imagotipo

Cerca del 30% de los infantes entre 7 y 12 años se atienden por TDAH

  • Adriana García
  • en EdoMex

Toluca, Méx.- El Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los padecimientos más frecuentes en menores de edad que se atienden en el Área de Psiquiatría del Hospital No. 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) delegación Poniente.

Luis Sergio Ponce Guadarrama, psiquiatra de esa institución, estimó que la mayoría de los infantes a quienes se les brinda consulta se encuentra en edad promedio de 7 a 12 años y en su formación académica de nivel básico.

El especialista dijo que cerca de un 30 por ciento de los menores presenta dicho trastorno, que detectarse y atenderse a tiempo los pacientes puede llevar una vida cotidiana, escolar o largo plazo laboral sin conflicto alguno.

Al celebrarse ayer el día de ese trastorno, el doctor comentó  que “a diario en el área de Psiquiatría se atiende por lo menos a tres niños con ese problema, que en su mayoría son hombres”.

Destacó lo necesario de detectar cualquier sintomatología en los pequeños para atenderla de inmediato e iniciar un tratamiento a fin de que la salud mental del menor no se vea mermada.

El especialista dijo que en promedio en cada grupo escolar existen de dos a tres menores con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), quienes regularmente se encuentran en la instrucción primaria y secundaria, aunque se han detectados casos en kínder.

Los principales síntomas del trastorno del sistema Neurológico son distractibilidad, impulsividad e hiperactividad en específico en el comportamiento del niño o adolescente porque se vuelve hiperactivo, regularmente, el estudiante al interior del aula no se está quieto, se levanta de su lugar, no pone atención a las clases o maestros, lo cual se traducen en bajas calificaciones e incluso en reprobar el año.

Al ser una enfermedad del sistema neurológico es necesario un tratamiento multidisciplinario, que atienden psicólogos o psiquiatras así como otros especialistas, a través de psicoterapia y a veces algunos enfermos requieren de medicamento durante el ciclo escolar, que se suspende una vez que termina ésta, pero deberá ser valorado si continúan al regreso a las aulas.