/ domingo 16 de junio de 2019

Aumentan casos de cutting en adolescentes: CICMED

Algunas causas de este trastorno son por imitación a amigas, compañeras o para generarse una sensación de alivio, paz y tranquilidad ante en un dolor emocional


El cutting o el cortarse la piel en zonas poco visibles ha aumentado en adolescentes, lo cual es un fenómeno preocupante, sostuvo la responsable del área de salud mental del Centro de Investigaciones en Ciencias Médicas de la UAEM , Francisca Aurelia Ruiz Vázquez.

Por si no lo viste | Detectan casos de niños que acuden a grupos de Alcohólicos Anónimos

La especialista expresó que una vez detectada esa conducta es necesario que los padres o tutores brinden atención profesional ya que muchas veces la intensidad en el corte de la piel depende del estado de ánimo del menor aunque tienden hacerlo regularmente en las piernas, muñecas, cadera o en donde no es visible por el uso de la ropa.

Habrá que tener cuidado con nuestro jóvenes tienden al vandalismo, la prostitución, la desobediencia son muchas conductas.

Expresó que algunas causas de este trastorno son por imitación a amigas, compañeras o para generarse una sensación de alivio, paz y tranquilidad ante en un dolor emocional y con ello creen lo sanan, lo cual es sólo un estereotipo al interior de sus pensamientos.

Puntualizó que los adolescentes son quienes requieren de mayor atención pues muchas veces los padres o tutores se cansan de su rebeldía, enojo, desobediencia, pero es cuando más necesitan de ayuda debido a que experimentan cambios físicos y psicológicos.

Ruiz Vázquez comentó que algunos jóvenes han declarado hacerse daño con varios tipos de navajas entre ellas las del sacapuntas por lo que exhortó a los padres a no desatenderlos a pesar de que su comportamiento no sea el más óptimo y no quieran lidiar con ellos, no hay que dejarlos solos.

Reconoció la importancia de los padres para realizar un esfuerzo y brindarles a sus hijos alimentación, vivienda y educación sin embargo destacó que también es necesaria la convivencia familiar y social así como la recreación.

Por último destacó que el grueso de la población atendida en el Centro son infantes, adolescentes y adultos hasta 30 años de edad.


El cutting o el cortarse la piel en zonas poco visibles ha aumentado en adolescentes, lo cual es un fenómeno preocupante, sostuvo la responsable del área de salud mental del Centro de Investigaciones en Ciencias Médicas de la UAEM , Francisca Aurelia Ruiz Vázquez.

Por si no lo viste | Detectan casos de niños que acuden a grupos de Alcohólicos Anónimos

La especialista expresó que una vez detectada esa conducta es necesario que los padres o tutores brinden atención profesional ya que muchas veces la intensidad en el corte de la piel depende del estado de ánimo del menor aunque tienden hacerlo regularmente en las piernas, muñecas, cadera o en donde no es visible por el uso de la ropa.

Habrá que tener cuidado con nuestro jóvenes tienden al vandalismo, la prostitución, la desobediencia son muchas conductas.

Expresó que algunas causas de este trastorno son por imitación a amigas, compañeras o para generarse una sensación de alivio, paz y tranquilidad ante en un dolor emocional y con ello creen lo sanan, lo cual es sólo un estereotipo al interior de sus pensamientos.

Puntualizó que los adolescentes son quienes requieren de mayor atención pues muchas veces los padres o tutores se cansan de su rebeldía, enojo, desobediencia, pero es cuando más necesitan de ayuda debido a que experimentan cambios físicos y psicológicos.

Ruiz Vázquez comentó que algunos jóvenes han declarado hacerse daño con varios tipos de navajas entre ellas las del sacapuntas por lo que exhortó a los padres a no desatenderlos a pesar de que su comportamiento no sea el más óptimo y no quieran lidiar con ellos, no hay que dejarlos solos.

Reconoció la importancia de los padres para realizar un esfuerzo y brindarles a sus hijos alimentación, vivienda y educación sin embargo destacó que también es necesaria la convivencia familiar y social así como la recreación.

Por último destacó que el grueso de la población atendida en el Centro son infantes, adolescentes y adultos hasta 30 años de edad.