imagotipo

Continúan llamadas de falsas alarmas en la Cruz Roja Mexicana

  • Elizabeth Ríos
  • en EdoMex

 

Toluca, México.- Pese a la sustitución de los números de emergencia 066 y 089 por el 911 en la entidad mexiquense desde el pasado mes de enero, entre el 85 y 90 por ciento de llamadas recibidas en la Cruz Roja Mexicana delegación Toluca, son falsas alarmas realizadas por la ciudadanía.

De acuerdo con Juan Carlos Tamayo Delgado, coordinador local de Socorros Cruz Roja Mexicana delegación Toluca, esto refleja una falta de cultura por parte de la población para evitar jugar con los cuerpos de emergencia, lo que implica el que no llegue la ayuda a las personas que realmente lo requieren.

Desafortunadamente la población no ha entendido que debemos ser responsables al momento de hacer una llamada de emergencia, podemos poner los sistemas más sofisticados, pero si la población sigue mintiendo al momento de solicitar una ambulancia, no nos va a ayudar, no dudo que si existiera esta cultura disminuiría considerablemente el número de llamados falsos”, puntualizó el socorrista.

Juan Carlos Tamayo puntualizó que al momento de que una ambulancia sale de la central para acudir a la atención de un llamado, se pone en riesgo a la tripulación de paramédicos que van a bordo de la ambulancia y a las personas que están en el entorno.

Precisó que la movilización de vehículos de emergencia para atender llamados falsos, implica un gasto innecesario en el combustible y en la misma máquina.

Al final del día la Cruz Roja así como la ciudadanía paga luz, paga agua, paga gas, paga gasolina, paga muchas cosas, que al momento de utilizar un vehículo con personal y desplazarlo a un punto falso, nos va a costar en el desgaste del vehículo, en el consumo de combustible, en exposición del vehículo a terceros y la exposición del mismo personal, es un punto importante”, explicó.

Pese a que se pensaría que las llamadas falsas son realizadas por los niños, de acuerdo con Juan Carlos Tamayo, la Cruz Roja Mexicana recibe llamados en la tarde noche principalmente por personas adultas.

Cabe mencionar que las llamadas no sólo implican solicitar el servicio para una falsa alarma, sino también pueden ser para insultar al personal que ahí labora e incluso para acosar a las mujeres que se desempeñan como paramédicos.