imagotipo

En alerta por virus Coxsackie en Edomex

  • Rodrigo Miranda
  • en EdoMex

 

Toluca,México.-Autoridades de salud encendieron “luces de alerta” ante la aparición de varios casos del llamado virus Coxsackie en escuelas mexiquenses, mismo que se presenta generalmente en niños menores de diez años y cuyos síntomas son fiebre, así como la aparición de ampollas en el cuerpo.

Al respecto, Víctor Torres Meza, director del Centro Estatal de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (CEVECE), explicó que se trata de un virus que no es nuevo, pero que preocupa a las autoridades de salud, sobre todo, cuando se presenta en guarderías y escuelas, debido a que se trasmite muy fácilmente.

Las autoridades de salud ya atienden los casos y se han implementado las medidas preventivas correspondientes, “es una infección que se presenta principalmente en niños y se trasmite muy fácilmente”, dijo.

Te puede intersar: Virus ataca a niños en Amecameca

Este virus de Coxsackie -aseguró el epidemiólogo- tiene como canal de trasmisión ano-mano-boca por un mal aseo, por lo que es muy importante que los pequeños se tengan que lavar las manos de forma constante.

Sobre la sintomatología, informó que generalmente los niños presentan fiebre, dolor de garganta y aparecen erupciones en el cuerpo o ampollas, generalmente en las manos, pies y boca, uno o dos días de los síntomas antes citados.

Recalcó que su tratamiento básicamente consiste en controlar la fiebre del pequeño y mantener una buena hidratación, además de que tienen que permanecer en reposo de tres a cuatro días.

Ante ello y una vez que se han presentado varios casos en escuelas de la entidad ubicadas en los municipios de Toluca y Amecameca, entre otros, las autoridades de salud han comenzado a tener pláticas con padres de familia e inclusive personal docente para controlar los casos.

Finalmente, Torres Meza indicó que la clave para controlar estos casos es que los padres de familia notifiquen a los servicios de salud, toda vez que en vez de notificar, llevan a los pequeños a diversas unidades médicas y eso incrementa los contagios que se dan a través del contacto directo con secreciones de la nariz y garganta, ampollas o heces de personas infectadas.