/ sábado 18 de agosto de 2018

Cuestionan policías mexiquenses incremento salarial

Elementos de la Secretaría estatal de Seguridad advierten que enfrentan rezagos económicos.

Policías mexiquenses cuestionan que el incremento salarial del 15%, anunciado por el gobierno mexiquense, señalan que no es suficiente para resolver sus carencias económicas.

De acuerdo con el testimonio de varios policías, quienes solicitaron no revelar su nombre por temor a represalias, los descuentos de nómina, fiscales, contratación de algún crédito o el simple traslado a su lugar de trabajo merma su salario mensual.

Además denuncian que dicho rezago estaría provocando prácticas de corrupción al interior de esta corporación.

Vía su área de comunicación social se solicitó una versión de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), pero sólo informó que revisarían si tendrían algunas denuncias por corrupción.

Y es que, de acuerdo con el testimonio de los policías consultados, existiría una práctica de los llamados “voladores”, quienes son guardias que continuarían adscritos a la corporación, pero realizando otra actividad particular. A cambio entregarían una parte de su salario a los mandos que estarían permitiendo esta irregularidad.

Por ello, el aumento salarial, que esta semana fue anunciado por el gobernador Alfredo del Mazo, lo perciben como un paliativo ante la dimensión de ser responsables de cuidar a los 17 millones de mexiquenses.

Indicaron que su salario no les alcanza para cubrir viáticos, ni los diversos gastos de su profesión como policías, a lo cual se suman las rotaciones o cambios de adscripción, lejos de sus domicilios.

“Cuando te encuentras cerca de tu lugar de domicilio no tienes muchos gastos, es más hasta para sacar una copia, vas donde conoces, pero cuando te vas lejos, cambia todo”, dijo un policía.

A ello se suman las jornadas de trabajo de 24 por 24 horas.

“Para ponerte un ejemplo, un policía que radica en Toluca y tiene que irse a trabajar a Chimalhuacán, gasta como mil pesos a la semana, es decir, dos mil a la quincena, de cinco que ganan ya se esfumaron dos”, refirió otro uniformado.


DENUNCIA

Derivado de lo anterior está latente el riesgo de la corrupción.

Los uniformados explicaron que la figura del “volador”, es una alternativa que algunos tomarían ante la posibilidad de seguir cotizando ante el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), además de quedarse con una parte de su salario.

“Un elemento cuando se convierte en 'volador', pierde casi la mitad de su salario, a veces hasta más. Esto quiere decir que cada quincena se presenta a cobrar, pero de su sueldo tiene que entregar la mitad a su mando inmediato”, refirió uno de los guardias.

“Nos aumentan el salario, pero al mismo tiempo nos lo mochan con el llamado ISR”.

“De nada sirve que nos aumenten el sueldo, si nos cambian de adscripción y nos vemos obligados a gastar”.

Policías mexiquenses cuestionan que el incremento salarial del 15%, anunciado por el gobierno mexiquense, señalan que no es suficiente para resolver sus carencias económicas.

De acuerdo con el testimonio de varios policías, quienes solicitaron no revelar su nombre por temor a represalias, los descuentos de nómina, fiscales, contratación de algún crédito o el simple traslado a su lugar de trabajo merma su salario mensual.

Además denuncian que dicho rezago estaría provocando prácticas de corrupción al interior de esta corporación.

Vía su área de comunicación social se solicitó una versión de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), pero sólo informó que revisarían si tendrían algunas denuncias por corrupción.

Y es que, de acuerdo con el testimonio de los policías consultados, existiría una práctica de los llamados “voladores”, quienes son guardias que continuarían adscritos a la corporación, pero realizando otra actividad particular. A cambio entregarían una parte de su salario a los mandos que estarían permitiendo esta irregularidad.

Por ello, el aumento salarial, que esta semana fue anunciado por el gobernador Alfredo del Mazo, lo perciben como un paliativo ante la dimensión de ser responsables de cuidar a los 17 millones de mexiquenses.

Indicaron que su salario no les alcanza para cubrir viáticos, ni los diversos gastos de su profesión como policías, a lo cual se suman las rotaciones o cambios de adscripción, lejos de sus domicilios.

“Cuando te encuentras cerca de tu lugar de domicilio no tienes muchos gastos, es más hasta para sacar una copia, vas donde conoces, pero cuando te vas lejos, cambia todo”, dijo un policía.

A ello se suman las jornadas de trabajo de 24 por 24 horas.

“Para ponerte un ejemplo, un policía que radica en Toluca y tiene que irse a trabajar a Chimalhuacán, gasta como mil pesos a la semana, es decir, dos mil a la quincena, de cinco que ganan ya se esfumaron dos”, refirió otro uniformado.


DENUNCIA

Derivado de lo anterior está latente el riesgo de la corrupción.

Los uniformados explicaron que la figura del “volador”, es una alternativa que algunos tomarían ante la posibilidad de seguir cotizando ante el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), además de quedarse con una parte de su salario.

“Un elemento cuando se convierte en 'volador', pierde casi la mitad de su salario, a veces hasta más. Esto quiere decir que cada quincena se presenta a cobrar, pero de su sueldo tiene que entregar la mitad a su mando inmediato”, refirió uno de los guardias.

“Nos aumentan el salario, pero al mismo tiempo nos lo mochan con el llamado ISR”.

“De nada sirve que nos aumenten el sueldo, si nos cambian de adscripción y nos vemos obligados a gastar”.