/ martes 18 de junio de 2019

Renueva industria maderera su mesa directiva

En el Centro Ceremonial Otomí, Marco Antonio Ruiz Ruiz, asumió la presidencia del organismo

La Cámara Nacional de la Industria Maderera (CANAINMA), delegación Estado de México, pidió un ¡ya basta! a la explotación de los bosques, al atentado contra los ecosistemas, a menospreciar el costo de las riquezas naturales y a regatear el trabajo de los madereros y artesanos, y sí por el contrario pugnó por trabajar de manera coordinada con las autoridades, así como sociedad civil para darle mayor sustentabilidad al sector.

Al tomar protesta como nuevo presidente del organismo para el periodo 2019-2020 en el Centro Ceremonial Otomí, Marco Antonio Ruiz Ruiz se pronunció a favor de implementar estrategias comerciales sustentables que contribuyan a satisfacer las necesidades de sus agremiados.

Ante la presidenta del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales (CONCAEM), en la entidad, María de Lourdes Medina Ortega; la representante saliente del organismo, Gabriela Ramírez Estrada; el líder nacional de la CANAINMA, Miguel Ángel Alonso y el Jefe del Consejo Supremo Otomí, Gualterio Ramírez Luisa, el ahora representante de la industria maderera se comprometió a gestionar proyectos, cumpliendo con el programa de seguridad y reducción de riesgos.

“Necesitamos darle al bosque todo lo que le hemos quitado, y para ello, será muy importante que entren en operación nuevos esquemas regulatorios de una gestión de calidad para llevar a cabo las buenas prácticas, porque solamente así seremos líderes”, externó.

Territorio afectado por la tala clandestina

Por su parte, la Protectora de Bosques (Probosque) al inicio de este año, dio a conocer que 53 zonas ecológicas que se encuentran en territorio mexiquense son afectadas por delitos ambientales, principalmente por la tala clandestina.

Algunas de éstas regiones, son: el corredor Iztaccíhuatl-Popocatépetl, el parque Lagunas de Zempoala, el Cobio Chichinautzin, Santuario del Agua y Forestal, manantiales Cascada Diamantes, El Salto de Atlautla-Ecatzingo, el Sistema Tetzcotzingo y La Bufa Otomí-Mexica.

De igual forma, han sido afectadas las áreas naturales catalogadas con un nivel “medio” en delitos ambientales, como: el Parque Mariposa Monarca, el Nevado de Toluca, la cuenta del Río Valle de Bravo y el Bosencheve.

También se encuentran en esta lista el santuario del agua Valle de Bravo, Río Grande San Pedro, el parque Chapa de Mota, el Náhuatl-Maltazinca, la sierra de Nanchititla y Forestal Presa Taxhimay.


Principales objetivos una vez que asumió el cargo:

-Gestionar proyectos para nutrir el capital del trabajo

-Contribuir a renovar las maquinarias

-Cumplir con un programa de seguridad y reducción de riesgos

-Promover las expo comerciales a través de la realización de una Mega Expo Forestal de Comercio en el 2020

-Pugnar por una economía naranja para el desarrollo de ideas productivas e innovadoras, las cuales sean amigables con el medio ambiente

-Reactivar al sector artesanal y reducir el uso de plásticos


La Cámara Nacional de la Industria Maderera (CANAINMA), delegación Estado de México, pidió un ¡ya basta! a la explotación de los bosques, al atentado contra los ecosistemas, a menospreciar el costo de las riquezas naturales y a regatear el trabajo de los madereros y artesanos, y sí por el contrario pugnó por trabajar de manera coordinada con las autoridades, así como sociedad civil para darle mayor sustentabilidad al sector.

Al tomar protesta como nuevo presidente del organismo para el periodo 2019-2020 en el Centro Ceremonial Otomí, Marco Antonio Ruiz Ruiz se pronunció a favor de implementar estrategias comerciales sustentables que contribuyan a satisfacer las necesidades de sus agremiados.

Ante la presidenta del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales (CONCAEM), en la entidad, María de Lourdes Medina Ortega; la representante saliente del organismo, Gabriela Ramírez Estrada; el líder nacional de la CANAINMA, Miguel Ángel Alonso y el Jefe del Consejo Supremo Otomí, Gualterio Ramírez Luisa, el ahora representante de la industria maderera se comprometió a gestionar proyectos, cumpliendo con el programa de seguridad y reducción de riesgos.

“Necesitamos darle al bosque todo lo que le hemos quitado, y para ello, será muy importante que entren en operación nuevos esquemas regulatorios de una gestión de calidad para llevar a cabo las buenas prácticas, porque solamente así seremos líderes”, externó.

Territorio afectado por la tala clandestina

Por su parte, la Protectora de Bosques (Probosque) al inicio de este año, dio a conocer que 53 zonas ecológicas que se encuentran en territorio mexiquense son afectadas por delitos ambientales, principalmente por la tala clandestina.

Algunas de éstas regiones, son: el corredor Iztaccíhuatl-Popocatépetl, el parque Lagunas de Zempoala, el Cobio Chichinautzin, Santuario del Agua y Forestal, manantiales Cascada Diamantes, El Salto de Atlautla-Ecatzingo, el Sistema Tetzcotzingo y La Bufa Otomí-Mexica.

De igual forma, han sido afectadas las áreas naturales catalogadas con un nivel “medio” en delitos ambientales, como: el Parque Mariposa Monarca, el Nevado de Toluca, la cuenta del Río Valle de Bravo y el Bosencheve.

También se encuentran en esta lista el santuario del agua Valle de Bravo, Río Grande San Pedro, el parque Chapa de Mota, el Náhuatl-Maltazinca, la sierra de Nanchititla y Forestal Presa Taxhimay.


Principales objetivos una vez que asumió el cargo:

-Gestionar proyectos para nutrir el capital del trabajo

-Contribuir a renovar las maquinarias

-Cumplir con un programa de seguridad y reducción de riesgos

-Promover las expo comerciales a través de la realización de una Mega Expo Forestal de Comercio en el 2020

-Pugnar por una economía naranja para el desarrollo de ideas productivas e innovadoras, las cuales sean amigables con el medio ambiente

-Reactivar al sector artesanal y reducir el uso de plásticos