/ jueves 26 de marzo de 2020

Sobreviven pequeños comercios y ambulantes a contingencia de COVID-19

Pese a las medidas y multas que se han establecido, la actividad comercial sigue a cuentagotas en algunas zonas de Toluca

Los pequeños comercios y el ambulantaje son los únicos giros que han mantenido en operación en el quinto día decretado como cuarentena en el Estado de México por el COVID-19.


Pese a la medida de restricción por "la sana distancia", los dueños de panaderías, papelerías, rosticerías, tiendas de ropa y zapatos, mantienen las cortinas abiertas ante el temor de irse a la banca rota.

"No queda de otra, hay que seguir abriendo, el negocio es mi patrimonio y no lo puedo descansar", comentó Roberto Herrera, locatario en la zona de la terminal de un puesto de ropa.

En las inmediaciones de la terminal, la actividad comercial se mantiene casi de forma normal, pese a que la dirección de Gobernación ha reforzado los operativos en contra del comercio informal, los ambulantes siguen acudiendo a diario para intentar vender.

"La contingencia ya pasó, usted compre con confianza", contestaron algunos de los ambulantes consultados.

En el mercado Benito Juárez, cada tres días realizan limpieza con jabón y usan pipas para regar agua en los accesos al zoco. Su intención es darle confianza a los clientes.

Pese a sus esfuerzos y no cerrar sus negocios, las ventas han caído casi en un 90 por ciento, según reveló Germán Reza, integrante de la mesa directiva.

"No pues las ventas están por los suelos, realmente bajo el 90 por ciento, no hay clientes", comentó el locatario.

La mayoría de pequeños locatarios, temen más por el pago de rentas de los locales, la luz y otros servicios que deben mantener. Pero sus ventas están cayendo conforme pasa la cuarentena.

"Lo difícil se viene con el pago de la renta, son por lo menos cinco mil pesos mensuales, también hay que pagar la mercancía que pides a crédito", confesó Arturo Prado, locatario de zapatos y cinturones.

Aunque los locales de comida, pueden seguir abiertos sin temor a ser multados, la poca afluencia de personas en las calles de Toluca, provocaron su cierre.

De acuerdo con el artículo 19 del Código de Procedimientos Administrativos del Estado de México, el establecimiento no autorizado para permanecer abierto durante la cuarentena, y que abra, se hará acreedor a una multa que va de los 10 a 100 días de salario mínimo.

Es decir, tendrán que pagar desde mil 230 a 12 mil 300 pesos, siendo la sanción más alta, aunque también puede ser solo administrativa.

Lo anterior quedó establecido en la Gaceta del Gobierno del estado, tras el anuncio del gobernador el lunes pasado.

Los pequeños comercios y el ambulantaje son los únicos giros que han mantenido en operación en el quinto día decretado como cuarentena en el Estado de México por el COVID-19.


Pese a la medida de restricción por "la sana distancia", los dueños de panaderías, papelerías, rosticerías, tiendas de ropa y zapatos, mantienen las cortinas abiertas ante el temor de irse a la banca rota.

"No queda de otra, hay que seguir abriendo, el negocio es mi patrimonio y no lo puedo descansar", comentó Roberto Herrera, locatario en la zona de la terminal de un puesto de ropa.

En las inmediaciones de la terminal, la actividad comercial se mantiene casi de forma normal, pese a que la dirección de Gobernación ha reforzado los operativos en contra del comercio informal, los ambulantes siguen acudiendo a diario para intentar vender.

"La contingencia ya pasó, usted compre con confianza", contestaron algunos de los ambulantes consultados.

En el mercado Benito Juárez, cada tres días realizan limpieza con jabón y usan pipas para regar agua en los accesos al zoco. Su intención es darle confianza a los clientes.

Pese a sus esfuerzos y no cerrar sus negocios, las ventas han caído casi en un 90 por ciento, según reveló Germán Reza, integrante de la mesa directiva.

"No pues las ventas están por los suelos, realmente bajo el 90 por ciento, no hay clientes", comentó el locatario.

La mayoría de pequeños locatarios, temen más por el pago de rentas de los locales, la luz y otros servicios que deben mantener. Pero sus ventas están cayendo conforme pasa la cuarentena.

"Lo difícil se viene con el pago de la renta, son por lo menos cinco mil pesos mensuales, también hay que pagar la mercancía que pides a crédito", confesó Arturo Prado, locatario de zapatos y cinturones.

Aunque los locales de comida, pueden seguir abiertos sin temor a ser multados, la poca afluencia de personas en las calles de Toluca, provocaron su cierre.

De acuerdo con el artículo 19 del Código de Procedimientos Administrativos del Estado de México, el establecimiento no autorizado para permanecer abierto durante la cuarentena, y que abra, se hará acreedor a una multa que va de los 10 a 100 días de salario mínimo.

Es decir, tendrán que pagar desde mil 230 a 12 mil 300 pesos, siendo la sanción más alta, aunque también puede ser solo administrativa.

Lo anterior quedó establecido en la Gaceta del Gobierno del estado, tras el anuncio del gobernador el lunes pasado.

Local

Disminuye 50% fallecimientos por Covid-19 en Ecatepec

Anteriormente sepultaban hasta 15 personas diarias, aunque ahora la cifra disminuyó a entre 8 y 9 al día

Local

Aumenta consumo de agua en municipios metropolitanos por medidas sanitarias

Tras la pandemia de Covid-19, la demandanda del líquido se ha multiplicado por cuatro en los hogares mexiquenses

Local

Toluca regresó a "la nueva normalidad"

Este lunes Toluca registró una gran afluencia de personas en diversos lugares y negocios durante el primer día del regreso de las actividades económicas

Local

Reprueban 84 municipios en calidad del gasto; no miden cómo ejercen sus recursos

Zinacantepec, Metepec y Nicolás Romero fueron municipios mejor evaluados

Sociedad

Apoyos del gobierno representan el 30% de ingresos de hogares pobres: Coneval

El pasado mes de mayo el Coneval aseguró que más de 10 millones de mexicanos se sumarán a la pobreza debido al impacto del Coivd-19

Local

Fallece exlíder del SMSEM

El profesor Jacob Pérez Álvarez, aún cuando en los últimos años ocupó distintas posiciones políticas y cargos públicos, durante su trayectoria como maestro fue un impulsor de la educación normalista

Local

Insisten en cobrar acceso y estacionamiento en la Central de Abasto

Ante dicha problemática, tanto locatarios como condóminos, piden a los clientes no pagar estas cuotas ya que la asamblea no las ha autorizado.