/ sábado 29 de mayo de 2021

Colectivos ciclistas y la lucha por la ciclopista de Colón

La carencia de estudios técnicos, resistencia del transporte público, puntos conflictivos e inconformidad de vecinos lo han convertido en uno de los proyectos de movilidad más polarizados


La madrugada del pasado 22 abril la infraestructura que daba continuidad a la ciclovía de Paseo Colón fue sorpresivamente retirada. Al parecer, a raíz de una queja ciudadana por su inadecuada planeación. A más de un mes y pese a la incansable lucha de colectivos ciclistas, los trabajos siguen detenidos.

La carencia de estudios técnicos, resistencia del transporte público, puntos conflictivos, inconformidad de vecinos y, sobre todo la falta de capacidad de las autoridades, señalan representantes de colectivos, ha hecho de la ciclovía de Paseo Colón uno de los proyectos más polarizados para el transporte alternativo.

"En general se resume como la falta de capacidad, de gestionar, de actualizar, de arrastrar el lápiz y tener un proyecto ideal que si sea viable", advierten voceros del Colectivo Ciclistas Urbanos del Valle de Toluca.

Cuatro tramos

La ciclopista de Paseo Colón comprende 4.1 kilómetros. Inicia en el cruce de la calle de Hidalgo y Villada en el primer cuadro de la capital mexiquense. Avanza hasta conectar con la avenida Colón y concluye en la Calzada al Pacífico, en la entrada a la delegación de Calputitlán.

Su diseño original se había planteado con carriles en ambos sentidos de esta emblemática vialidad de la capital mexiquense pero, con la última adecuación, la propuesta sólo contempló un carril.

En su trayecto, la ciclovía cruza las avenidas importantes de la ciudad como Morelos, Venustiano Carranza, Paseo Tollocan y la vialidad Solidaridad Las Torres.

Asimismo, pasa puntos importantes como el Hospital del Niño, una zona bancaria, la entrada a una facultad de la universidad estatal, así como el acceso a la Casa de Gobierno y también por una zona residencial.

EL RETIRO DE BOLARDOS

La mañana del 22 de abril y ante el retiro de bolardos que delimitaban el carril confinado, ocasionó movilizaciones de colectivos ciclistas. Durante una manifestación frente a la Glorieta del Águila, en Colón, exigieron una explicación del retiro de la infraestructura.
Al sitio llegaron casi una centenar de granaderos y elementos de seguridad. Los integrantes de colectivos ciclistas no llegaba a los 50.

También llegó el secretario de Movilidad. Se supo que el proyecto no cumplía con normas técnicas y que había una queja interpuesta por un vecino inconforme con el proyecto.

Este día marcaron el inicio de una serie de reuniones entre un frente de colectivos ciclistas, funcionarios de la Secretaría de Movilidad, del Ayuntamiento de Toluca y de la Junta de Caminos del Estado de México.

En una de estas juntas, el titular de la Secretaría de Movilidad (Semov), Luis Gilberto Limón Chávez, informó que el retiro de los bolardos fue debido a una denuncia y observaciones de seguridad vial que les hizo el Instituto de Verificación Administrativa del Estado de México (INVEA). “Hubo una queja y hubo observaciones”, aclaró en aquel entonces Limón Chávez.

Se informó que personal del INVEA y de Protección Civil estatal acudió a la zona para verificar aspectos en el diseño de la ciclovía como estructuras viales, publicidad exterior de los negocios, así como rutas y paraderos de transporte público, a fin de que la ciclovía y negocios convivan de forma armonizada y sin riesgos. Sin embargo, luego un grupo de colectivos señalaron que la suspensión de la obra obedecía a que obstruiría los accesos a la Casa de Gobierno, que se ubica en Paseo Colón.

A partir de entonces se han desarrollado al menos una decena de reuniones con funcionarios donde el fin ha sido buscar alternativas de solución que permitan el avance de la obra.

