/ viernes 18 de septiembre de 2020

El reto de la nueva educación: ¿cómo socializar?

La pandemia aceleró un nuevo modelo educativo digital y genera un gran reto en la búsqueda de mecanismos de socialización

El distanciamiento social ha truncado distintos procesos de comunicación entre infantes y jóvenes, quienes tenían en la escuela presencial una de las mejores alternativas para socializar, con lo cual moldeaban actitudes y emociones.

Ante la merma de socialización presencial, las nuevas generaciones enfrentan el reto de encontrar los mecanismos para seguir forjando su respectiva personalidad.

Una de las alternativas que dan los especialistas es aumentar la socialización con sus respectivas familias.

Yazmín Escobar Tapia, psicóloga e investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), indicó que los chicos en confinamiento enfrentan sentimientos de soledad al no poder reunirse con sus amigos y amigas, situación que puede llevarles al aislamiento y hasta la depresión.

Aunado a ello, señaló, los padres que hacen trabajo en casa le están dedicando más tiempo a sus actividades laborales.

Entre las alternativas que propone están el realizar juegos de mesa, salir al patio de la casa o al parque más cercano con las medidas preventivas para no exponer su salud.

“Se le debe dar mucho peso a las actividades familiares porque si ahorita no tenemos una convivencia sana, positiva, en el futuro inmediato podremos llegar a tener consecuencias como el aislamiento de algún miembro de la familia y llegar incluso a la depresión”, indicó.

Escobar Tapia subrayó la importancia de planear las actividades, establecer horarios de trabajo, desconectarse de las redes sociales y hacer ejercicio.


Extañar a las amigas

Paola Colín cursa el 3er semestre de bachillerato en una preparatoria del gobierno estatal, desde que recibe clases en casa, el contacto con sus amigas sólo es por plataformas en línea. No le ha resultado complicado.

“Nos mandamos muchos mensajes por WhatsApp y así platicamos, nos contamos nuestras cosas, pero no es lo mismo, me hace falta tenerlas cerca, abrazarlas y verlas, reír juntas, divertirnos”.

“A veces me pongo triste y hasta me dan ganas de llorar, pues como mis papás trabajan y en casa de mi abuela están tomando clases mi hermana y mi prima, se nos enciman los horarios a las tres, por eso prefiero quedarme en casa”.


Paola respeta el compromiso que hizo con sus padres para no salir de casa. A diario observa la serie de medidas cuando salen al trabajo o a la calle. Aunque al principio le parecía una situación exagerada, terminó por hacerles caso porque le teme al contagio, pues ha visto algunos casos y no quiere que le pase a ella.

“Pero también por eso extraño más a mis amigas, ojalá pronto encuentren la cura para eso del Covid-19 y ya podamos volver a la vida que teníamos, pero no a eso que dicen “la nueva normalidad”, porque eso del cubrebocas y la sana distancia no es normal”, concluye.


Infancia

Una vez a la semana, Alan Magaña acompaña a su mamá a hacer la limpieza de una casa. Es la única oportunidad de ver a niños de su edad. Pero se tiene que colocar su cubrebocas. Al principio le pareció raro, pero ya se acostumbró.

Alan tiene 10 años, cursa 4º grado de primaria. Dice que su mamá no ha podido comprarle un celular. Sólo tienen uno viejito, que no tiene internet y no puede comunicarse con sus compañeros de escuela.

“Ahora que ya tenemos clase, mi mamá y yo nos quedamos en casa y vemos las horas que me tocan, luego nos vamos a trabajar y si necesito enviar algo por correo electrónico, vamos al ciber que está por mi casa”, comenta.

Ian Roberto Guadarrama, en cambio, tiene su propio teléfono móvil, además de un iPad. No tiene problema para conectarse con sus mejores amigos “porque aunque no tenga tiempo aire, me puedo comunicar por el Wi-fi de la casa”, refiere.

Pasa gran parte del día armando rompecabezas o aviones. Su padre trabaja en casa, su mamá hace la comida y su hermana –que ya está en la universidad– tiene clases en línea, “casi siempre todos están ocupados, entonces yo me entretengo solito”, argumenta.

Según la psicóloga italiana Elena Perozzim, de la Orden de los Psicólogos de Lacio en una entrevista escrita a Sputnik, lo que afecta más a la gente en estos días es “el hecho de cerrarse, aislarse, alejarse de los demás sin ninguna excepción, dado que los otros podrían ser percibidos como un peligro mortal”.

