/ sábado 15 de mayo de 2021

Incendios forestales ¿Necesarios para el ecosistema cuando se dan de forma natural?

De acuerdo con la Conafor, sólo el 1% de todos los registrados tienen un origen natural (erupciones volcánicas, descargas eléctricas) lo cual es preocupante para el medio ambiente

Los incendios forestales que suceden de manera natural tienen una función específica: regenerar el ecosistema de los bosques.

De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) el 99% de los incendios forestales en México son provocados por un error humano mientras que el 1% restante se da de manera natural, a causa de fenómenos naturales como descargas eléctricas y la erupción de volcanes los cuales benefician la regeneración de suelos en los bosques.

En entrevista con El Sol de Toluca, la ingeniera forestal Alejandra Rodríguez Gómez platicó acerca de los beneficios que tienen los incendios en las zonas boscosas, pues dijo que estos ayudan a regenerar los ecosistemas.

“Si bien es cierto que (los incendios) tienen efectos que podían manejarse como catastróficos, también existen algunos efectos de beneficio a los bosques”, puntualizó.

De acuerdo con investigaciones que han realizado desde su área profesional, los incendios forestales naturales están controlados por el clima, como las tormentas que hacen que caigan rayos, la forma geográfica del terreno y las condiciones de la vegetación; dándose principalmente en la región norte del país, donde abundan los bosques de pino.

“En general, los ecosistemas existen, existen ecosistemas dependientes del fuego, como se dan en la mayoría de los bosques de pino, donde ocurren incendios forestales naturales.

“Esto significa que contienen especies adaptadas al incendio y que una vez que esto sucede pues disminuye la acumulación de biomasa o vegetación acumulada, y el fuego regular estas condiciones de vegetación en los bosques”
, explicó la ingeniera Rodríguez Gómez.

Estos incendios ayudan a la disminución de la cantidad de biomasa y a la mineralización de los suelos, presentando efectos positivos a la regeneración natural del ecosistema incendiado.

“Si bien es cierto que los incendios forestales podrían generar o pensar que son problema grave, estos han sido parte de la dinámica de los ecosistemas forestales y del ambiente evolutivo de su biodiversidad, por lo que el enfoque convención de supresión puede ir siendo reemplazado por un enfoque del manejo del fuego”, aseguró la entrevistada.

Ante esto se debería desmitificar el gran daño que ocasiona el fuego a los bosques, pues normalmente se está acostumbrados a decir: “Hay que apagar un incendio forestal”, sin conocer estos beneficios.

El negar el incendio natural ocasiona un problema al ecosistema, por ello hablar de incendios forestales es hablar de “supresión” por abonar a la acumulación de material combustible.

¿Todos los bosques necesitan de fuego?

De acuerdo con la Guía para Comunicadores de Incendios Forestales, publicada en el 2010 por la CONAFOR, la importancia del fuego en los ecosistemas es un asunto complejo, ya que como sociedad pro ambiental, los incendios forestales están asociados a la destrucción y el daño.

Sin embargo, el fuego y los ecosistemas han establecido relaciones, donde incluso algunos ecosistemas han desarrollado adaptaciones para depender de sus efectos, traduciéndose en beneficios.

Estos beneficios se traducen en la reducción de competencia por malezas, el saneamiento y/o control de enfermedades entre las plantas, la liberación e incorporación de nutrientes y, en algunos casos, la germinación de algunas semillas. En México, los ecosistemas dependientes del fuego se encuentran en varias regiones, como la central.

Incluso, hay estudios que demuestran que en el noroeste hay matorrales mantenidos por incendios relativamente poco frecuentes, con períodos de incendios entre 30 y 100 años.

Siguiendo con el mismo documento consultado, estos ecosistemas incluyen géneros vegetativos como Arctostaphylos, Ceanothus, Pinus, Quercus y Garrya, entre muchos otros como encinos arbustivos en México central o: Q. frutex, Q. microphylla, y Q. repanda.

“(En estos ecosistemas) los incendios superficiales, ocurren cada dos a diez años. Estos pinos se regeneran bien sobre sitios quemados, donde el fuego ha removido la barrera de zacate y materia orgánica acumulada para que la semilla pueda hacer contacto con el suelo mineral.

“Cuentan con corteza gruesa, aislante, que protege al bosque de las temperaturas letales del fuego. Muchas especies recuperan follaje cuando parte de su copa ha sido afectada por el incendio”
, dice la CONAFOR acerca de la importancia del fuego natural en los bosques.

Regeneran los ecosistemas

El uso de las quemas prescritas que maneja CONAFOR o de la Protectora de Bosques del Estado de México (Probosque) es una herramienta silvícola para inducir condiciones deseadas de estructura, composición y regeneración del bosque.

