/ miércoles 4 de diciembre de 2019

90 por ciento de los jóvenes que desaparecen, regresan a sus casas

Dilcya Samantha García Espinoza, fiscal central de Atención a Delitos Vinculados con la Violencia de Género, asegura que las alertas Amber y el protocolo Alba en el Edomex son exitosos

Tras asegurar que las alertas Amber y el protocolo Alba en el Estado de México son exitosas, Dilcya Samantha García Espinoza, fiscal central de Atención a Delitos Vinculados con la Violencia de Género en la FGJEM, dio a conocer que el 90% de los jóvenes que desaparecen regresan a sus casas.

En entrevista, luego de la firma del acuerdo entre la dependencia y el CONCAEM, la funcionaria estatal destacó que ahora existe un escenario de mayor atención a la desaparición de menores por parte de las familias.

Al negarse a señalar si ha incrementado o disminuido el número de padres de familia que buscan a sus hijos a través de las redes sociales, García Espinoza reconoció que existe una zozobra mayor en este tipo de reportes.

Casos que salen de lo cotidiano

Aunque algunos especialistas cuestionan el hecho de que se otorguen hasta 72 horas para comenzar a buscar a una persona desaparecida, la funcionaria apuntó que es muy importante que cuando estos casos salen de lo cotidiano se puedan denunciar de manera inmediata.

En cuanto al incremento de las desapariciones de jóvenes en los taxis en los últimos meses, la funcionaria se negó a señalar si realmente ha sido así, sin embargo, todo lo que se encuentre relacionado con el sector transporte debe ser abordado con mucho cuidado.

“Las personas que abordan un medio de transporte público se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad, porque se trata de un espacio cerrado cuya operación es ajena a nosotras”, enfatizó.

Reforzaron el trabajo con la Secretaría de Movilidad

Derivado de dicha situación, la responsable del área de Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género sostuvo que han venido coordinando diferentes acciones con las Secretarías de Movilidad y Seguridad, así como otras dependencias relacionadas para llevar a cabo dos operativos diarios en el transporte público, con el propósito de verificar abusos hacia las jóvenes.

“No hemos podido identificar con claridad una situación relacionada con trata de personas, pero en un porcentaje del 15% se tienen algunas carpetas con esta línea de investigación”, manifestó.

Principales causas por las que los jóvenes desaparecen

La funcionaria expresó que son muchos los factores por los cuales los jóvenes desaparecen en la entidad, entre ellos se encuentran: la reprobación de materias y fractura del tejido familiar.

Ante este panorama, informó que la FGJEM ya se encuentra trabajando en una política pública para que los jóvenes no se vayan de sus hogares, aunque se trate de una decisión voluntaria.


Tras asegurar que las alertas Amber y el protocolo Alba en el Estado de México son exitosas, Dilcya Samantha García Espinoza, fiscal central de Atención a Delitos Vinculados con la Violencia de Género en la FGJEM, dio a conocer que el 90% de los jóvenes que desaparecen regresan a sus casas.

En entrevista, luego de la firma del acuerdo entre la dependencia y el CONCAEM, la funcionaria estatal destacó que ahora existe un escenario de mayor atención a la desaparición de menores por parte de las familias.

Al negarse a señalar si ha incrementado o disminuido el número de padres de familia que buscan a sus hijos a través de las redes sociales, García Espinoza reconoció que existe una zozobra mayor en este tipo de reportes.

Casos que salen de lo cotidiano

Aunque algunos especialistas cuestionan el hecho de que se otorguen hasta 72 horas para comenzar a buscar a una persona desaparecida, la funcionaria apuntó que es muy importante que cuando estos casos salen de lo cotidiano se puedan denunciar de manera inmediata.

En cuanto al incremento de las desapariciones de jóvenes en los taxis en los últimos meses, la funcionaria se negó a señalar si realmente ha sido así, sin embargo, todo lo que se encuentre relacionado con el sector transporte debe ser abordado con mucho cuidado.

“Las personas que abordan un medio de transporte público se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad, porque se trata de un espacio cerrado cuya operación es ajena a nosotras”, enfatizó.

Reforzaron el trabajo con la Secretaría de Movilidad

Derivado de dicha situación, la responsable del área de Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género sostuvo que han venido coordinando diferentes acciones con las Secretarías de Movilidad y Seguridad, así como otras dependencias relacionadas para llevar a cabo dos operativos diarios en el transporte público, con el propósito de verificar abusos hacia las jóvenes.

“No hemos podido identificar con claridad una situación relacionada con trata de personas, pero en un porcentaje del 15% se tienen algunas carpetas con esta línea de investigación”, manifestó.

Principales causas por las que los jóvenes desaparecen

La funcionaria expresó que son muchos los factores por los cuales los jóvenes desaparecen en la entidad, entre ellos se encuentran: la reprobación de materias y fractura del tejido familiar.

Ante este panorama, informó que la FGJEM ya se encuentra trabajando en una política pública para que los jóvenes no se vayan de sus hogares, aunque se trate de una decisión voluntaria.