imagotipo

#Video Karina, era la alegría y orgullo de sus padres; fue asesinada al lado de su casa

  • Filiberto Ramos
  • en EdoMex

Ixtlahuaca, México.- La fotografía de Karina Quiroz Nolasco, permanece protegida en los brazos de Gabriela y José, sus padres, quienes este martes la enterraron. La estudiante de 21 años, era la menor de sus hijos, también su orgullo y el ejemplo de sus hermanos, pero fue asesinada el 16 de septiembre y su cuerpo fue hallado el 3 de octubre en un sembradío a menos de 100 metros de su casa en la comunidad Concepción Enyege, municipio de Ixtlahuaca.

Gabriela Nolasco, un día después de dar sepultura a Karina, aún no puede contener el llanto al recordar los 17 días que soportó la ausencia de su hija, sin saber si estaba viva o muerta. Se hizo activista, pegó fotos en toda plaza y calle, de un municipio a otro, gastó una y otra vez su saliva en preguntar y secó sus lágrimas cuántas veces pudo, buscó en los lugares más recónditos, pero al final la noticia le estremeció cuando supo que el cuerpo de su hija había estado todo ese tiempo a menos de 100 metros de su casa.


“Unos vecinos vinieron a tocar la puerta y me dijeron: señora, estábamos midiendo unos terrenos y por ahí tengo entendido que usted anda buscando a su hija, encontramos un cuerpo y creo podría ser ella, yo cuando fui, sin verla, solo miré su ropa, les dije que si era mi hija, en ese momento sentí que se me desvaneció el cuerpo”, describe Gabriela soltando el llanto, sobre los momentos en que supo del hallazgo de Karina en el terreno de milpas que da hasta una brecha en terracería, y el que la joven estudiante caminaba cada fin de semana cuando regresa de la escuela.

Las horas de angustia por Karina

El pasado sábado 16 de septiembre, Karina se había levantado temprano, planchó su falda y camisón, lustró bien sus zapatos negros y el saco azul marino de su uniforme, para luego tomar un desayuno ligero y salir del cuarto de la casa donde se quedaba con su madre durante la semana en Toluca, en la casa donde ella hacía servicio doméstico.

Ataviada con su uniforme, tomó camino al desfile por el Día de la Independencia en el que participaría con su escuela frente a la plaza de los Mártires de Toluca. Las horas siguientes, ya no se supo de ella.

Se despidió de Gabriela, con la frase habitual: “Mamita, ya me voy”, recuenta la mujer.

“Ella regresó al cuartito donde nos quedábamos, fue a recoger sus libretas, su bolso, sus cosméticos y todas sus cosas personales que traía, también fue al banco y sacó cincuenta pesos para venirse para acá (al pueblo de la Concepción)”, deduce Gabriela sobre las horas previas al homicidio de su hija.

Eran alrededor de las 14:00 horas del día 16 de septiembre, cuando Karina habría tomado camino a Ixtlahuaca, luego abordó un taxi colectivo que le dejó a las afueras de La Conchita. Pero nunca llegaría a su casa.

Gabriela, en su preocupación como madre, al salir de trabajar y observar que su hija no estaba, comenzó con las llamadas al teléfono, pero no hubo respuesta. El teléfono le indicaba ocupado: “Una de las niñas que cuido, me decía, no se desespere doña Gaby, insista, yo marcaba pero siempre escuchaba que el número estaba ocupado”. Siete palabras que Gabriela escuchó repetirse desde el número de su hija las siguientes 24 horas.  

“Yo no desconfié de mi hija, porque ella no tenía un horario fijo de llegar, porque carecía de las cosas para hacer su tarea y tenía que ir a un ciber siempre, y yo confiada me dije a mi misma: se quedó a hacer su tarea”, analiza Gaby, aunque en su presentimiento de madre, temía que su hija no estaba con bien.

En su desconocimiento por no saber qué hacer, dejó pasar las horas y es hasta el domingo 17 de septiembre, durante la noche, con ayuda de una profesora de su hija, acude a la Fiscalía Especializada de la Mujer de Toluca, para iniciar una denuncia por la desaparición.

