/ jueves 25 de noviembre de 2021

"A lo que te truje chencha"; los boleros de los Portales y el arrebato contra la crisis

Una labor que se lustra, se calza, se abrillanta y se resiste a guardarse en un cajón de trapos y ceras

De un solo arrebato, que va de un lado a otro con el trapo sobre el cuero de los zapatos, el bolero Antonio Figueroa saca el pedido de un cliente. Lo hace en no más de tres minutos, porque dice que las personas tienen prisa y él también para poder recuperar los meses perdidos por la crisis.

Hace que el trapo “chifle”, por la rapidez con que lo pasa por la piel del zapato y mientras pone capa tras capa de la grasa y el brillo.

“A lo que te truje chencha”, expresa Toño sin dejar de mover las manos y echando la cabeza al cielo, porque le atribuye a "Dios" el poder regresar a los Portales a bolear.

“Nos quitamos cuatro meses, pero en la casa seguí boleando, me llegaban los zapatos allá”, cuenta Antonio sobre cómo pudo sortear la crisis en los meses más duros.

El cambio a semáforo verde epidemiológico en el estado de México y el fin de año, se pintan para Antonio Figueroa, como las mejores fechas y la llegada de más clientes. Y por eso debe mover sus manos más rápido y bromear con sus clientes.

Huella de 33 años boleando

El bolero José Jaramillo muestra ambas palmas de sus manos de frente y a la altura de su pecho y las muestra llenas de grasa de zapatos.

“Son mis huellas digitales”, expresa el aseador para referirse en metáfora a que sus manos están entintadas de cayos y la grasa sobrante de 33 años de bolear en los Portales.

Y muestra sus manos con arrugas y ennegrecidas. Chatas porque la piel se le hizo calluda y se le engrosaron los dedos de arriba y de los lados por los años de bolear.

A don José lo encontramos este martes recargado sobre el respaldo de su banquito y con su silla vacía. Así está por ratos, porque no hay aún normalidad para ese oficio en el centro de la ciudad de Toluca.

Estaba agazapado a la espera de un cliente y esperanzado en que sean más de 12 boleadas al día.

Resisten los boleros

Raymundo Salgado Carmona, presidente de la Asociación Unidos para el Desarrollo Comunitario de Toluca Boleros del Portal y Zona Terminal, expone en el contexto real que se vive en su gremio. Y sus datos indican que posiblemente después de enero puedan obtener más ganancias.

“Por mucho son nueve boleadas, pero van de tres a cuatro, no sé qué está pasando con esta economía que no quiere dar el último estirón”, señala Salgado.

El líder de los aseadores informó que son 30 boleros establecidos en los Portales y otros 16 en la zona de la terminal, aunque en total son 60 agremiados.

Dijo que para poder subsistir en el oficio durante los meses más duros, debieron solicitar ayuda con actores políticos y servidores públicos, quienes les donaron despensas a sus familias.

Aunque lo primero que el gremio pide, es que lleguen más clientes y sus empleos se mantengan.

Es una labor que se lustra, se calza, se abrillanta y se resiste a guardarse en un cajón de trapos y ceras, dice el líder de los boleros.

De un solo arrebato, que va de un lado a otro con el trapo sobre el cuero de los zapatos, el bolero Antonio Figueroa saca el pedido de un cliente. Lo hace en no más de tres minutos, porque dice que las personas tienen prisa y él también para poder recuperar los meses perdidos por la crisis.

Hace que el trapo “chifle”, por la rapidez con que lo pasa por la piel del zapato y mientras pone capa tras capa de la grasa y el brillo.

“A lo que te truje chencha”, expresa Toño sin dejar de mover las manos y echando la cabeza al cielo, porque le atribuye a "Dios" el poder regresar a los Portales a bolear.

“Nos quitamos cuatro meses, pero en la casa seguí boleando, me llegaban los zapatos allá”, cuenta Antonio sobre cómo pudo sortear la crisis en los meses más duros.

El cambio a semáforo verde epidemiológico en el estado de México y el fin de año, se pintan para Antonio Figueroa, como las mejores fechas y la llegada de más clientes. Y por eso debe mover sus manos más rápido y bromear con sus clientes.

Huella de 33 años boleando

El bolero José Jaramillo muestra ambas palmas de sus manos de frente y a la altura de su pecho y las muestra llenas de grasa de zapatos.

“Son mis huellas digitales”, expresa el aseador para referirse en metáfora a que sus manos están entintadas de cayos y la grasa sobrante de 33 años de bolear en los Portales.

Y muestra sus manos con arrugas y ennegrecidas. Chatas porque la piel se le hizo calluda y se le engrosaron los dedos de arriba y de los lados por los años de bolear.

A don José lo encontramos este martes recargado sobre el respaldo de su banquito y con su silla vacía. Así está por ratos, porque no hay aún normalidad para ese oficio en el centro de la ciudad de Toluca.

Estaba agazapado a la espera de un cliente y esperanzado en que sean más de 12 boleadas al día.

Resisten los boleros

Raymundo Salgado Carmona, presidente de la Asociación Unidos para el Desarrollo Comunitario de Toluca Boleros del Portal y Zona Terminal, expone en el contexto real que se vive en su gremio. Y sus datos indican que posiblemente después de enero puedan obtener más ganancias.

“Por mucho son nueve boleadas, pero van de tres a cuatro, no sé qué está pasando con esta economía que no quiere dar el último estirón”, señala Salgado.

El líder de los aseadores informó que son 30 boleros establecidos en los Portales y otros 16 en la zona de la terminal, aunque en total son 60 agremiados.

Dijo que para poder subsistir en el oficio durante los meses más duros, debieron solicitar ayuda con actores políticos y servidores públicos, quienes les donaron despensas a sus familias.

Aunque lo primero que el gremio pide, es que lleguen más clientes y sus empleos se mantengan.

Es una labor que se lustra, se calza, se abrillanta y se resiste a guardarse en un cajón de trapos y ceras, dice el líder de los boleros.

Local

Inauguran nueva fachada de la Central de Abasto de Toluca 

Promete administración el cambio no solo será de afuera sino también dentro 

Local

Les tocó vacuna a "chavos" de Toluca 

Hubo que madrugar y formarse cinco cuadras atrás 

Policiaca

Sepultaron a Carlos Vera: era bombero y biker

Motociclistas lo acompañaron en caravana y luego protestaron frente a la Secretaría de Seguridad del estado

Sociedad

CanSino debe más de la mitad de las vacunas

La farmacéutica china ha entregado poco más de 14 millones de dosis de las 35 millones que pactó

Finanzas

Debe General Motors definir situación sindical en Silao: Kenneth Smith

Su participación tiene que ser más activa, o será "un balazo en el pie": Smith

Política

Violencia de género marcó comicios 2021, reconoce el INE

La participación de las mujeres no estuvo exenta de descalificaciones y amenazas, señalan consejeras

Salud

¿Pueden los microplásticos contribuir a la resistencia a los antibióticos?

Nuevo estudio reveló cómo influye la luz UV del Sol para crear un ecosistema favorable a los microorganismos

Local

Baja la hospitalización de niños por Covid-19 

En el Hospital para el Niño solo hay cuatro pacientes, dos de ellos en terapia intensiva 

Local

No hay condiciones para aprobar el paquete fiscal el 15 de diciembre, advierte Morena

Si la propuesta no se avala en el término legal, las comisiones se podrían declarar en sesión permanente