“Se crean condiciones de suelo apropiadas para la regeneración natural o para controlar la acumulación de combustibles forestales”, refirió la especialista en temas ambientales.

En los bosques de pino es donde hay especies que requieren la presencia de fuego para abrir sus conos, por lo que es necesario el fuego natural aquí.

Originado por la presencia de rayos para que se produzcan los incendios forestales naturales, o por erupciones volcánicas. Aunque no es un tema explosivo de este tipo de vegetación.

En México, los incendios naturales en regiones forestales no son frecuentes ni porcentualmente significativos.

La presión del humano que está ejerciendo con la naturaleza ha hecho que el mismo hombre sea el que provoque los incendios con diferentes objetivos, el más común: cambio de tipo de uso de suelo.

El cambio climático sigue siendo uno de los principales factores para que en el país se tengan cantidad de incendios cada temporada de estiaje. Ya que las temporadas de secas son más prolongadas, retrasando las lluvias.

“El cambio climático, lo que ha generado es que estos incendios cada vez son más grandes, más intensos y con efectos más severos y en condiciones más difíciles de combatir, esto sin duda es debido al clima”, explicó la ingeniera forestal.

Afectando directamente a los bosques, animales, cielos enrojecidos por el fuego y humo, las personas combatientes y aquellos que son obligados a desplazarse por las llamas que amenazan a su comunidad.

De acuerdo con la clasificación de la CONAFOR, los incendios se clasifican en: accidentales, negligencias, intencionales y naturales.

Los incendios forestales que suceden de manera natural tienen una función específica: regenerar el ecosistema de los bosques.

De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) el 99% de los incendios forestales en México son provocados por un error humano mientras que el 1% restante se da de manera natural, a causa de fenómenos naturales como descargas eléctricas y la erupción de volcanes los cuales benefician la regeneración de suelos en los bosques.

En entrevista con El Sol de Toluca, la ingeniera forestal Alejandra Rodríguez Gómez platicó acerca de los beneficios que tienen los incendios en las zonas boscosas, pues dijo que estos ayudan a regenerar los ecosistemas.

“Si bien es cierto que (los incendios) tienen efectos que podían manejarse como catastróficos, también existen algunos efectos de beneficio a los bosques”, puntualizó.

De acuerdo con investigaciones que han realizado desde su área profesional, los incendios forestales naturales están controlados por el clima, como las tormentas que hacen que caigan rayos, la forma geográfica del terreno y las condiciones de la vegetación; dándose principalmente en la región norte del país, donde abundan los bosques de pino.

“En general, los ecosistemas existen, existen ecosistemas dependientes del fuego, como se dan en la mayoría de los bosques de pino, donde ocurren incendios forestales naturales.

“Esto significa que contienen especies adaptadas al incendio y que una vez que esto sucede pues disminuye la acumulación de biomasa o vegetación acumulada, y el fuego regular estas condiciones de vegetación en los bosques”
, explicó la ingeniera Rodríguez Gómez.

Estos incendios ayudan a la disminución de la cantidad de biomasa y a la mineralización de los suelos, presentando efectos positivos a la regeneración natural del ecosistema incendiado.

“Si bien es cierto que los incendios forestales podrían generar o pensar que son problema grave, estos han sido parte de la dinámica de los ecosistemas forestales y del ambiente evolutivo de su biodiversidad, por lo que el enfoque convención de supresión puede ir siendo reemplazado por un enfoque del manejo del fuego”, aseguró la entrevistada.

Ante esto se debería desmitificar el gran daño que ocasiona el fuego a los bosques, pues normalmente se está acostumbrados a decir: “Hay que apagar un incendio forestal”, sin conocer estos beneficios.

El negar el incendio natural ocasiona un problema al ecosistema, por ello hablar de incendios forestales es hablar de “supresión” por abonar a la acumulación de material combustible.

¿Todos los bosques necesitan de fuego?

De acuerdo con la Guía para Comunicadores de Incendios Forestales, publicada en el 2010 por la CONAFOR, la importancia del fuego en los ecosistemas es un asunto complejo, ya que como sociedad pro ambiental, los incendios forestales están asociados a la destrucción y el daño.

Sin embargo, el fuego y los ecosistemas han establecido relaciones, donde incluso algunos ecosistemas han desarrollado adaptaciones para depender de sus efectos, traduciéndose en beneficios.

Estos beneficios se traducen en la reducción de competencia por malezas, el saneamiento y/o control de enfermedades entre las plantas, la liberación e incorporación de nutrientes y, en algunos casos, la germinación de algunas semillas. En México, los ecosistemas dependientes del fuego se encuentran en varias regiones, como la central.

