/ lunes 30 de marzo de 2020

Prevención, la mejor medicina

En vacaciones y ahora por la contingencia, aumenta el índice de accidentes caseros en menores de edad


El índice de accidentes en vacaciones o estados de contingencia sanitaria como el que se vive en México por la pandemia de COVID-19 aumenta debido a que es prácticamente imposible tener control total de las actividades que realizar los menores de edad en los hogares.

Debido a que la atención está enfocada en los casos de contagio por el Covid-19, es complicado que el sector salud atienda casos menores como lesiones y quemaduras que se presentan en el hogar, debido a lo cual, la recomendación es que la mejor medicina en esta temporada sea la prevención.

Especialistas en urgencias médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social informaron que el 90 por ciento de los accidentes se pueden prevenir y los casos más comunes se han catalogado en un top 5, que son encabezado por la asfixia por objetos (juguetes, comida, clavos, ligas, papel,), intoxicación por medicamentos y líquidos caseros (ingesta de detergentes, cloro, perfumes, thiner, alcohol); alergias, (picaduras de insectos y reptiles), quemaduras, principalmente con la estufa y líquidos (agua caliente) , a los que se suman otras también "comunes" como la electrocución con aparatos y enchufes; lesiones con arma blanca (cuchillo, navajas y tijeras) y caídas y golpes en escaleras.

Ante estos casos, es importante reforzar la seguridad en el hogar y la higiene ya que son factores que rodean dichos percances.

Los informes del sector salud refieren que el 50% de las muertes de niños de 1 a 14 años son ocasionados por accidentes en casa, e insisten que el 90% se pueden prevenir, ahí radica la necesidad de aprender sobre primeros auxilios y contar con un botiquín de productos médicos básicos.

Es importante que en los hogares no haya superficies que propicien caídas, como pisos mojados o escaleras sin barandales y enchufes sin protección.

En el caso de atragantamiento, se debe vigilar la ingesta de alimentos sobre todo en los menores de cinco años.

Los productos de limpieza representan un riesgo, ya que los infantes suelen confundir solventes y productos tóxicos con agua o alguna bebida gaseosa.

Una vez superada la emergencia sanitaria el sector salud regumarizará la atención en las unidades hospitalarias, mientras tanto la mejor medicina debe la prevención.

Top 5 de accidentes caseros

  • Asfixia
  • Quemaduras
  • Alergias
  • Caídas
  • Intoxicación


El índice de accidentes en vacaciones o estados de contingencia sanitaria como el que se vive en México por la pandemia de COVID-19 aumenta debido a que es prácticamente imposible tener control total de las actividades que realizar los menores de edad en los hogares.

Debido a que la atención está enfocada en los casos de contagio por el Covid-19, es complicado que el sector salud atienda casos menores como lesiones y quemaduras que se presentan en el hogar, debido a lo cual, la recomendación es que la mejor medicina en esta temporada sea la prevención.

Especialistas en urgencias médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social informaron que el 90 por ciento de los accidentes se pueden prevenir y los casos más comunes se han catalogado en un top 5, que son encabezado por la asfixia por objetos (juguetes, comida, clavos, ligas, papel,), intoxicación por medicamentos y líquidos caseros (ingesta de detergentes, cloro, perfumes, thiner, alcohol); alergias, (picaduras de insectos y reptiles), quemaduras, principalmente con la estufa y líquidos (agua caliente) , a los que se suman otras también "comunes" como la electrocución con aparatos y enchufes; lesiones con arma blanca (cuchillo, navajas y tijeras) y caídas y golpes en escaleras.

Ante estos casos, es importante reforzar la seguridad en el hogar y la higiene ya que son factores que rodean dichos percances.

Los informes del sector salud refieren que el 50% de las muertes de niños de 1 a 14 años son ocasionados por accidentes en casa, e insisten que el 90% se pueden prevenir, ahí radica la necesidad de aprender sobre primeros auxilios y contar con un botiquín de productos médicos básicos.

Es importante que en los hogares no haya superficies que propicien caídas, como pisos mojados o escaleras sin barandales y enchufes sin protección.

En el caso de atragantamiento, se debe vigilar la ingesta de alimentos sobre todo en los menores de cinco años.

Los productos de limpieza representan un riesgo, ya que los infantes suelen confundir solventes y productos tóxicos con agua o alguna bebida gaseosa.

Una vez superada la emergencia sanitaria el sector salud regumarizará la atención en las unidades hospitalarias, mientras tanto la mejor medicina debe la prevención.

Top 5 de accidentes caseros

  • Asfixia
  • Quemaduras
  • Alergias
  • Caídas
  • Intoxicación