En esta etapa de aislamiento social que ha dejado la pandemia, recomienda practicar actividad física o, en su defecto, entablar conversaciones con amigos y familiares a través de videollamadas.

El poder de una videollamada

Para Elizabeth Dorrance Hall, directora del Laboratorio de Comunicación y Relaciones Familiares, la ventaja es que ahora estamos más equipados para mantener relaciones sociales a distancia.

Señala que la tecnología ayuda a las personas a mantenerse cercanas, incluso en épocas de distanciamiento físico.

Recomendó efectuar videollamadas por ser una gran herramienta. El video permite observar comportamientos no verbales, gestos que por chat o mensaje de voz no se podrían percibir, ayudan a entender mejor el estado de ánimo de las personas.

Con su uso se establece una comunicación más clara y efectiva. Aspectos como el tono de voz, gestos peculiares, expresiones y mirada, ayudan a tener una mejor conexión más cercana, que por mensaje de texto no se podríamos lograr.


Estudiar desde una pantalla

Para Luisa Anette Maldonado, estudiante de nuevo ingreso en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), las plataformas que más utiliza para sus clases en línea son Classroom, Microsoft Teams y Zoom.

El 2 de septiembre inició con una nueva etapa. Ingresó al nivel preparatoria. La dinámica ha sido mantener comunicación a distancia con su asesora y orientador vocacional.

Casi está segura que su semestre concluirá con lo que han denominado el sistema híbrido, es decir, en modalidad a distancia y presencial.

Pero no se le ha complicado utilizar estas plataformas. Sus docentes siempre resuelven sus dudas, aunque prefiere la modalidad presencial por la facilidad de comprensión de los contenidos.

“Acabo de ingresar a la preparatoria y ha habido un cambio en organización y plataformas educativas, así como la forma de entregar los trabajos”.

“En Zoom es fácil porque se requiere de una videollamada, pero en Classroom se pueden hacer tareas y videollamadas. En tanto que en Microsoft Teams lo proporciona la Uaemex y da los servicios de Power Point, Word, entre otras”.

Pero también reconoció que la modalidad educativa por la vía remota pone en desventaja a sus compañeros que carecen de los dispositivos tecnológicos o de conectividad.

“No es difícil. apenas voy entrando a mi primer semestre de preparatoria, tengo que agarrarle la onda a varias cosas, los maestros son accesibles”.


Las consentidas

Classroom de Google, Microsoft Team y Moodle son las plataformas educativas más utilizadas a raíz de la instrucción a distancia.

De igual manera, algunas de Schoology, Blackboard, Edmodo, Twiducate, comentó el coordinador de la carrera Gestión de la Información en Redes Sociales de la UAEM, Alejandro Cuadros Medina.

La mayoría están estandarizadas respecto a costos y su eficiencia depende de la programación, destacó.

Indicó que son las más populares porque llevan años de ser utilizadas para la educación a distancia en varias partes del mundo y en México.

“Todas están estandarizadas en costos, para un uso de grupos pequeños, lo cual depende de la necesidad de cada escuela y de los alumnos inscritos, menores o mayores a 100 estudiantes”.

El especialista afirmó que la mayoría requieren de una erogación, aunque algunas tienen una modalidad abierta o gratuita.

Puntualizó que Classroom aumentó su demanda por la emergencia sanitaria. Ha sido adoptada en instituciones privadas de nivel medio básico, medio superior y superior, además de universidades o preparatorias públicas.

A nivel preescolar, primaria y secundaria, los medios de instrucción son la televisión y algunas plataformas.

“Se puede encontrar que es un poco más dócil Google que Microsoft, es un poco más lento, pero tiene cosas muy interesantes”.

Sugirió la capacitación para aprovechar al máximo la tecnología y la plataforma.

Cuadros Medina Sugiere que al concluir la pandemia haya una evaluación sobre la educación a distancia.

El distanciamiento social ha truncado distintos procesos de comunicación entre infantes y jóvenes, quienes tenían en la escuela presencial una de las mejores alternativas para socializar, con lo cual moldeaban actitudes y emociones.

Ante la merma de socialización presencial, las nuevas generaciones enfrentan el reto de encontrar los mecanismos para seguir forjando su respectiva personalidad.

Una de las alternativas que dan los especialistas es aumentar la socialización con sus respectivas familias.

Yazmín Escobar Tapia, psicóloga e investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), indicó que los chicos en confinamiento enfrentan sentimientos de soledad al no poder reunirse con sus amigos y amigas, situación que puede llevarles al aislamiento y hasta la depresión.

Aunado a ello, señaló, los padres que hacen trabajo en casa le están dedicando más tiempo a sus actividades laborales.

