imagotipo

Levanta Organismo de Agua de Toluca hasta 60 toneladas de basura del Verdiguel

  • Cristina Valenzuela Cosío
  • en EdoMex

Toluca, México.- El Organismo de Agua y Saneamiento de Toluca ha llegado a levantar hasta 60 toneladas de basura e incluso de material compuesto del río Verdiguel.

“Es un material que debemos depositar en algún lado, por ello analizamos tener un terreno para tirar los lodos y no tengamos esas obstrucciones en el cauce”, apuntó el titular del organismo, José Maya Ambrosio.

Encontramos, dijo, bastante ropa, arenas, plásticos, entre otros objetos y aun cuando se han incrementado los viajes de los camiones de basura, la gente sigue tirando los desechos y esto dificulta que el agua corra.

Por si no lo viste: Monitorea Ayuntamiento de Toluca los niveles en ríos con cámaras

Señaló que la dependencia monitorea y supervisa constantemente el río Verdiguel y “estamos muy pendientes cuando se presenta una lluvia importante”.

Tal vez no hay dinero para hacer una obra, pero sí control sobre este afluente, afirmó.

“Prevemos un año seco, pero nos inquietan las lluvias puntuales de corta duración y alta intensidad, luego sigue la etapa de ciclones y huracanes”, apuntó el funcionario municipal.

Señaló que se han realizado diversas obras para evitar riesgos, como es el caso de la calle Quintana Roo, donde se hizo un cauce de alivio y en el centro de Toluca, donde se habilitó un bypass.

Son dos puntos críticos que son muy importantes que atendimos, afirmó.

Recordó que el Verdiguel es un río viejo, utilizado, maltratado, y entre otras cosas, las secciones hidráulicas son muy estrechas.

“No me preocupa el río ni el agua, sino los edificios que están sobre el cauce federal”, subrayó Maya Ambrosio.

También te puede interesar: Advierte CAEM de 33 puntos de riesgo en la capital mexiquense

Señaló que este afluente tiene solución: en las partes estrechas se tendría que hacer una especie de cauces de alivio y establecer los picos de avenidas retrasados para mantener un gasto constante, así como un tren de avenidas y no una avenida en un solo momento.

No obstante, declaró, “prefiero que el agua salga a superficie y corra por las calles a que se cierre y tengamos una presión interna que haga que se derrumbe todo”.

No queda más que aguantar una o dos horas que el agua fluya por la superficie y luego se vaya o establecer torres de oscilación que nos permitan mantener las cargas, añadió.