/ domingo 30 de agosto de 2020

Serie Lovecraft Country muestra los horrores del racismo

En Lovecraft country dos personajes viajan por Estados Unidos en los años 50, enfrentados a males como el racismo y el sexismo

Basada en la novela homónima de Matt Ruff, Lovecraft country retoma el terror de las historias de H. P. Lovecraft, para exhibir los horrores de la realidad.

A través de personajes que parecen salidos de las historias de Lovecraft y ambientada en los segregacionistas años 50, la historia expone las similitudes que aquella época tiene con la realidad actual, explica la actriz Wunmi Mosaku.

“La historia se repite, es una pena que todavía no sea historia pasada, que siga muy presente. Siento que este programa podría haberse contado en cualquier momento, antes o ahora, y tendría la misma relevancia y significado. Mi esperanza es que en cinco años se sienta como algo de lo que nos estamos alejando. Pero es una pena que se sienta tan relevante. Y esa es nuestra realidad”, comentó la ganadora del BAFTA televisivo, quien en la serie da vida a Ruby Baptiste.

Lovecraft country sigue a Atticus Freeman (Jonathan Majors) junto a su amiga Letitia (Jurnee Smollett) y a su sobrino George (Courtney B. Vance), quienes inician un viaje por Estados Unidos en busca de su padre en la década de los años 50. En el recorrido, los protagonistas se enfrentan a los horrores racistas de un país con supremacía blanca, cuyos horrores se asemejan a los que provocan los monstruos de las novelas de H. P. Lovecraft.

“Es un testimonio seguro de la genialidad de Misha Green –comenta la actriz Abbey Lee Kershaw–. El crear algo que está tan ligado a la historia y que es relevante hoy en día y con elementos mágicos; luego el drama familiar universal. Todo eso ligado fue algo que me impactó y me atrajo al proyecto”.

Abbey Lee Kershaw interpreta en esta serie a Christina Braithwhite, quien a pesar de contar con el privilegio de ser una persona blanca, tiene que enfrentar la pesadez del machismo de aquella época. Sin embargo, su personaje es una persona que no se disculpa y que para la actriz generó una reflexión sobre el papel de las mujeres en la sociedad actual.

“Eso viene de la experiencia de saber lo que era ser un hombre durante esa década, donde las mujeres tenían poco o ningún derecho, ni independencia, ni libertad, por lo que ella sabía lo que se sentía ser libre”, explica la actriz.

“Eso me hizo darme cuenta de cosas, como las veces que he pedido perdón a un hombre, cuando le sonrío a uno, la manera como respondo cuando voy a la gasolinera a comprar un refresco y él me dice ‘cariño’. Todas estas cosas que ocurren a diario para todas las mujeres, como la forma en que te critican o te ignoran. Nos acostumbramos tanto, porque sucede todos los días. Y Christina me hizo pensar ‘¿por qué le sonríes a ese hombre? ¿Por qué dices lo siento?’; y eso me hizo sentir realmente irritada”, señala.

Lovecraft c ountry cuenta con la producción de Jordan Peele, quien ha tratado el tema del racismo en películas como Nosotros y la ganadora del Oscar a Mejor Guion ¡Huye! A él se suma el productor J. J. Abrams, director de Star Wars: El despertar de la fuerza y El ascenso de Skywalker, así como ganador de dos premios Emmy por su trabajo en Lost y nominado dos ocasiones más por su participación en Westworld.

La serie se transmite todos los domingos a las 22:00 horas en HBO y HBOGO.

Basada en la novela homónima de Matt Ruff, Lovecraft country retoma el terror de las historias de H. P. Lovecraft, para exhibir los horrores de la realidad.

A través de personajes que parecen salidos de las historias de Lovecraft y ambientada en los segregacionistas años 50, la historia expone las similitudes que aquella época tiene con la realidad actual, explica la actriz Wunmi Mosaku.

“La historia se repite, es una pena que todavía no sea historia pasada, que siga muy presente. Siento que este programa podría haberse contado en cualquier momento, antes o ahora, y tendría la misma relevancia y significado. Mi esperanza es que en cinco años se sienta como algo de lo que nos estamos alejando. Pero es una pena que se sienta tan relevante. Y esa es nuestra realidad”, comentó la ganadora del BAFTA televisivo, quien en la serie da vida a Ruby Baptiste.