Llegué al Centro de Justicia para la Mujer y les dije: vengo a denunciar que mi hija ha desaparecido, y me dice el licenciado que me atendió, no sé preocupe, probablemente está con el novio, le contesté que no”, reveló del trato que le dieron en la Fiscalía.

Gabriela acudió a la escuela de Karina, ubicada en Zinacantepec, donde pidió datos con sus compañeros. La respuesta fue la misma, que Karina se había ido desde el sábado 16 a Ixtlahuaca.

En la base de taxis que la joven usó para llegar a su pueblo, Gabriela encontró pocas respuestas, sólo alguna esperanza de un chofer que le señaló haberla visto abordar. No hubo más y la angustia creció en los siguientes días.

La búsqueda, el hallazgo y los indicios

Alguno de los vecinos le dijo a Gabriela que Carlos, el exnovio de Karina, quizás sabría algo de su paradero. Fue entonces que decidió ir a tocar la puerta de su casa, junto con su esposo José, ubicada tan solo a unos metros de la suya. Encontró su primer indicio y al probable responsable de lo ocurrido con su hija.

Fuimos a tocar la puerta de la casa de Carlos, salió él y su mamá, le dije disculpa que venga, pero sabes dónde está Karina, me dijo que no sabía nada, que desde hace dos a o tres meses que no la veo, pero en ese momento me doy cuenta que trae arañados los brazos como de rasguños de una mujer”, revela Gabriela, de los ruegos que le hizo al exnovio de su hija. No olvida ningún detalle y el hilo de las horas de angustia lo mide con precisión.

Esos rasguños en las manos y cuello del menor de 17 años, a quien se le detuvo el día del hallazgo del cuerpo de Karina, como el único sospechoso del homicidio, son pruebas que se analizan en la Fiscalía estatal.

Sobre esos indicios, Gabriela resuelve que su hija se defendió de su victimario con la voluntad que a diario enfrentaba la vida. Se aferró hasta el último momento.

Lo que continuó de la búsqueda por Karina, fue comenzar a repartir la alerta con su foto en Atlacomulco, San Felipe del Progreso, un ir y venir hasta Toluca, pensando en que la habían raptado. A la semana, junto con excompañeros, montaron una manta con el rostro de Karina frente a la Fiscalía estatal en Toluca para exigir su aparición. Pero no hubo indicios.

Al insistir en los mensajes del celular de Karina, hubo varias respuestas: “Estoy bien, no me he ido, no me molesten”, decía uno de los mensajes que tras los intentos se obtuvo.

Continuaron otros mensajes: “que en una semana iba a regresar, después que en un mes y luego, es que me fui a Guanajuato” Gabriela y José no creía en esos mensajes, seguros que no era su hija quien escribía.

Yo tenía un presentimiento que mi hija ya no estaba viva, probablemente me la mataron, ese fue el presentimiento que tuve como madre”.

Las indagatorias, como resulta en la mayoría de los casos, fueron hechas por la propia familia. Al mediodía del martes 3 de octubre, con ayuda de vecinos se hallaron los restos de Karina Quiroz Nolasco, ya en estado de descomposición y carcomida por la fauna del lugar, su falda estaba a unos metros del cuerpo, también se halló su bolso color blanco con bordado y puntos dorados, con sus zapatos escolares al interior. Como si su victimario hubiera tenido el tiempo para acomodarlos.

José fue quien dio fe de que se trataba de la menor de sus hijas y quien sabe a detalle sobre la escena del crimen.

Estaba debajo de unos rastrojos, se los pusieron encima para que no se viera el cuerpo, ya su cara estaba comida por los perros”, revela José.

Carlos fue ingresado al tutelar para menores el 3 de octubre por la tarde, donde permanece a la espera de su proceso y la siguiente audiencia fechada el 8 de noviembre próximo.

Mi hija quería superarse y era nuestro orgullo

Karina, llegó al mundo un 11 de agosto de 1996, la más chica de cuatro hijos y la única que había tomado el gusto por estudiar. Antes de ser asesinada, estudia el tercer semestre de la licenciatura en Educación de la Escuela Normal Superior del Valle de Toluca. Le faltaban dos años y medio para graduarse, un logro que esperaba con anhelo.

