/ domingo 9 de mayo de 2021

¿Por qué se agudizó la tecnofobia en medio de la pandemia?

No es propia de una generación u otra, sino que afecta por igual a todos los sectores de la sociedad

Trabajar, estudiar y el esparcimiento en casa podrían considerarse suficientes argumentos para querer la tecnología, pero no es así, ya que se ha detectado en medio de la pandemia un miedo silencioso en gran parte de la población llamado tecnofobia.

El excesivo uso de las nuevas herramientas digitales en casi todos los aspectos de la vida (desde conferencias virtuales hasta transferencias bancarias) están orillando a tener esta aversión por la tecnología y con ello se agudizan problemas de ansiedad y depresión en todos los sectores de la sociedad.

La situación ha llegado a tal grado que cuando se nos presenta una nueva tecnología muchas veces es nulo el interés por entenderla y preferimos las que ya conocemos, de acuerdo a lo señalado por Miguel Alberto Zapata, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México en ciencia y tecnología en el artículo publicado el pasado 5 de mayo por la Gaceta UNAM titulado: Tecnofobia, trastorno agudizado por la pandemia y el confinamiento.

El especialista agrega que la tecnología es necesaria, sin embargo genera una sensación de aislamiento y causa un sentimiento de ruptura en nuestros espacios, pues fusiona el lugar de trabajo, de ocio, de aprendizaje y de descanso en uno sólo y nos deja a merced de un espacio que es imposible ordenar adecuadamente.

Para aquellas personas que tienen que hacer todo desde casa se agudizó aún más estos sentimientos de aversión hacia la tecnología debido a que limita las formas en que las personas se relacionan entre sí a situaciones poco habituales y que sustituyen la interacción directa.

Los malestares provocados por la tecnofobia prevalecen en la vida de cerca del 10% de la población mundial, causando ansiedad y fobia social, lo que hace necesario el acudir a tratamiento clínico especializado para tratar los síntomas.

El investigador de la máxima casa de estudios del país resaltó que la nueva vida digital es abrumadora porque no nos hemos adaptado a ella aún, aunado a nuestro temor con respecto a los riesgos de la seguridad digital y posibles peligros de Internet agudizan los estragos de la tecnofobia.

Trabajar, estudiar y el esparcimiento en casa podrían considerarse suficientes argumentos para querer la tecnología, pero no es así, ya que se ha detectado en medio de la pandemia un miedo silencioso en gran parte de la población llamado tecnofobia.

El excesivo uso de las nuevas herramientas digitales en casi todos los aspectos de la vida (desde conferencias virtuales hasta transferencias bancarias) están orillando a tener esta aversión por la tecnología y con ello se agudizan problemas de ansiedad y depresión en todos los sectores de la sociedad.

La situación ha llegado a tal grado que cuando se nos presenta una nueva tecnología muchas veces es nulo el interés por entenderla y preferimos las que ya conocemos, de acuerdo a lo señalado por Miguel Alberto Zapata, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México en ciencia y tecnología en el artículo publicado el pasado 5 de mayo por la Gaceta UNAM titulado: Tecnofobia, trastorno agudizado por la pandemia y el confinamiento.

El especialista agrega que la tecnología es necesaria, sin embargo genera una sensación de aislamiento y causa un sentimiento de ruptura en nuestros espacios, pues fusiona el lugar de trabajo, de ocio, de aprendizaje y de descanso en uno sólo y nos deja a merced de un espacio que es imposible ordenar adecuadamente.

Para aquellas personas que tienen que hacer todo desde casa se agudizó aún más estos sentimientos de aversión hacia la tecnología debido a que limita las formas en que las personas se relacionan entre sí a situaciones poco habituales y que sustituyen la interacción directa.

Los malestares provocados por la tecnofobia prevalecen en la vida de cerca del 10% de la población mundial, causando ansiedad y fobia social, lo que hace necesario el acudir a tratamiento clínico especializado para tratar los síntomas.

El investigador de la máxima casa de estudios del país resaltó que la nueva vida digital es abrumadora porque no nos hemos adaptado a ella aún, aunado a nuestro temor con respecto a los riesgos de la seguridad digital y posibles peligros de Internet agudizan los estragos de la tecnofobia.

Local

Comerciantes de nuez del Edomex, preocupados por el regreso a semáforo naranja   

Temen la posible cancelación del Festival de la Nuez de Castilla debido a la alta cifra de contagios de Covid-19 en la entidad durante los últimos días

Local

Ciclistas protestan por muertes viales en Metepec

Integrantes del colectivo Bicionarias instalaron una ofrenda para don Pedro, peatón que falleció atropellado por un camión de transporte público en Metepec

Local

¿Qué actividades estarán permitidas en el Edomex tras el retorno al semáforo naranja?

De acuerdo con la información publicada en la Gaceta de Gobierno, gran parte de los establecimientos sólo podrán hacerlo a la mitad de su capacidad; sin embargo, en algunos casos será menor

Sociedad

Ocultan en tiraderos de Cancún toneladas de sargazo

Los empresarios admiten que los tiraderos clandestinos son un problema real, pues faltan estaciones para el tratamiento de miles de toneladas

Gossip

Rosita Pelayo comparte cómo ser feliz aun con las desgracias

Rosita Pelayo presenta su conferencia en la reapertura de El Círculo Teatral

Cultura

La literatura, el refugio de Mayra Santos-Febres

La novela evoca los momentos de mayor miedo y crisis que la población de Puerto Rico

Gossip

Arath de la Torre vuelve como Don Juan en El Tenorio Cómico

Con más de 30 años de carrera, Arath de la Torre piensa diversificarse en la dirección de escena y como productor

Cultura

María Dueñas, referente literario con sensibilidad femenina

Con más de 70 ediciones y traducida a 40 idiomas, la primera novela de María Dueñas la convirtió en un referente literario

Sociedad

Chigmecatitlán, único municipio de Puebla sin Covid-19

El municipio de Puebla es el único del estado sin casos sospechosos, ni defunciones por el coronavirus