/ miércoles 8 de abril de 2020

Desean nuevos parques industriales en el Edomex

”Fidepar se ha olvidado de sus objetivos básicos”: Jesús Espinoza García, director general de la empresa Asesoría Inmobiliaria Industrial.

A pesar de que en la actualidad se vive una contingencia por el Covid-19, la realidad es que llama la atención que dependencias como el Fideicomiso de Parques Industriales (Fidepar), desde hace tiempo muestran inactividad, cuando se trata de áreas prioritarias para el desarrollo del Estado de México, señaló Jesús Espinoza García, director general de la empresa Asesoría Inmobiliaria Industrial.

El también ex director del Parque Industrial Toluca 2000, refirió que desde que fue creado el Fidepar en el año 1986 por el exgobernador Alfredo del Mazo González, la intención es que fuera la entrada principal a la entidad de las inversiones en el ramo industrial.

Vemos con preocupación que el Fidepar lo siguen manteniendo como un elefante blanco, el cual opera con un poco más de 35 personas”, aseveró.

Recordó que en el pasado fueron creados diferentes parques y zonas Industriales en la entidad, entre ellos: Exportec I y II, Cerrillo I, Coecillo, así como San Antonio Buenavista, además de otros en la zona metropolitana y en el valle de Toluca: Lerma, Santiago Tianguistenco, Atlacomulco y El Oro.

“Ahorita no tenemos conocimiento de nuevos proyectos, y sería muy importante que el Fidepar recobrara su objetivo primordial”, consideró.

Objetivos ya se olvidaron

Espinoza García subrayó que las metas y los objetivos para los que fue creado el Fidepar ya se olvidaron, porque llevan varios años sin construir y operar parques industriales.

Con ello, agregó, se ha dado lugar a que otras desarrolladoras edifiquen, pero también operen nuevos y funcionales parques industriales.

Están permitiendo que se esfumen proyectos como la creación del corredor industrial Toluca-Atlacomulco, la creación de parques logísticos en el norte de nuestro estado, así como la construcción y operación de nuevos y modernos parques industriales de entre 10 o 15 hectáreas en municipalidades factibles para ello”, apuntó.

Lamentó que no exista ninguna instancia que se coordine para realizar estudios y brindar mantenimiento a estas zonas, estableciendo los montos que se necesitarían para mejorar su competitividad.

A pesar de que en la actualidad se vive una contingencia por el Covid-19, la realidad es que llama la atención que dependencias como el Fideicomiso de Parques Industriales (Fidepar), desde hace tiempo muestran inactividad, cuando se trata de áreas prioritarias para el desarrollo del Estado de México, señaló Jesús Espinoza García, director general de la empresa Asesoría Inmobiliaria Industrial.

El también ex director del Parque Industrial Toluca 2000, refirió que desde que fue creado el Fidepar en el año 1986 por el exgobernador Alfredo del Mazo González, la intención es que fuera la entrada principal a la entidad de las inversiones en el ramo industrial.

Vemos con preocupación que el Fidepar lo siguen manteniendo como un elefante blanco, el cual opera con un poco más de 35 personas”, aseveró.

Recordó que en el pasado fueron creados diferentes parques y zonas Industriales en la entidad, entre ellos: Exportec I y II, Cerrillo I, Coecillo, así como San Antonio Buenavista, además de otros en la zona metropolitana y en el valle de Toluca: Lerma, Santiago Tianguistenco, Atlacomulco y El Oro.

“Ahorita no tenemos conocimiento de nuevos proyectos, y sería muy importante que el Fidepar recobrara su objetivo primordial”, consideró.

Objetivos ya se olvidaron

Espinoza García subrayó que las metas y los objetivos para los que fue creado el Fidepar ya se olvidaron, porque llevan varios años sin construir y operar parques industriales.

Con ello, agregó, se ha dado lugar a que otras desarrolladoras edifiquen, pero también operen nuevos y funcionales parques industriales.

Están permitiendo que se esfumen proyectos como la creación del corredor industrial Toluca-Atlacomulco, la creación de parques logísticos en el norte de nuestro estado, así como la construcción y operación de nuevos y modernos parques industriales de entre 10 o 15 hectáreas en municipalidades factibles para ello”, apuntó.

Lamentó que no exista ninguna instancia que se coordine para realizar estudios y brindar mantenimiento a estas zonas, estableciendo los montos que se necesitarían para mejorar su competitividad.