/ jueves 16 de mayo de 2019

Cuando la contaminación acabó con miles de vidas

Dicho evento cobró la vida de miles de personas por lo que es considerado como uno de los episodios más sombríos en la historia


Los incendios ocurridos en los últimos días en nuestro territorio han dejado altos niveles de contaminación, pese a esto no se declaró contingencia ambiental inmediatamente debido a la falta de protocolos de actuación para este tipo de partículas.

Esta no es la primera crisis de este tipo en el mundo, pues una de las más recordadas ocurrió durante 1952 en Londres, Inglaterra, dejando un saldo de más de 4 mil muertos en tan solo 4 días.

Del 5 a 9 de diciembre de 1952, la ciudad de Londres vivió lo que posteriormente se conocería como "La Gran Niebla". En realidad esa "niebla" estaba formada por humo y partículas contaminantes.

Por si no lo viste | Cómo evitar que la contaminación dañe tu piel

Para ponernos en contexto hay que saber dos cosas: la primera es que ese invierno fue más frío que el de años anteriores; segundo, en aquella época la principal fuente de calor eran calefacciones que funcionaban con carbón, material con el que también trabajan las industrias.

La combinación de dichos factores provocó que la "niebla" se acumulara en la capital británica. La realidad es que esta nube llegó a ser tan espesa que era casi imposible ver a través de ella por la noche, mientras que de día daba una visibilidad de unos cuantos metros.

De acuerdo con la BBC, los crímenes aumentaron pues los delincuentes aprovechaban el denso smog para robar sin ser vistos. Los pájaros chocaban con los edificios y los automovilistas abandonaban sus carros pues no podía ver nada al conducir.

Para darnos una idea de la gravedad del asunto, de acuerdo con La Jornada, los habitantes de Londres respiraron veneno puro en forma de 2 mil toneladas de dióxido de carbón, 140 toneladas de ácido clorhídrico, 14 toneladas de compuestos de fluorita y 370 toneladas de dióxido de sulfuro que se convierte en ácido sulfúrico al unirse con oxígeno o agua.

La cifra de muertes en esos 4 días se estima en 4 mil, aunque expertos consideran que este evento tomó la vida de entre 8 y 12 mil personas.

También puedes leer | Contaminación aumenta riesgo de enfermedades respiratorias y diabetes

La "Gran Niebla" terminó el 9 de diciembre gracias a la llegada de un fuerte viento del oeste que ayudó a disipar los contaminantes.


Los incendios ocurridos en los últimos días en nuestro territorio han dejado altos niveles de contaminación, pese a esto no se declaró contingencia ambiental inmediatamente debido a la falta de protocolos de actuación para este tipo de partículas.

Esta no es la primera crisis de este tipo en el mundo, pues una de las más recordadas ocurrió durante 1952 en Londres, Inglaterra, dejando un saldo de más de 4 mil muertos en tan solo 4 días.

Del 5 a 9 de diciembre de 1952, la ciudad de Londres vivió lo que posteriormente se conocería como "La Gran Niebla". En realidad esa "niebla" estaba formada por humo y partículas contaminantes.

Por si no lo viste | Cómo evitar que la contaminación dañe tu piel

Para ponernos en contexto hay que saber dos cosas: la primera es que ese invierno fue más frío que el de años anteriores; segundo, en aquella época la principal fuente de calor eran calefacciones que funcionaban con carbón, material con el que también trabajan las industrias.

La combinación de dichos factores provocó que la "niebla" se acumulara en la capital británica. La realidad es que esta nube llegó a ser tan espesa que era casi imposible ver a través de ella por la noche, mientras que de día daba una visibilidad de unos cuantos metros.

De acuerdo con la BBC, los crímenes aumentaron pues los delincuentes aprovechaban el denso smog para robar sin ser vistos. Los pájaros chocaban con los edificios y los automovilistas abandonaban sus carros pues no podía ver nada al conducir.

Para darnos una idea de la gravedad del asunto, de acuerdo con La Jornada, los habitantes de Londres respiraron veneno puro en forma de 2 mil toneladas de dióxido de carbón, 140 toneladas de ácido clorhídrico, 14 toneladas de compuestos de fluorita y 370 toneladas de dióxido de sulfuro que se convierte en ácido sulfúrico al unirse con oxígeno o agua.

La cifra de muertes en esos 4 días se estima en 4 mil, aunque expertos consideran que este evento tomó la vida de entre 8 y 12 mil personas.

También puedes leer | Contaminación aumenta riesgo de enfermedades respiratorias y diabetes

La "Gran Niebla" terminó el 9 de diciembre gracias a la llegada de un fuerte viento del oeste que ayudó a disipar los contaminantes.

Policiaca

Cuatro mujeres pierden la vida durante una riña en una comunidad de Ixtlahuaca

Presuntamente un hombre las habría arrollado con su camioneta dejando a otras personas lesionadas; pobladores impiden el paso a peritos

Local

#Galería | Pasean por la agricultura en Santa Ana Tlapaltitlán

Recorren calles con yuntas, bicis, camionetas, tractores y hasta motos, con imágenes de San Isidro Labrador

Policiaca

Detienen a tres; los relacionan con homicidio de funcionario y otra persona en Toluca

Los sospechosos viajaban en auto con reporte de robo y trasladaban supuesta droga al momento de su detención

Deportes

Mexiquenses ganan el oro en Copa Mundial de Pentatlón en Bulgaria

Tamara Vega y Emiliano Hernández lograron objetivos en la prueba de relevos mixtos

Tecnología

¿Cómo activar la lupa en los smartphones para una mejor visualización?

Tanto los dispositivos con Android e iOS poseen esta herramienta que puede ser muy útil

Local

Aumentaron precios de materiales como acero y varilla en un 150%

Las obras se encarecieron en un 80% por la pandemia, la inflación y la guerra

Local

Rutas del Sur: caminos acechados por la inseguridad

Recientemente diferentes fuerzas de seguridad, incluido el ejército, aplicó un operativo de refuerzo en la zona sur tras las agresiones en Sultepec ocurridas a inicios de mayo

Doble Vía

Las momias de Toluca: la misteriosa historia detrás de ellas

No se sabe con exactitud de dónde vienen ni cómo murieron; solo que la tragedia las ha acompañado por siglos