/ viernes 11 de octubre de 2019

El mundo de los juegos de mesa modernos

La convivencia social de los jóvenes de hoy esta acompañada de este hobby que alienta a la creatividad

Cuando se piensa en juegos de mesa vienen a la mente nombres como turista mundial, damas chinas o dominó. En general se tiene la creencia que un juego de mesa es una opción para cuando “no se puede hacer nada más”, como una tarde lluviosa o un día sin electricidad.

Pese a esta concepción hoy en día existe una gran variedad de títulos, y quienes estamos en este hobby denominamos a este fenómeno como “la edad dorada” de los juegos de mesa, en el sentido de que nunca antes se habían publicado títulos al ritmo al que actualmente se publican.

Pero, ¿Cómo son los juegos de mesa modernos? En general, un juego es un conjunto de componentes (piezas, tablero, cartas) que suelen colocarse en una superficie plana, donde quienes participan se apegan a un conjunto de reglas para intentar obtener el mejor desempeño. La riqueza del hobby radica en la variedad de títulos, y es que existen juegos que pueden interesar desde a un niño de 3 años (como Rhino Hero), hasta a un adulto mayor (como Azul).

Asimismo, al contar con temáticas variadas, nos podemos encontrar con juegos que simulan el desarrollo de un viñedo, la administración de granjas, restaurantes, cocinas u hospitales, carreras, comercio, exploración espacial, incluso existen títulos que se basan en franquicias ya establecidas, como Guerra del Anillo, que intenta revivir la lucha por la Tierra Media de Tolkien.

¿Juegos modernos?

De acuerdo con el portal Devir, encargado en la difusión y promoción de este tipo de entretenimiento en los inicios de los juegos modernos no está especificado, pero se sabe que a mediados de los años 80 los juegos de mesa modernos tomaron forma hasta el día de hoy, donde se editan más de 5000 títulos de juegos distintos por año, teniendo como una de las principales características el uso de temáticas sobre las cuales se construyen.

Los juegos de mesa clásicos son más bien abstractos y ponen la mecánica por sobre el resto. En los juegos modernos la mecánica sigue siendo lo más importante pues es lo que hace entretenido a un juego, pero esta va en servicio a un tema determinado.

Asimismo dichos juegos son más complejos que los clásicos porque pueden incluir más de un elemento en juego. Mientras los juegos clásicos utilizan un solo elemento de juego como cartas, dados, papeles, un tablero con fichas, o pueden tenerlos todos a la vez.

En general los juegos clásicos son construidos para usarse bajo su propio set de reglas y nada más. Mientras una baraja inglesa te permite jugar diferentes juegos, cuando compras tu copia de Catan, Coloretto, Código Secreto o La Resistencia: Avalon, esa copia te permitirá solo jugar la experiencia para la cual fue diseñada.

De igual forma el portal destaca que no es casualidad que los nombres de cada uno de los juegos vaya fuera de la caja debido a que, al igual que con una película o un videojuego, el hecho de saber quién es la mente detrás de un juego de mesa moderno nos puede empezar a dar pistas sobre los elementos que tendrán.

Como resultado de esto los usuarios más avanzados sabrán reconocer a sus autores e incluso tendrán algunos favoritos y otros que evitar. Y eso se da exclusivamente porque, al final de cuentas, los juegos de mesa modernos, más allá de divertirnos y de reunirnos en torno a un espacio en común, son también una forma de expresión que busca reflejar la realidad o diferentes historias bajo una mirada lúdica que nuestra mente también va desarrollando con el tiempo.

Si te gustaría conocer más de los juegos de mesa, te recomendamos seguir la cuenta de Instagram @EnsaladaDePuntos_

Cuando se piensa en juegos de mesa vienen a la mente nombres como turista mundial, damas chinas o dominó. En general se tiene la creencia que un juego de mesa es una opción para cuando “no se puede hacer nada más”, como una tarde lluviosa o un día sin electricidad.

Pese a esta concepción hoy en día existe una gran variedad de títulos, y quienes estamos en este hobby denominamos a este fenómeno como “la edad dorada” de los juegos de mesa, en el sentido de que nunca antes se habían publicado títulos al ritmo al que actualmente se publican.

Pero, ¿Cómo son los juegos de mesa modernos? En general, un juego es un conjunto de componentes (piezas, tablero, cartas) que suelen colocarse en una superficie plana, donde quienes participan se apegan a un conjunto de reglas para intentar obtener el mejor desempeño. La riqueza del hobby radica en la variedad de títulos, y es que existen juegos que pueden interesar desde a un niño de 3 años (como Rhino Hero), hasta a un adulto mayor (como Azul).

Asimismo, al contar con temáticas variadas, nos podemos encontrar con juegos que simulan el desarrollo de un viñedo, la administración de granjas, restaurantes, cocinas u hospitales, carreras, comercio, exploración espacial, incluso existen títulos que se basan en franquicias ya establecidas, como Guerra del Anillo, que intenta revivir la lucha por la Tierra Media de Tolkien.

¿Juegos modernos?

De acuerdo con el portal Devir, encargado en la difusión y promoción de este tipo de entretenimiento en los inicios de los juegos modernos no está especificado, pero se sabe que a mediados de los años 80 los juegos de mesa modernos tomaron forma hasta el día de hoy, donde se editan más de 5000 títulos de juegos distintos por año, teniendo como una de las principales características el uso de temáticas sobre las cuales se construyen.

Los juegos de mesa clásicos son más bien abstractos y ponen la mecánica por sobre el resto. En los juegos modernos la mecánica sigue siendo lo más importante pues es lo que hace entretenido a un juego, pero esta va en servicio a un tema determinado.

Asimismo dichos juegos son más complejos que los clásicos porque pueden incluir más de un elemento en juego. Mientras los juegos clásicos utilizan un solo elemento de juego como cartas, dados, papeles, un tablero con fichas, o pueden tenerlos todos a la vez.

En general los juegos clásicos son construidos para usarse bajo su propio set de reglas y nada más. Mientras una baraja inglesa te permite jugar diferentes juegos, cuando compras tu copia de Catan, Coloretto, Código Secreto o La Resistencia: Avalon, esa copia te permitirá solo jugar la experiencia para la cual fue diseñada.

De igual forma el portal destaca que no es casualidad que los nombres de cada uno de los juegos vaya fuera de la caja debido a que, al igual que con una película o un videojuego, el hecho de saber quién es la mente detrás de un juego de mesa moderno nos puede empezar a dar pistas sobre los elementos que tendrán.

Como resultado de esto los usuarios más avanzados sabrán reconocer a sus autores e incluso tendrán algunos favoritos y otros que evitar. Y eso se da exclusivamente porque, al final de cuentas, los juegos de mesa modernos, más allá de divertirnos y de reunirnos en torno a un espacio en común, son también una forma de expresión que busca reflejar la realidad o diferentes historias bajo una mirada lúdica que nuestra mente también va desarrollando con el tiempo.

Si te gustaría conocer más de los juegos de mesa, te recomendamos seguir la cuenta de Instagram @EnsaladaDePuntos_