/ miércoles 29 de enero de 2020

Emilio Lozoya aprobó compra de astillero casi en quiebra: Pemex

El exdirector de Petróleos Mexicanos aprobó la compra del 51 % de las acciones del astillero "Hijos de Barrera"

El exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, aprobó la compra del 51 % de las acciones del astillero "Hijos de Barrera", cuando estaba a punto de declararse en quiebra, reveló el actual titular de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

"En noviembre de 2013, el consejo de Administración de PMI, a propuesta del director de Pemex, Lozoya Austin, aprobó la compra de acciones en el Astillero “Hijos de Barrera” en un momento, en un escenario donde se iba a declarar en quiebra ese Astillero".

Acusó que un año después, contrataron el Astillero para construir una Unidad Habitacional Flotante que costó 145 millones de euros y a la fecha no se ha podido vender, porque el avalúo arroja cantidades menores.

Actualmente, el Astillero presenta un desequilibrio patrimonial de cerca de 50 millones de euros y los accionistas pretendieron comprar el 51 % de las acciones de Pemex en un euro.

Pemex busca negociar alternativas para recuperar la inversión de 5.1 millones de euros, así como la garantía de 8 millones de euros.

El exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, aprobó la compra del 51 % de las acciones del astillero "Hijos de Barrera", cuando estaba a punto de declararse en quiebra, reveló el actual titular de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

"En noviembre de 2013, el consejo de Administración de PMI, a propuesta del director de Pemex, Lozoya Austin, aprobó la compra de acciones en el Astillero “Hijos de Barrera” en un momento, en un escenario donde se iba a declarar en quiebra ese Astillero".

Acusó que un año después, contrataron el Astillero para construir una Unidad Habitacional Flotante que costó 145 millones de euros y a la fecha no se ha podido vender, porque el avalúo arroja cantidades menores.

Actualmente, el Astillero presenta un desequilibrio patrimonial de cerca de 50 millones de euros y los accionistas pretendieron comprar el 51 % de las acciones de Pemex en un euro.

Pemex busca negociar alternativas para recuperar la inversión de 5.1 millones de euros, así como la garantía de 8 millones de euros.