/ miércoles 18 de marzo de 2020

Contingencia por COVID-19 no frenará representación de Semana Santa en Cuautitlán Izcalli

El Club de Cardenales del pueblo de San Martín Tepetlixpan asegura que esperan a casi 25 mil personas y dicen no contar con el respaldo de la Iglesia Católica

El Club de Cardenales del pueblo de San Martín Tepetlixpan, en Cuautitlán Izcalli, asegura que su tradicional representación de Semana Santa se realizará pese a las recomendaciones de las autoridades católicas por la emergencia del COVID-19.

Dicha tradición, detallan, tiene 59 años de realizarse y participan más de 150 actores; todos habitantes de dicha localidad.

De acuerdo a Luis Ángel Bañuelos, representante del Club Cardenales, aplicarán medidas sanitarias, tales como el uso de gel antibacterial, lavado de manos y cubrebocas; sin embargo, cabe aclarar que el uso de los últimos en personas sanas no es necesario según las autoridades sanitarias.

Los actores de la representación de la Semana Santa en el pueblo de San Martin Tepetlixpan esperan entre Jueves y Viernes Santo más de 25 mil personas de diferentes municipios y del mismo municipio de Cuautitlán Izcalli.

A pesar de que la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) prohibió todos los actos masivos, incluyendo la Semana Santa, acatando las últimas medidas sanitarias de prevención y tratamiento para proteger la salud de la ciudadanía del inminente contagio del COVID-19, la Diócesis de Izcalli no intervino en esta decisión, pues, de acuerdo con los actores, ellos no tienen el respaldo de la iglesia católica para realizar este acto religioso en el poblado.

Luis Angel Bañuelos explicó que cada uno de los actores son responsables de su preparación tanto física como mental, así como de la elaboración y costo de sus vestuarios.

Los participantes, indicaron, reciben donaciones de los mismos habitantes de San Martín Tepetlixpan que es uno de los 13 pueblos originarios de Cuautitlán Izcalli, además de que se organizan diversas actividades con el fin de acercarse los recursos que serán necesarios para la representación de cada año.

“Esta es una gran puesta en escena que culmina con la tradicional quema del Judas y que es toda una tradición de la Semana Santa en este poblado de Izcalli. Aquí se apedrea, lincha o quema un muñeco que representa a Judas Iscariote, por su traición a Cristo”, explicó un actor. Agregaron que esta es una de las representaciones más grandes del Estado de México.

El Club de Cardenales del pueblo de San Martín Tepetlixpan, en Cuautitlán Izcalli, asegura que su tradicional representación de Semana Santa se realizará pese a las recomendaciones de las autoridades católicas por la emergencia del COVID-19.

Dicha tradición, detallan, tiene 59 años de realizarse y participan más de 150 actores; todos habitantes de dicha localidad.

De acuerdo a Luis Ángel Bañuelos, representante del Club Cardenales, aplicarán medidas sanitarias, tales como el uso de gel antibacterial, lavado de manos y cubrebocas; sin embargo, cabe aclarar que el uso de los últimos en personas sanas no es necesario según las autoridades sanitarias.

Los actores de la representación de la Semana Santa en el pueblo de San Martin Tepetlixpan esperan entre Jueves y Viernes Santo más de 25 mil personas de diferentes municipios y del mismo municipio de Cuautitlán Izcalli.

A pesar de que la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) prohibió todos los actos masivos, incluyendo la Semana Santa, acatando las últimas medidas sanitarias de prevención y tratamiento para proteger la salud de la ciudadanía del inminente contagio del COVID-19, la Diócesis de Izcalli no intervino en esta decisión, pues, de acuerdo con los actores, ellos no tienen el respaldo de la iglesia católica para realizar este acto religioso en el poblado.

Luis Angel Bañuelos explicó que cada uno de los actores son responsables de su preparación tanto física como mental, así como de la elaboración y costo de sus vestuarios.

Los participantes, indicaron, reciben donaciones de los mismos habitantes de San Martín Tepetlixpan que es uno de los 13 pueblos originarios de Cuautitlán Izcalli, además de que se organizan diversas actividades con el fin de acercarse los recursos que serán necesarios para la representación de cada año.

“Esta es una gran puesta en escena que culmina con la tradicional quema del Judas y que es toda una tradición de la Semana Santa en este poblado de Izcalli. Aquí se apedrea, lincha o quema un muñeco que representa a Judas Iscariote, por su traición a Cristo”, explicó un actor. Agregaron que esta es una de las representaciones más grandes del Estado de México.

Local

Edomex inicia diciembre con 149 nuevos casos positivos y 9 defunciones por Covid-19

Ecatepec es el municipio de mayor incidencia de contagios; Zacazonapan, Otzoloapan e Ixtapan del Oro se mantienen como los de menor número de contagios y muertes

Local

Policías de Naucalpan bloquean Periférico ante falta de pago de quincenas

Ante la situación los sueldos comenzaron a depositarse esta misma tarde; sin embargo denuncian promesas incumplidas de la alcaldesa

Futbol

Nacho Ambriz se viste de Diablo

El nuevo integrante del Infierno tendrá el reto de regresar el protagonismo al Toluca

Sociedad

Hay pocas reacciones a la vacuna contra Covid-19, asegura la Ssa

Al cierre de octubre, 31 mil 095 personas presentaron malestares, lo que representa 0.04 por ciento de las 81.8 millones dosis aplicadas

Finanzas

Deciden hoy cambio en Banxico

La candidata para gobernar el Banxico dijo que habrá estabilidad de precios

Mundo

EU, con pruebas de posible ataque ruso

Blinken amenaza a Moscú con sanciones más fuertes que en el pasado no usaron

Finanzas

Filial Pemex compite con 847 permisos

Hasta septiembre pasado había 541 permisos vigentes para comercializar petrolíferos y petroquímicos en el país

Política

AMLO acepta que la paz puede tardar, tras tres años gobernando

El Presidente aseguró que durante su mandato se ha logrado reducir el huachicol en 95 por ciento

Local

Barrenderos, un oficio "limpio pero poco reconocido

La gente es muy sucia, cuenta doña Rosa, quien desde hace ocho años vive de barrer las calles de Toluca