En las juntas han sido diversos los temas de análisis: la convivencia de ciclistas con peatones y con 328 unidades de transporte que circulan a diario por la zona, así como de análisis de zona del Hospital del Niño. Este punto se ha catalogado como altamente conflictivo. Ahí, el sitio confinado a la ciclovía está invadido por decenas de vehículos de familiares de los pacientes hospitalizados.

Retrasos, transporte y conflictos

De acuerdo con la activista Jazmín Cristino, el proyecto continúa, aunque ha tenido retrasos.

La activista explicó que se han solicitado operativos viales que no permitan que haya autos estacionados. Han solicitado la colocación de barreras físicas como trafitambos, pues los operativos con elementos de seguridad vial para el retiro de vehículos motorizados, no han sido efectivos para garantizar la circulación de los ciclistas.

Se volvió a hacer énfasis en que se coloquen barreras físicas, ya que los operativos no han sido suficientes.

La instalación de la ciclovía requiere de un ordenamiento de las paradas y los tiempos de las rutas que cruzan por la avenida Colón. Los colectivos ciclistas plantearon con los transportistas tener un orden en los tiempos, para evitar que haya exceso de unidades en horas de mayor tránsito de bicicletas.

Sin embargo, se trata de siete empresas que pasan por la zona, entre ellas, Xinantécatl, Tollocan, Red de Transporte Público e Intermetropolitano, las cuales cruzan Colón con 358 unidades, según la información dada a conocer por la Semov.

Dichas empresas cuentan con paraderos establecidos y no autorizados a lo largo de la avenida. Situación que provocaría que las unidades suban y bajen pasaje en segundo carril y entorpezcan el paso de ciclistas.


Propuestas

Jazmín Cristino explicó que para solucionar el conflicto se propuso reducir y establecer paraderos autorizados que impidan a los operadores descender y ascender a los usuarios en cualquier punto de la avenida, tal como ocurre actualmente.

Con el transporte mencionaron un orden en cuanto a tiempos y lo que serían también las paradas, sólo sería designar las necesarias.

También las rutas de transporte público que cruzan Paseo Colón deberán ser revisadas y adecuarse al paso de la ciclovía que está en proceso de construcción.

“Los transportistas están abiertos a platicar, este es un tema de conciliación de partes”
, mencionó el titular de la Semov, Luis Gilberto Limón Chávez, luego de la primera reunión con los colectivos.

Los taxistas

Al respecto, Odilón López Nava, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte, Pasaje y Turismo (Canapat), comentó que las empresas transportistas, aunque sean afectadas, estarán abiertas a las modificaciones que se hagan en esta ruta.

Aunque destacó que a quienes afectará el paso de la ciclovía será a las bases de taxi irregulares que se ubican en la avenida y dan servicio al sur del estado.

“Siempre estaremos abiertos a mejorar la movilidad”, dijo López Nava en entrevista para este diario.

En la última reunión del 20 de mayo, los colectivos ciclistas desecharon el proyecto ejecutivo presentado por autoridades de la Semov. Consideran que la propuesta no respeta los lineamientos del Manual para Criterios de Diseño de Ciclovías. Se sugirió un recorrido al siguiente día.

Fue en el primer tramo. Se sugirió colocar reductores de velocidad, pintado de la U invertida, entre otras medidas. Con información de Ana Hernández.


La madrugada del pasado 22 abril la infraestructura que daba continuidad a la ciclovía de Paseo Colón fue sorpresivamente retirada. Al parecer, a raíz de una queja ciudadana por su inadecuada planeación. A más de un mes y pese a la incansable lucha de colectivos ciclistas, los trabajos siguen detenidos.

La carencia de estudios técnicos, resistencia del transporte público, puntos conflictivos, inconformidad de vecinos y, sobre todo la falta de capacidad de las autoridades, señalan representantes de colectivos, ha hecho de la ciclovía de Paseo Colón uno de los proyectos más polarizados para el transporte alternativo.

"En general se resume como la falta de capacidad, de gestionar, de actualizar, de arrastrar el lápiz y tener un proyecto ideal que si sea viable", advierten voceros del Colectivo Ciclistas Urbanos del Valle de Toluca.