Entre las alternativas que propone están el realizar juegos de mesa, salir al patio de la casa o al parque más cercano con las medidas preventivas para no exponer su salud.

“Se le debe dar mucho peso a las actividades familiares porque si ahorita no tenemos una convivencia sana, positiva, en el futuro inmediato podremos llegar a tener consecuencias como el aislamiento de algún miembro de la familia y llegar incluso a la depresión”, indicó.

Escobar Tapia subrayó la importancia de planear las actividades, establecer horarios de trabajo, desconectarse de las redes sociales y hacer ejercicio.


Extañar a las amigas

Paola Colín cursa el 3er semestre de bachillerato en una preparatoria del gobierno estatal, desde que recibe clases en casa, el contacto con sus amigas sólo es por plataformas en línea. No le ha resultado complicado.

“Nos mandamos muchos mensajes por WhatsApp y así platicamos, nos contamos nuestras cosas, pero no es lo mismo, me hace falta tenerlas cerca, abrazarlas y verlas, reír juntas, divertirnos”.

“A veces me pongo triste y hasta me dan ganas de llorar, pues como mis papás trabajan y en casa de mi abuela están tomando clases mi hermana y mi prima, se nos enciman los horarios a las tres, por eso prefiero quedarme en casa”.


Paola respeta el compromiso que hizo con sus padres para no salir de casa. A diario observa la serie de medidas cuando salen al trabajo o a la calle. Aunque al principio le parecía una situación exagerada, terminó por hacerles caso porque le teme al contagio, pues ha visto algunos casos y no quiere que le pase a ella.

“Pero también por eso extraño más a mis amigas, ojalá pronto encuentren la cura para eso del Covid-19 y ya podamos volver a la vida que teníamos, pero no a eso que dicen “la nueva normalidad”, porque eso del cubrebocas y la sana distancia no es normal”, concluye.


Infancia

Una vez a la semana, Alan Magaña acompaña a su mamá a hacer la limpieza de una casa. Es la única oportunidad de ver a niños de su edad. Pero se tiene que colocar su cubrebocas. Al principio le pareció raro, pero ya se acostumbró.

Alan tiene 10 años, cursa 4º grado de primaria. Dice que su mamá no ha podido comprarle un celular. Sólo tienen uno viejito, que no tiene internet y no puede comunicarse con sus compañeros de escuela.

“Ahora que ya tenemos clase, mi mamá y yo nos quedamos en casa y vemos las horas que me tocan, luego nos vamos a trabajar y si necesito enviar algo por correo electrónico, vamos al ciber que está por mi casa”, comenta.

Ian Roberto Guadarrama, en cambio, tiene su propio teléfono móvil, además de un iPad. No tiene problema para conectarse con sus mejores amigos “porque aunque no tenga tiempo aire, me puedo comunicar por el Wi-fi de la casa”, refiere.

Pasa gran parte del día armando rompecabezas o aviones. Su padre trabaja en casa, su mamá hace la comida y su hermana –que ya está en la universidad– tiene clases en línea, “casi siempre todos están ocupados, entonces yo me entretengo solito”, argumenta.

Según la psicóloga italiana Elena Perozzim, de la Orden de los Psicólogos de Lacio en una entrevista escrita a Sputnik, lo que afecta más a la gente en estos días es “el hecho de cerrarse, aislarse, alejarse de los demás sin ninguna excepción, dado que los otros podrían ser percibidos como un peligro mortal”.

En esta etapa de aislamiento social que ha dejado la pandemia, recomienda practicar actividad física o, en su defecto, entablar conversaciones con amigos y familiares a través de videollamadas.

El poder de una videollamada

Para Elizabeth Dorrance Hall, directora del Laboratorio de Comunicación y Relaciones Familiares, la ventaja es que ahora estamos más equipados para mantener relaciones sociales a distancia.

Señala que la tecnología ayuda a las personas a mantenerse cercanas, incluso en épocas de distanciamiento físico.

Recomendó efectuar videollamadas por ser una gran herramienta. El video permite observar comportamientos no verbales, gestos que por chat o mensaje de voz no se podrían percibir, ayudan a entender mejor el estado de ánimo de las personas.

Con su uso se establece una comunicación más clara y efectiva. Aspectos como el tono de voz, gestos peculiares, expresiones y mirada, ayudan a tener una mejor conexión más cercana, que por mensaje de texto no se podríamos lograr.