Incluso, hay estudios que demuestran que en el noroeste hay matorrales mantenidos por incendios relativamente poco frecuentes, con períodos de incendios entre 30 y 100 años.

Siguiendo con el mismo documento consultado, estos ecosistemas incluyen géneros vegetativos como Arctostaphylos, Ceanothus, Pinus, Quercus y Garrya, entre muchos otros como encinos arbustivos en México central o: Q. frutex, Q. microphylla, y Q. repanda.

“(En estos ecosistemas) los incendios superficiales, ocurren cada dos a diez años. Estos pinos se regeneran bien sobre sitios quemados, donde el fuego ha removido la barrera de zacate y materia orgánica acumulada para que la semilla pueda hacer contacto con el suelo mineral.

“Cuentan con corteza gruesa, aislante, que protege al bosque de las temperaturas letales del fuego. Muchas especies recuperan follaje cuando parte de su copa ha sido afectada por el incendio”
, dice la CONAFOR acerca de la importancia del fuego natural en los bosques.

Regeneran los ecosistemas

El uso de las quemas prescritas que maneja CONAFOR o de la Protectora de Bosques del Estado de México (Probosque) es una herramienta silvícola para inducir condiciones deseadas de estructura, composición y regeneración del bosque.

“Se crean condiciones de suelo apropiadas para la regeneración natural o para controlar la acumulación de combustibles forestales”, refirió la especialista en temas ambientales.

En los bosques de pino es donde hay especies que requieren la presencia de fuego para abrir sus conos, por lo que es necesario el fuego natural aquí.

Originado por la presencia de rayos para que se produzcan los incendios forestales naturales, o por erupciones volcánicas. Aunque no es un tema explosivo de este tipo de vegetación.

En México, los incendios naturales en regiones forestales no son frecuentes ni porcentualmente significativos.

La presión del humano que está ejerciendo con la naturaleza ha hecho que el mismo hombre sea el que provoque los incendios con diferentes objetivos, el más común: cambio de tipo de uso de suelo.

El cambio climático sigue siendo uno de los principales factores para que en el país se tengan cantidad de incendios cada temporada de estiaje. Ya que las temporadas de secas son más prolongadas, retrasando las lluvias.

“El cambio climático, lo que ha generado es que estos incendios cada vez son más grandes, más intensos y con efectos más severos y en condiciones más difíciles de combatir, esto sin duda es debido al clima”, explicó la ingeniera forestal.

Afectando directamente a los bosques, animales, cielos enrojecidos por el fuego y humo, las personas combatientes y aquellos que son obligados a desplazarse por las llamas que amenazan a su comunidad.

De acuerdo con la clasificación de la CONAFOR, los incendios se clasifican en: accidentales, negligencias, intencionales y naturales.

Local

Sancionarán con arresto y multas a quienes no usen cubrebocas en Cuautitlán

También se impondrá una penalidad a los propietarios de establecimientos comerciales que no cuenten dentro de sus locales con gel antibacterial; es el segundo municipio del Edomex que toma una medida similar

Local

Inicia jornada de vacunación contra Covid-19 para adolescentes de 15 a 17 años en Ecatepec

Las autoridades locales informaron que para este proceso se contarán con 9 módulos los cuales operarán de 09:00 a 17:00 horas

Local

Inicia el proceso de inscripciones para el nuevo ciclo escolar de la UAEM

Cuenta con 52 espacios académicos, de los cuales 10 corresponden al nivel medio superior y 42 a estudios profesionales

Política

Hangar presidencial paga 2.2 mdp de agua

Ahí está estacionado el avión que López Obrador no ha podido vender desde que inició su gobierno

Tecnología

¿Cuál es la plataforma de streaming más barata para escuchar música?

En la batalla por ganar más usuarios los costos también son clave a la hora de elegir el servicio

Local

Municipios recibieron más de 6 mil de pesos antes de las nuevas administraciones

Toluca y Naucalpan obtuvieron cada uno más de 400 mdp, pero su gasto en servicios personales era mayor

Deportes

¿Cuándo y dónde ver el partido Jamaica vs México?

El encuentro será parte de las eliminatorias mundialistas rumbo a Qatar 2022

Cultura

¿Qué historia hay detrás de la terminación “ez” en los apellidos?

Martínez, Rodríguez, González o López, tienen sus orígenes en el siglo XIII de la Edad Media

Política

Crean frente para frenar contaminación de Río Bravo

La cuenca involucra a ocho estados, cinco del lado mexicano y tres del lado estadounidense