Desde la secundaria, la joven era estudiante de excelencia, así lo luce Gabriela con las boletas que guarda y que sacó para mostrar los 10 de calificación en la materia de Observación y Análisis de la Práctica Escolar y en otros currículos que llevaba Karina.

Ella me decía: mami cuando yo termine mi carrera, voy a ayudar a mucha gente, y cada fin de semana tenía su grupo de niños a los que les ayudaba aquí en la comunidad”.

José y Gabriela saben que darle educación a su hija era difícil, pero la voluntad de la joven les superaba su angustia. Karina estudiaba y trabajaba, incluso su madre decidió irse con ella a Toluca para ayudarla. Unos días antes de su muerte, Gaby le había comprado con sus ahorros y el poco sueldo que ganaba una laptop, que se quedó empaquetada. Sin uso.

Apenas iba a estrenar su laptop, ella misma se la escogió, estaba muy emocionada, la computadora se quedó empaquetada, pero la satisfacción que tengo es que mi hija ayudó a mucha gente”, afirman José y Gabriela, al momento de hacer un llamado a las autoridades para evitar más casos como el de su hija.

Los restos de Karina descansan en el panteón de La Conchita, donde fueron enterrados este martes 11 de octubre. Su recuerdo son un par de fotos que lucen en un estante de la pequeña vivienda de la Conchita, donde vivía con sus padres. Es un hogar humilde que consta de una sala, cocina y un par de cuartos, de donde Karina salió para buscar el sueño de terminar una carrera y al que nunca llegó aquel 16 de septiembre.

Lo que debes de saber:

21 Años tenía Karina

17 Días permaneció desaparecida

A unos 100 metros de su casa fue hallado el cuerpo

Cursaba el tercer semestre de carrera

Karina fue el feminicidio 199 del Edomex

“Excesiva y cara” la plantilla laboral en los diferentes niveles de gobierno: Barrios Dávalos

“Excesiva y cara” la plantilla laboral en los diferentes niveles de gobierno: Barrios Dávalos

Por lo menos una de cada 10 personas en el país labora en la administración pública

Sandra Hernández Chávez

local

Buscan 38 personas ser magistrados electorales en Edomex

Buscan 38 personas ser magistrados electorales en Edomex

Los dos salientes quieren repetir

Denuncian artistas locales al Ayuntamiento de Toluca por falta de pago

Denuncian artistas locales al Ayuntamiento de Toluca por falta de pago

Reconoce alcalde la falta de información por parte del Instituto de Cultura municipal

Exigen taxistas rehabilitación de carreteras estatales

Exigen taxistas rehabilitación de carreteras estatales

Piden a Semov cese a la liberación de concesiones para este tipo de transporte

Tomó FNERRR primer cuadro de Toluca

Tomó FNERRR primer cuadro de Toluca

A un mes de sismo exigen estudiantes se revisen sus escuelas

Presunta violación en Quinta del Bosque es la primera en su tipo: DGPRS

Presunta violación en Quinta del Bosque es la primera en su tipo: DGPRS

Presuntos responsables ya fueron vinculados a proceso

destacados

Negociación del TLCAN seguirá pese a decepción de las partes: Guajardo

Negociación del TLCAN seguirá pese a decepción de las partes: Guajardo

Luego de que Lighthizer aseguró estar 'sorprendido y decepcionado' por la resistencia al cambio que han mostrado México y Canadá

Demócratas presionan apoyo republicano para legalizar a dreamers

Demócratas presionan apoyo republicano para legalizar a dreamers

La ley Dream es un proyecto bipartidista que por más de una década no ha logrado ser aprobado en el Congreso

EU descarta que TLCAN esté muerto, pero lo considera un ‘mal acuerdo’

Acusó a México y Canadá de rehusarse a aceptar propuestas que permitan reequilibrar los déficits comerciales

Anuncian nueva edición del Buen Fin para reactivar economía nacional

Autoridades federales y representantes del sector privado indicaron que se realizará del 17 al 20 de noviembre

Tras sismos, reubicarán a casi medio millón de alumnos: Nuño Mayer

Informó que ya concluyó la primera fase de verificación de un total de 16 mil 136 escuelas en los 10 estados afectados