Estudiar desde una pantalla

Para Luisa Anette Maldonado, estudiante de nuevo ingreso en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), las plataformas que más utiliza para sus clases en línea son Classroom, Microsoft Teams y Zoom.

El 2 de septiembre inició con una nueva etapa. Ingresó al nivel preparatoria. La dinámica ha sido mantener comunicación a distancia con su asesora y orientador vocacional.

Casi está segura que su semestre concluirá con lo que han denominado el sistema híbrido, es decir, en modalidad a distancia y presencial.

Pero no se le ha complicado utilizar estas plataformas. Sus docentes siempre resuelven sus dudas, aunque prefiere la modalidad presencial por la facilidad de comprensión de los contenidos.

“Acabo de ingresar a la preparatoria y ha habido un cambio en organización y plataformas educativas, así como la forma de entregar los trabajos”.

“En Zoom es fácil porque se requiere de una videollamada, pero en Classroom se pueden hacer tareas y videollamadas. En tanto que en Microsoft Teams lo proporciona la Uaemex y da los servicios de Power Point, Word, entre otras”.

Pero también reconoció que la modalidad educativa por la vía remota pone en desventaja a sus compañeros que carecen de los dispositivos tecnológicos o de conectividad.

“No es difícil. apenas voy entrando a mi primer semestre de preparatoria, tengo que agarrarle la onda a varias cosas, los maestros son accesibles”.


Las consentidas

Classroom de Google, Microsoft Team y Moodle son las plataformas educativas más utilizadas a raíz de la instrucción a distancia.

De igual manera, algunas de Schoology, Blackboard, Edmodo, Twiducate, comentó el coordinador de la carrera Gestión de la Información en Redes Sociales de la UAEM, Alejandro Cuadros Medina.

La mayoría están estandarizadas respecto a costos y su eficiencia depende de la programación, destacó.

Indicó que son las más populares porque llevan años de ser utilizadas para la educación a distancia en varias partes del mundo y en México.

“Todas están estandarizadas en costos, para un uso de grupos pequeños, lo cual depende de la necesidad de cada escuela y de los alumnos inscritos, menores o mayores a 100 estudiantes”.

El especialista afirmó que la mayoría requieren de una erogación, aunque algunas tienen una modalidad abierta o gratuita.

Puntualizó que Classroom aumentó su demanda por la emergencia sanitaria. Ha sido adoptada en instituciones privadas de nivel medio básico, medio superior y superior, además de universidades o preparatorias públicas.

A nivel preescolar, primaria y secundaria, los medios de instrucción son la televisión y algunas plataformas.

“Se puede encontrar que es un poco más dócil Google que Microsoft, es un poco más lento, pero tiene cosas muy interesantes”.

Sugirió la capacitación para aprovechar al máximo la tecnología y la plataforma.

Cuadros Medina Sugiere que al concluir la pandemia haya una evaluación sobre la educación a distancia.

Finanzas

Necesario el apoyo a Pymes para frenar la caída del PIB

Laura González, presidenta del CCEM, reconoció que de seguir así la situación 2021 será el inicio de una crisis generalizada que se prolongará por años

Local

Valle de Bravo sancionará con 200 pesos a quien no use cubrebocas en la calle

La medida fue aprobada por Cabildo en respuesta de las mismas ciudadanía y el sector empresarial del Pueblo Mágico

Policiaca

Se registran dos accidentes en carreteras del Valle de México

Un autobús que se dirigía al Metro Toreo chocó de frente contra un tráiler esta mañana

Policiaca

Video | Cámaras del C5 captan el momento exacto de un accidente en Tollocan

El percance se registró justo a la altura de la colonia Vicente Guerrero

Policiaca

Accidente en la Toluca-Naucalpan deja 17 personas lesionadas

Un autobús que se dirigía al Metro Toreo chocó de frente contra un tráiler esta mañana

Política

¿Quién es Rosa Icela Rodríguez, la propuesta de AMLO al frente de SSPC?

Después de 20 años de navegar en la política de la Ciudad de México, la funcionaria brincó al gobierno federal

Deportes

Toluca jugará sus últimas cartas ante Necaxa

El encuentro más reciente entre Diablos y Necaxa se realizó en el estadio Nemesio Diez, en enero del 2020 con un resultado favorable para los Rayos, 2-3

Mundo

Terremoto de 7 grados deja al menos cuatro muertos y 120 heridos en Turquía

El terremoto sacudió la costa egea de Turquía y las islas griegas

Moda

7 pasos para conseguir un buen maquillaje de Catrina

Si lo que estás buscando es un excelente diseño, lo único que tienes que hacer es seguir estos sencillos pasos