Cuatro tramos

La ciclopista de Paseo Colón comprende 4.1 kilómetros. Inicia en el cruce de la calle de Hidalgo y Villada en el primer cuadro de la capital mexiquense. Avanza hasta conectar con la avenida Colón y concluye en la Calzada al Pacífico, en la entrada a la delegación de Calputitlán.

Su diseño original se había planteado con carriles en ambos sentidos de esta emblemática vialidad de la capital mexiquense pero, con la última adecuación, la propuesta sólo contempló un carril.

En su trayecto, la ciclovía cruza las avenidas importantes de la ciudad como Morelos, Venustiano Carranza, Paseo Tollocan y la vialidad Solidaridad Las Torres.

Asimismo, pasa puntos importantes como el Hospital del Niño, una zona bancaria, la entrada a una facultad de la universidad estatal, así como el acceso a la Casa de Gobierno y también por una zona residencial.

EL RETIRO DE BOLARDOS

La mañana del 22 de abril y ante el retiro de bolardos que delimitaban el carril confinado, ocasionó movilizaciones de colectivos ciclistas. Durante una manifestación frente a la Glorieta del Águila, en Colón, exigieron una explicación del retiro de la infraestructura.
Al sitio llegaron casi una centenar de granaderos y elementos de seguridad. Los integrantes de colectivos ciclistas no llegaba a los 50.

También llegó el secretario de Movilidad. Se supo que el proyecto no cumplía con normas técnicas y que había una queja interpuesta por un vecino inconforme con el proyecto.

Este día marcaron el inicio de una serie de reuniones entre un frente de colectivos ciclistas, funcionarios de la Secretaría de Movilidad, del Ayuntamiento de Toluca y de la Junta de Caminos del Estado de México.

En una de estas juntas, el titular de la Secretaría de Movilidad (Semov), Luis Gilberto Limón Chávez, informó que el retiro de los bolardos fue debido a una denuncia y observaciones de seguridad vial que les hizo el Instituto de Verificación Administrativa del Estado de México (INVEA). “Hubo una queja y hubo observaciones”, aclaró en aquel entonces Limón Chávez.

Se informó que personal del INVEA y de Protección Civil estatal acudió a la zona para verificar aspectos en el diseño de la ciclovía como estructuras viales, publicidad exterior de los negocios, así como rutas y paraderos de transporte público, a fin de que la ciclovía y negocios convivan de forma armonizada y sin riesgos. Sin embargo, luego un grupo de colectivos señalaron que la suspensión de la obra obedecía a que obstruiría los accesos a la Casa de Gobierno, que se ubica en Paseo Colón.

A partir de entonces se han desarrollado al menos una decena de reuniones con funcionarios donde el fin ha sido buscar alternativas de solución que permitan el avance de la obra.

En las juntas han sido diversos los temas de análisis: la convivencia de ciclistas con peatones y con 328 unidades de transporte que circulan a diario por la zona, así como de análisis de zona del Hospital del Niño. Este punto se ha catalogado como altamente conflictivo. Ahí, el sitio confinado a la ciclovía está invadido por decenas de vehículos de familiares de los pacientes hospitalizados.

Retrasos, transporte y conflictos

De acuerdo con la activista Jazmín Cristino, el proyecto continúa, aunque ha tenido retrasos.

La activista explicó que se han solicitado operativos viales que no permitan que haya autos estacionados. Han solicitado la colocación de barreras físicas como trafitambos, pues los operativos con elementos de seguridad vial para el retiro de vehículos motorizados, no han sido efectivos para garantizar la circulación de los ciclistas.

Se volvió a hacer énfasis en que se coloquen barreras físicas, ya que los operativos no han sido suficientes.

La instalación de la ciclovía requiere de un ordenamiento de las paradas y los tiempos de las rutas que cruzan por la avenida Colón. Los colectivos ciclistas plantearon con los transportistas tener un orden en los tiempos, para evitar que haya exceso de unidades en horas de mayor tránsito de bicicletas.