Lovecraft country sigue a Atticus Freeman (Jonathan Majors) junto a su amiga Letitia (Jurnee Smollett) y a su sobrino George (Courtney B. Vance), quienes inician un viaje por Estados Unidos en busca de su padre en la década de los años 50. En el recorrido, los protagonistas se enfrentan a los horrores racistas de un país con supremacía blanca, cuyos horrores se asemejan a los que provocan los monstruos de las novelas de H. P. Lovecraft.

“Es un testimonio seguro de la genialidad de Misha Green –comenta la actriz Abbey Lee Kershaw–. El crear algo que está tan ligado a la historia y que es relevante hoy en día y con elementos mágicos; luego el drama familiar universal. Todo eso ligado fue algo que me impactó y me atrajo al proyecto”.

Abbey Lee Kershaw interpreta en esta serie a Christina Braithwhite, quien a pesar de contar con el privilegio de ser una persona blanca, tiene que enfrentar la pesadez del machismo de aquella época. Sin embargo, su personaje es una persona que no se disculpa y que para la actriz generó una reflexión sobre el papel de las mujeres en la sociedad actual.

“Eso viene de la experiencia de saber lo que era ser un hombre durante esa década, donde las mujeres tenían poco o ningún derecho, ni independencia, ni libertad, por lo que ella sabía lo que se sentía ser libre”, explica la actriz.

“Eso me hizo darme cuenta de cosas, como las veces que he pedido perdón a un hombre, cuando le sonrío a uno, la manera como respondo cuando voy a la gasolinera a comprar un refresco y él me dice ‘cariño’. Todas estas cosas que ocurren a diario para todas las mujeres, como la forma en que te critican o te ignoran. Nos acostumbramos tanto, porque sucede todos los días. Y Christina me hizo pensar ‘¿por qué le sonríes a ese hombre? ¿Por qué dices lo siento?’; y eso me hizo sentir realmente irritada”, señala.

Lovecraft c ountry cuenta con la producción de Jordan Peele, quien ha tratado el tema del racismo en películas como Nosotros y la ganadora del Oscar a Mejor Guion ¡Huye! A él se suma el productor J. J. Abrams, director de Star Wars: El despertar de la fuerza y El ascenso de Skywalker, así como ganador de dos premios Emmy por su trabajo en Lost y nominado dos ocasiones más por su participación en Westworld.

La serie se transmite todos los domingos a las 22:00 horas en HBO y HBOGO.

Local

¿Simulan reuniones para sanear la presa de Valle de Bravo?

Este 26 de febrero, organizaciones civiles no volvieron a ser convocados a las supuestas reuniones que la Conagua sostendría con la Caem y el Ayuntamiento

Local

Realizan caminata en Ecatepec a favor del consumo de la marihuana

Este acto tuvo dos principales objetivos, aseguraron integrantes del Movimiento Cannábico Mexicano

Local

¿Quiénes son los aspirantes a la Rectoría de la UAEM?

A partir del 4 de marzo iniciarán las jornadas de promoción para convertirse en candidatos ante el Consejo Universitario el 14 de mayo

Mundo

Reactivan restricciones por repunte del virus

Biden obtuvo su primera victoria legislativa cuando se aprobó un paquete de ayuda millonaria para EU

Mundo

Trumpistas se esparcen en las redes sociales

* Tras el veto de Facebook y Twitter, extremistas buscan opciones sin regulación y que son más confidenciales

Teatro

Tres plataformas se unen en pro del arte

La plataforma Teatrix continúa creciendo en nuestro país, ofreciendo contenido para todos los gustos

Gossip

The Walking Dead, como sacado de la realidad

La guionista principal de The walking dead, Angela Kang, habla acerca del éxito de la serie y la similitudes con la actual crisis sanitaria 

Gossip

Armored Dawn trae el metal brasileño a México

La agrupación busca introducirse entre el público local a través de Ragnarok, un tema con ritmos pesados y una letra sobre la hermandad

Gossip

Sherlyn vuelve a la pantalla chica como villana

Sherlyn forma parte del elenco de la telenovela ¿Qué le pasa a mi familia?, tras cinco años de ausencia de la TV