imagotipo

Psicología penitenciaria, fundamental para evitar suicidios

  • Sandra Hernández Chávez
  • en EdoMex

Toluca, México.- Actualmente, entre los factores que llevan a una persona que se encuentra recluida en las cárceles a un suicidio es un alto grado de depresión y el hecho de encontrarse sin salida ante los hechos que realizó, porque sabe que, en algunos casos, no obtendrá su libertad tan fácilmente o ya no volverá a gozar de ella, enfatizó Luis Ponce Guadarrama, psiquiatra de la Clínica 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En entrevista, el especialista en Psiquiatría, consideró que la atención que reciben las personas que se encuentran recluidas en las cárceles es la adecuada no solamente en dicho rubro, ya que reciben otro tipo de apoyos (trabajo social y medicina general), sino que además, es necesario respetar en todo momento sus derechos humanos.

Asimismo, explicó que una vez que los delincuentes o presuntos delincuentes son ingresados a una cárcel comienzan con un proceso de duelo, el cual comprende varias etapas: la negación (se pregunta cómo pude haberle sucedido), la etapa de ira y coraje (contra los seres que más aman), posteriormente viene la depresión, la negociación (inclusive con Dios) y la asimilación.

Existen casos, agregó, en donde las personas aparentemente ya asimilaron cada una de las etapas antes referidas, pero existen otras que no pasan dicho proceso como debe de ser: presentan llanto fácil, insomnio, sensación de soledad, irritabilidad e inclusive tienen la idea de que algo les va a pasar.

Aunado a lo anterior, las gentes que se encuentran recluidas tienen baja autoestima, presentan una falta de optimismo ante la vida y dolor de cabeza. Pero también es muy importante que los familiares (en un momento dado) recurran a la ayuda de los especialistas para recibir terapia.

De esta forma, indicó que cuando el paciente lo requiere les recomiendan antidepresivos que no les causen adicción y les permitan un equilibrio, e inclusive, no se necesita de receta médica para que la gente pueda adquirirlos.

El especialista de la Clínica 220 del IMSS, quien tuvo la oportunidad de estar en la cárcel de Barrientos como médico general, externó que el suicidio en estos sitios “no es muy frecuente”, pero existen situaciones en el ser humano que son impredecibles y que en ocasiones quedan fuera de control de las propias autoridades.

Por si no lo viste: [Video] Se suicida el presunto asesino de Valeria en el Penal de Neza

En este caso, precisó, llegaban los pacientes a quienes le elaboran una entrevista clínica, mediante la cual les era posible detectar cuando ya presentaban alguna depresión, y con base en ello, los canalizaban a un especialista en Psiquiatría.

Si las personas cometieron o no un ilícito, de cualquier forma deben recibir atención. Los impulsos llevan al suicidio, porque existen situaciones que no pueden manejar”.