/ jueves 25 de noviembre de 2021

Carmen teme por su vida; fue agredida con ácido pero el responsable podría ser liberado

Este miércoles visitó Toluca para acudir a un evento a conmemorar el Día Internacional contra la Violencia de Género, donde alertó que se minimizan esas agresiones

El 20 de febrero del 2014 Carmen Sánchez fue agredida con ácido y después de siete años su agresor fue detenido en mayo de este año, pero ahora busca un amparo para quedar en libertad; por lo cual ella teme por su vida y pide a los juzgados de distrito de Chalco no otorgarle ese beneficio.

Carmen ha ido tejiendo redes de apoyo y tiene una fundación que lleva su nombre para apoyar a víctimas de ese delito, pero advierte que existen obstáculos, empezando por la propia norma, lagunas legales en los códigos y el hecho de que se minimizan las agresiones.

Este miércoles visitó la capital mexiquense para acudir a un evento a conmemorar el Día Internacional contra la Violencia de Género, donde alertó que se minimizan esas agresiones, aun cuando tienen más de tres décadas de ocurrir en México, pero antes no se nombraban, ni se denunciaban por miedo.

Urgió a considerar los ataques con ácido como un delito autónomo, con sus propias agravantes, sin beneficios legales y a revisar las carpetas que se han iniciado y están archivadas. Denunció que esos casos no son aislados y no solo ocurren en otros países, sino también en México.

“Tampoco son casos nuevos, estos casos tienen más de tres décadas aquí en nuestro país, solo que nadie los nombraba. Las mujeres no denunciamos por miedo, por miedo a enfrentarnos a todo esto a lo que nos enfrentamos quienes decidimos alzar la voz”.

El silencio, advirtió, no protegerá a las víctimas nunca, por lo cual es necesario alzar la voz, denunciar y exigir al Estado sus derechos, pues no tendrían por qué estar pidiendo justicia, ni que se legislen o se cumplan las leyes. Pidió avanzar con comités que revisen las carpetas de investigación iniciadas.

“No hay quien vaya y quien revise esas carpetas, creo que es muy importante que se avance con comités que revisen todas esas carpetas que están ahí como expedientes archivados.

“Las mujeres atacadas con ácido no somos expedientes, esto que nos hacen a nosotros no son lesiones simples, como en mi caso, que así lo asentó el médico legista: son lesiones terribles que me van a quedar permanentes para todo el resto de mi vida”, afirmó.

Su agresor fue detenido en mayo de este año después de estar siete años libre, y ha promovido un amparo donde reclama la vinculación a proceso y pide su libertad.

Carmen Sánchez pidió a la Corte y especialmente a los juzgados federales de Chalco que tomen en cuenta el delito que cometió “el ácido no solo pone en riesgo a la mujer en el momento de la agresión, sino en los meses y años posteriores.

“Es un intento de feminicidio y como tal se tiene que castigar, por eso es que estoy muy preocupada el día de hoy: tengo miedo de que este juez vaya a favorecer el amparo, y ustedes se imaginarían lo que sería para mí: no me volverían a ver”.

Ximena Canseco, cofundadora de la Fundación Carmen Sánchez refirió que en el Estado de México se tipificó el ataque con ácido en 2019 como agravante al delito de lesiones con penas de 7 a 14 años, pero buscan que sea considerado un delito autónomo con sus propias agravantes, sin beneficios legales y sin posibilidad de que se reduzcan las penas.

También que se homologuen con una pena mínima de 40 años y la reparación del daño porque se requieren muchas cirugías costosas y dolorosas, además de atención psicológica.

Su agresor busca llevar su proceso en libertad, cuando estuvo libre por años y ahora está vinculado a proceso por tentativa de feminicidio, pero ha solicitados dos amparos: en uno reclama la vinculación a proceso, y en otro la medida cautelar porque la orden de aprehensión fue liberada por lesiones simples, pero fue detenido por la tentativa.

El agresor, advirtió, es muy peligroso, pues antes del ataque Carmen denunció tres veces, pero las autoridades no actuaron y si queda libre correrían riesgo la vida de ella, sus hijas y familia, por lo cual harían responsable a las autoridades del Estado.

El 29 de noviembre se analizará el amparo, por lo cual Carmen llamó a la Suprema Corte de Justicia, a los juzgados de distrito sexto de Chalco a que no le den ningún beneficio, pues estuvo prófugo siete años y ella, señaló, ha presentado todas las pruebas de que su intención era matarla.

El 20 de febrero del 2014 Carmen Sánchez fue agredida con ácido y después de siete años su agresor fue detenido en mayo de este año, pero ahora busca un amparo para quedar en libertad; por lo cual ella teme por su vida y pide a los juzgados de distrito de Chalco no otorgarle ese beneficio.

Carmen ha ido tejiendo redes de apoyo y tiene una fundación que lleva su nombre para apoyar a víctimas de ese delito, pero advierte que existen obstáculos, empezando por la propia norma, lagunas legales en los códigos y el hecho de que se minimizan las agresiones.

