todo el país al Presidente.

"Si dicen que es fácil, es una chin@#, es de ida y vuelta, sin descansar, yo salí ya casi al final", asegura.

CUARTA CAÍDA

El gimnasio de don Víctor se divide en dos piezas: por un lado está el cuadrilátero y al fondo, dividido por un muro de espejos, está la zona de pesas, las mancuernas, barras, discos, cuerdas y pesas rusas.

El Dragón se hincó justo frente a un pequeño altar de la virgen de Guadalupe. Es fornido y mide casi el 1.70 metros de altura. Al hincarse hace un esfuerzo para rotar sus músculos y formar la señal de la santa cruz. Prendió una veladora y pidió a la morenita pronta fortuna al pancracio toluqueño.

Local

Seguirá Edomex en semáforo naranja dos semanas más

Pide gobernador no bajar las medidas de prevención y seguirse cuidando

Local

Preparado Edomex para posible rebrote de Covid-19

Hay tres mil 246 camas disponibles, 714 con ventiladores; hay confianza de que la influenza no impacte tanto a la población

Local

Baches inundan la Toluca-Naucalpan y la Toluca-Tenancingo

Automovilistas alertan sobre los riesgo que pueden surgir para quienes transitan por estas vías durante la temporada de lluvias

Justicia

CNDH refrenda su compromiso de esclarecer caso Iguala

La Comisión indicó que acompañará a los familiares de los normalistas en su lucha y en su búsqueda de la verdad

Local

Continúa sin ser reconstruida Casa de Cultura de Atlautla

A pesar de ser beneficiados por el Programa Nacional de Reconstrucción por cuestiones de administración, papeleos y cuestiones a nivel federal no se han canalizados los recursos

Justicia

Dictan formal prisión a policía federal por caso Ayotzinapa

El nuevo fiscal del caso Ayotzinapa, Omar Gómez, señaló que hay 70 órdenes de captura contra policías, funcionarios y miembros del crimen organizado

Justicia

AMLO refrenda compromiso de esclarecer caso Iguala

El mandatario también aseguró que se castigará a los responsables garantizando que no habrá impunidad en el caso

Justicia

AMLO ofrece disculpas a padres de 43 normalistas

El mandatario se comprometió con los padres de las víctimas a "reparar el daño de lo que sucedió, se deben entregar cuentas"

Local

Reconoce Naucalpan violencia laboral contra trabajadoras

Una encuesta reveló que el 50% de las trabajadoras municipales ha recibido comentarios inapropiados o miradas lascivas por parte de sus compañeros de trabajo e incluso cuatro fueron presionadas para tener relaciones sexuales