/ viernes 22 de mayo de 2020

Jóvenes, relaciones tóxicas y sus detonantes

Especialistas indican que la toxicidad de una relación también tiene niveles y para poder definirlo se deben tomar en cuenta incluso los aspectos de violencia, aun cuando estos pueden o no ser percibidos.


Desde el 2010 es muy común escuchar o leer, conversaciones de jóvenes que viven una relación tóxica, es decir: destructiva; sin embargo, dicha situación no sólo se refiere al aspecto sentimental sino también a las relaciones laborales, sociales y familiares, explicó el psicólogo clínico por la Máxima Casa de Estudios mexiquense, Erick Arturo Escandón Pérez.

Durante la conferencia virtual impartida a través de Facebook Live, el experto en salud mental definió una relación tóxica como disfuncional, y a partir de ello, exhortó a la población a plantearse el analizar cómo son sus relaciones de pareja, laborales, familiares y sociales.

Escandón Pérez indicó que la toxicidad de una relación también tiene niveles y para poder definirlo se deben tomar en cuenta incluso los aspectos de violencia, aún cuando éstos pueden o no ser percibidos.

¿Cómo identificarla?

Para poder identificar si se tiene una relación destructiva o tóxica, hay distintos factores que deben ser tomados en consideración tales como la inseguridad y la falta de comunicación, entre otras.

Según lo mencionado por el especialista, otras causales o detonantes de relación sentimental tóxica pueden ser el no manifestar límites dentro de la relación, no manifestar las posibles situaciones de celos, el miedo a perder a la pareja y las dudas o desconfianza.

A estas se suman la diferencia de expectativas, el apego sexual, dependencia, y diferencias en los rasgos de la personalidad, así como el no expresar los malestares o los causantes de inconformidades, la lucha de poder y hasta la violencia.

En el caso de las situaciones de violencia, esta puede manifestarse de manera leve, moderada o extrema, lo que deriva en violencia familiar, indicó el psicólogo clínico.

¿Cómo tener una relación saludable?

Para garantizar una relación saludable en cualquier ámbito es necesario que los involucrados pongan de su parte, sobre todo al momento de la resolución de conflictos.

En el caso de las relaciones de pareja, lo ideal es elegir a alguien que tenga similitudes sobre las expectativas de vida, proyectos de vida, valores, entre otros, pues de esta manera habrá un equilibrio y armonía dentro de la relación.

Erick Escandón puntualizó que si bien una relación puede llegar a ser aburrida, estas deben ser afines para ambos pues, de lo contrario, pueden generarse discrepancias que a la larga pueden afectar la relación.

Finalmente recomendó tomar terapia individual y de pareja preventiva, pues a través de este proceso se fortalecerá la relación y en caso de enfrentar una situación de conflicto, podrá ser solucionado de la mejor manera.


Desde el 2010 es muy común escuchar o leer, conversaciones de jóvenes que viven una relación tóxica, es decir: destructiva; sin embargo, dicha situación no sólo se refiere al aspecto sentimental sino también a las relaciones laborales, sociales y familiares, explicó el psicólogo clínico por la Máxima Casa de Estudios mexiquense, Erick Arturo Escandón Pérez.

Durante la conferencia virtual impartida a través de Facebook Live, el experto en salud mental definió una relación tóxica como disfuncional, y a partir de ello, exhortó a la población a plantearse el analizar cómo son sus relaciones de pareja, laborales, familiares y sociales.

Escandón Pérez indicó que la toxicidad de una relación también tiene niveles y para poder definirlo se deben tomar en cuenta incluso los aspectos de violencia, aún cuando éstos pueden o no ser percibidos.

¿Cómo identificarla?

Para poder identificar si se tiene una relación destructiva o tóxica, hay distintos factores que deben ser tomados en consideración tales como la inseguridad y la falta de comunicación, entre otras.

Según lo mencionado por el especialista, otras causales o detonantes de relación sentimental tóxica pueden ser el no manifestar límites dentro de la relación, no manifestar las posibles situaciones de celos, el miedo a perder a la pareja y las dudas o desconfianza.

A estas se suman la diferencia de expectativas, el apego sexual, dependencia, y diferencias en los rasgos de la personalidad, así como el no expresar los malestares o los causantes de inconformidades, la lucha de poder y hasta la violencia.

En el caso de las situaciones de violencia, esta puede manifestarse de manera leve, moderada o extrema, lo que deriva en violencia familiar, indicó el psicólogo clínico.

¿Cómo tener una relación saludable?

Para garantizar una relación saludable en cualquier ámbito es necesario que los involucrados pongan de su parte, sobre todo al momento de la resolución de conflictos.

En el caso de las relaciones de pareja, lo ideal es elegir a alguien que tenga similitudes sobre las expectativas de vida, proyectos de vida, valores, entre otros, pues de esta manera habrá un equilibrio y armonía dentro de la relación.

Erick Escandón puntualizó que si bien una relación puede llegar a ser aburrida, estas deben ser afines para ambos pues, de lo contrario, pueden generarse discrepancias que a la larga pueden afectar la relación.

Finalmente recomendó tomar terapia individual y de pareja preventiva, pues a través de este proceso se fortalecerá la relación y en caso de enfrentar una situación de conflicto, podrá ser solucionado de la mejor manera.