/ miércoles 23 de junio de 2021

¿Adicto a la comida? Con estas señales podrás saber si lo eres o no

Cerca del 95% de las personas que han sido comedoras compulsivas y consiguen perder peso, lo recuperan después

La comida y las drogas liberan dopamina al cerebro, esta sustancia es un neurotransmisor que controla el placer, sin embargo el excederse causa una adicción donde la persona lo único que piensa es seguir alimentándose sin control lo que deriva en diversos problemas de salud y sociales.

Los comedores compulsivos tienen siempre antojos intensos, sobre todo aquellos alimentos dulces, salados y altos en calorías.

Un estudio en la Universidad de Yale, halló que en personas con hábitos alimenticios adictivos, la sola vista de una malteada activó las mismas zonas de placer en el cerebro que la cocaína en personas adictas a esta sustancia, incluso en algunos casos consideran a la comida más adictiva que el crack, en otro estudio del 2007 encontraron que las ratas prefieren la bebida azucarada que la cocaína.

Lo anterior se detalla en el artículo: la adicción a la comida, publicado el pasado 21 de junio en el portal algarabía, donde enlista las consecuencias que enfrentan las personas en esta situación, desde la negación hasta los tratamientos fallidos.

Dos de los principales síntomas que ayudan a detectar una adicción son la tolerancia y el síndrome de abstinencia, la incomodidad física y psicológica cuando no se consume la sustancia, por ejemplo las personas que comen muchas galletas, frituras o alimentos procesados tienen un antojo permanente, aun cuando estén altamente motivados para cambiar la manera de alimentarse.

Por lo que toca al tema de la negación una persona con adicción a la comida, esta piensa que sólo le gusta mucho comer y que pueden dejarlo cuando quiera, pero resulta que no es así.

Y como sucede con las drogas donde existen intentos repetidos y fallidos en la rehabilitación, al final casi siempre se regresa a los viejos hábitos, cerca del 95% de las personas que han sido comedoras compulsivas y consiguen perder peso, lo recuperan después.

También es una realidad que el consumo de drogas y de comida ocasiona vergüenza y aislamiento. Así como los drogadictos que se alejan de sus seres queridos, los comedores compulsivos tienen conductas como esconder evidencia de lo que han comido, comer a solas o escondidos y sentir una inmensa culpa después de comer, lo que los conduce a comer de nuevo.

Otras consecuencias son el renunciar a muchas actividades porque se sienten avergonzados de su cuerpo, diversos estudios demuestran que las personas con adicción a la comida son discriminadas en ambientes escolares y laborales.

Aquellos que tienen adicción a la comida enfrentan graves consecuencias, como enfermedades cardiacas o diabetes, depresión y déficit de atención, así como una disminución general de la calidad de vida.

La comida y las drogas liberan dopamina al cerebro, esta sustancia es un neurotransmisor que controla el placer, sin embargo el excederse causa una adicción donde la persona lo único que piensa es seguir alimentándose sin control lo que deriva en diversos problemas de salud y sociales.

Los comedores compulsivos tienen siempre antojos intensos, sobre todo aquellos alimentos dulces, salados y altos en calorías.

Un estudio en la Universidad de Yale, halló que en personas con hábitos alimenticios adictivos, la sola vista de una malteada activó las mismas zonas de placer en el cerebro que la cocaína en personas adictas a esta sustancia, incluso en algunos casos consideran a la comida más adictiva que el crack, en otro estudio del 2007 encontraron que las ratas prefieren la bebida azucarada que la cocaína.

Lo anterior se detalla en el artículo: la adicción a la comida, publicado el pasado 21 de junio en el portal algarabía, donde enlista las consecuencias que enfrentan las personas en esta situación, desde la negación hasta los tratamientos fallidos.

Dos de los principales síntomas que ayudan a detectar una adicción son la tolerancia y el síndrome de abstinencia, la incomodidad física y psicológica cuando no se consume la sustancia, por ejemplo las personas que comen muchas galletas, frituras o alimentos procesados tienen un antojo permanente, aun cuando estén altamente motivados para cambiar la manera de alimentarse.

Por lo que toca al tema de la negación una persona con adicción a la comida, esta piensa que sólo le gusta mucho comer y que pueden dejarlo cuando quiera, pero resulta que no es así.

Y como sucede con las drogas donde existen intentos repetidos y fallidos en la rehabilitación, al final casi siempre se regresa a los viejos hábitos, cerca del 95% de las personas que han sido comedoras compulsivas y consiguen perder peso, lo recuperan después.

También es una realidad que el consumo de drogas y de comida ocasiona vergüenza y aislamiento. Así como los drogadictos que se alejan de sus seres queridos, los comedores compulsivos tienen conductas como esconder evidencia de lo que han comido, comer a solas o escondidos y sentir una inmensa culpa después de comer, lo que los conduce a comer de nuevo.

Otras consecuencias son el renunciar a muchas actividades porque se sienten avergonzados de su cuerpo, diversos estudios demuestran que las personas con adicción a la comida son discriminadas en ambientes escolares y laborales.

Aquellos que tienen adicción a la comida enfrentan graves consecuencias, como enfermedades cardiacas o diabetes, depresión y déficit de atención, así como una disminución general de la calidad de vida.

Local

Comerciantes de nuez del Edomex, preocupados por el regreso a semáforo naranja   

Temen la posible cancelación del Festival de la Nuez de Castilla debido a la alta cifra de contagios de Covid-19 en la entidad durante los últimos días

Local

Ciclistas protestan por muertes viales en Metepec

Integrantes del colectivo Bicionarias instalaron una ofrenda para don Pedro, peatón que falleció atropellado por un camión de transporte público en Metepec

Local

¿Qué actividades estarán permitidas en el Edomex tras el retorno al semáforo naranja?

De acuerdo con la información publicada en la Gaceta de Gobierno, gran parte de los establecimientos sólo podrán hacerlo a la mitad de su capacidad; sin embargo, en algunos casos será menor

Sociedad

Ocultan en tiraderos de Cancún toneladas de sargazo

Los empresarios admiten que los tiraderos clandestinos son un problema real, pues faltan estaciones para el tratamiento de miles de toneladas

Gossip

Rosita Pelayo comparte cómo ser feliz aun con las desgracias

Rosita Pelayo presenta su conferencia en la reapertura de El Círculo Teatral

Cultura

La literatura, el refugio de Mayra Santos-Febres

La novela evoca los momentos de mayor miedo y crisis que la población de Puerto Rico

Gossip

Arath de la Torre vuelve como Don Juan en El Tenorio Cómico

Con más de 30 años de carrera, Arath de la Torre piensa diversificarse en la dirección de escena y como productor

Cultura

María Dueñas, referente literario con sensibilidad femenina

Con más de 70 ediciones y traducida a 40 idiomas, la primera novela de María Dueñas la convirtió en un referente literario

Sociedad

Chigmecatitlán, único municipio de Puebla sin Covid-19

El municipio de Puebla es el único del estado sin casos sospechosos, ni defunciones por el coronavirus