Sin embargo, se trata de siete empresas que pasan por la zona, entre ellas, Xinantécatl, Tollocan, Red de Transporte Público e Intermetropolitano, las cuales cruzan Colón con 358 unidades, según la información dada a conocer por la Semov.

Dichas empresas cuentan con paraderos establecidos y no autorizados a lo largo de la avenida. Situación que provocaría que las unidades suban y bajen pasaje en segundo carril y entorpezcan el paso de ciclistas.


Propuestas

Jazmín Cristino explicó que para solucionar el conflicto se propuso reducir y establecer paraderos autorizados que impidan a los operadores descender y ascender a los usuarios en cualquier punto de la avenida, tal como ocurre actualmente.

Con el transporte mencionaron un orden en cuanto a tiempos y lo que serían también las paradas, sólo sería designar las necesarias.

También las rutas de transporte público que cruzan Paseo Colón deberán ser revisadas y adecuarse al paso de la ciclovía que está en proceso de construcción.

“Los transportistas están abiertos a platicar, este es un tema de conciliación de partes”
, mencionó el titular de la Semov, Luis Gilberto Limón Chávez, luego de la primera reunión con los colectivos.

Los taxistas

Al respecto, Odilón López Nava, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte, Pasaje y Turismo (Canapat), comentó que las empresas transportistas, aunque sean afectadas, estarán abiertas a las modificaciones que se hagan en esta ruta.

Aunque destacó que a quienes afectará el paso de la ciclovía será a las bases de taxi irregulares que se ubican en la avenida y dan servicio al sur del estado.

“Siempre estaremos abiertos a mejorar la movilidad”, dijo López Nava en entrevista para este diario.

En la última reunión del 20 de mayo, los colectivos ciclistas desecharon el proyecto ejecutivo presentado por autoridades de la Semov. Consideran que la propuesta no respeta los lineamientos del Manual para Criterios de Diseño de Ciclovías. Se sugirió un recorrido al siguiente día.

Fue en el primer tramo. Se sugirió colocar reductores de velocidad, pintado de la U invertida, entre otras medidas. Con información de Ana Hernández.

Local

Comerciantes de nuez del Edomex, preocupados por el regreso a semáforo naranja   

Temen la posible cancelación del Festival de la Nuez de Castilla debido a la alta cifra de contagios de Covid-19 en la entidad durante los últimos días

Local

Ciclistas protestan por muertes viales en Metepec

Integrantes del colectivo Bicionarias instalaron una ofrenda para don Pedro, peatón que falleció atropellado por un camión de transporte público en Metepec

Local

¿Qué actividades estarán permitidas en el Edomex tras el retorno al semáforo naranja?

De acuerdo con la información publicada en la Gaceta de Gobierno, gran parte de los establecimientos sólo podrán hacerlo a la mitad de su capacidad; sin embargo, en algunos casos será menor

Sociedad

Ocultan en tiraderos de Cancún toneladas de sargazo

Los empresarios admiten que los tiraderos clandestinos son un problema real, pues faltan estaciones para el tratamiento de miles de toneladas

Gossip

Rosita Pelayo comparte cómo ser feliz aun con las desgracias

Rosita Pelayo presenta su conferencia en la reapertura de El Círculo Teatral

Cultura

La literatura, el refugio de Mayra Santos-Febres

La novela evoca los momentos de mayor miedo y crisis que la población de Puerto Rico

Gossip

Arath de la Torre vuelve como Don Juan en El Tenorio Cómico

Con más de 30 años de carrera, Arath de la Torre piensa diversificarse en la dirección de escena y como productor

Cultura

María Dueñas, referente literario con sensibilidad femenina

Con más de 70 ediciones y traducida a 40 idiomas, la primera novela de María Dueñas la convirtió en un referente literario

Sociedad

Chigmecatitlán, único municipio de Puebla sin Covid-19

El municipio de Puebla es el único del estado sin casos sospechosos, ni defunciones por el coronavirus