Este miércoles visitó la capital mexiquense para acudir a un evento a conmemorar el Día Internacional contra la Violencia de Género, donde alertó que se minimizan esas agresiones, aun cuando tienen más de tres décadas de ocurrir en México, pero antes no se nombraban, ni se denunciaban por miedo.

Urgió a considerar los ataques con ácido como un delito autónomo, con sus propias agravantes, sin beneficios legales y a revisar las carpetas que se han iniciado y están archivadas. Denunció que esos casos no son aislados y no solo ocurren en otros países, sino también en México.

“Tampoco son casos nuevos, estos casos tienen más de tres décadas aquí en nuestro país, solo que nadie los nombraba. Las mujeres no denunciamos por miedo, por miedo a enfrentarnos a todo esto a lo que nos enfrentamos quienes decidimos alzar la voz”.

El silencio, advirtió, no protegerá a las víctimas nunca, por lo cual es necesario alzar la voz, denunciar y exigir al Estado sus derechos, pues no tendrían por qué estar pidiendo justicia, ni que se legislen o se cumplan las leyes. Pidió avanzar con comités que revisen las carpetas de investigación iniciadas.

“No hay quien vaya y quien revise esas carpetas, creo que es muy importante que se avance con comités que revisen todas esas carpetas que están ahí como expedientes archivados.

“Las mujeres atacadas con ácido no somos expedientes, esto que nos hacen a nosotros no son lesiones simples, como en mi caso, que así lo asentó el médico legista: son lesiones terribles que me van a quedar permanentes para todo el resto de mi vida”, afirmó.

Su agresor fue detenido en mayo de este año después de estar siete años libre, y ha promovido un amparo donde reclama la vinculación a proceso y pide su libertad.

Carmen Sánchez pidió a la Corte y especialmente a los juzgados federales de Chalco que tomen en cuenta el delito que cometió “el ácido no solo pone en riesgo a la mujer en el momento de la agresión, sino en los meses y años posteriores.

“Es un intento de feminicidio y como tal se tiene que castigar, por eso es que estoy muy preocupada el día de hoy: tengo miedo de que este juez vaya a favorecer el amparo, y ustedes se imaginarían lo que sería para mí: no me volverían a ver”.

Ximena Canseco, cofundadora de la Fundación Carmen Sánchez refirió que en el Estado de México se tipificó el ataque con ácido en 2019 como agravante al delito de lesiones con penas de 7 a 14 años, pero buscan que sea considerado un delito autónomo con sus propias agravantes, sin beneficios legales y sin posibilidad de que se reduzcan las penas.

También que se homologuen con una pena mínima de 40 años y la reparación del daño porque se requieren muchas cirugías costosas y dolorosas, además de atención psicológica.

Su agresor busca llevar su proceso en libertad, cuando estuvo libre por años y ahora está vinculado a proceso por tentativa de feminicidio, pero ha solicitados dos amparos: en uno reclama la vinculación a proceso, y en otro la medida cautelar porque la orden de aprehensión fue liberada por lesiones simples, pero fue detenido por la tentativa.

El agresor, advirtió, es muy peligroso, pues antes del ataque Carmen denunció tres veces, pero las autoridades no actuaron y si queda libre correrían riesgo la vida de ella, sus hijas y familia, por lo cual harían responsable a las autoridades del Estado.

El 29 de noviembre se analizará el amparo, por lo cual Carmen llamó a la Suprema Corte de Justicia, a los juzgados de distrito sexto de Chalco a que no le den ningún beneficio, pues estuvo prófugo siete años y ella, señaló, ha presentado todas las pruebas de que su intención era matarla.

Local

Madres buscan a familiares desaparecidos en canal de aguas negras

Se introdujeron al canal con el apoyo de una lancha y removieron las grandes cantidades de basura en busca de algún cuerpo

Local

Video | Policías agreden a periodistas durante movilización LGBT+

Los hechos ocurrieron afuera de la Catedral donde en ese momento iniciaba el Ministerio Pastoral de monseñor Raúl Gómez González como Arzobispo de Toluca

Local

Probosque: voluntarios y ejidatarios atienden incendios en el sur del Edomex

En lo que va del año fueron liquidados 952 incendios forestales con una afectación de 7 mil 415.58 hectáreas en la entidad

Justicia

Extraditan a EU a Mario Cárdenas Guillén, exlíder del Cártel del Golfo

El embajador Ken Salazar confirmó su extradición por los delitos de asociación delictuosa y contra la salud

Policiaca

Balean centro chelero cercano a la FES Acatlán en Naucalpan 

Reportes preliminares reportan que un grupo de motociclistas llegaron al lugar y abrieron fuego contra el inmueble; no reportan lesionados

Deportes

Juan Diego Martínez, el mexicano que tocó el piano en la cima más alta del mundo

El deportista tricolor celebró su hito tocando una pieza musical en un teclado, creando una marca por ser la interpretación de piano a mayor altura

Mundo

Redada en Nueva York deja decenas de maras salvatruchas detenidos

La operación, llamada "Long Island Wave" y puesta en marcha a principios de este mes, ha durado casi dos semanas y movilizado a unos 200 agentes