/ sábado 23 de mayo de 2020

Denuncia comercio establecido extorsiones por hasta 20 mil pesos

Emergencia por Covid-19 está sirviendo de pretexto para que la delincuencia haga de las suyas, aseguran comerciantes establecidos del valle de Toluca

Comerciantes establecidos del valle de Toluca mostraron su preocupación y hartazgo porque la emergencia por Covid-19 está sirviendo de pretexto para que la delincuencia haga de las suyas, y los extorsionen pidiéndoles cantidades que van de los 5 a los 20 mil pesos.

Juan de Dios Bringas Enríquez, presidente de la Agrupación de Comerciantes Establecidos del valle de Toluca, aseveró que uno de los sectores que ha resultado más afectado por este flagelo es el de alimentos, ya que los delincuentes obtienen fácilmente su información y los extorsionan.

“Qué mal que esta problemática por la que estamos atravesando debido a la pandemia, la estén aprovechando los delincuentes para hacer de las suyas. Con esta situación, los más afectados han sido los pequeños empresarios que comercializan comida porque, ante las múltiples restricciones que impusieron las autoridades para la venta, han expuesto números telefónicos e incluso fotografías de sus locales en redes sociales y otros medios de difusión”, expresó.

Asimismo, hizo hincapié en que esta situación se ha tornado sumamente complicada al desplomarse sus ventas, y la comercialización a domicilio en nada les ha ayudado a revertir su panorama, sino que por el contrario la ha agravado.

La mayoría de los negocios de nuestros agremiados, que antes no lo hacían, tuvieron que implementar el reparto o entrega a domicilio, y para este propósito colocaron avisos ofreciendo el servicio, mostrando sus teléfonos de contacto, situación que ha sido aprovechada por la delincuencia”, externó Bringas Enríquez.

Delincuentes acceden a su información

Juan de Dios Bringas señaló que los delincuentes han tomado sus números telefónicos, para hacer llamadas a los propietarios de los negocios, y así fácilmente extorsionarlos.

Ahora tienen acceso a la ubicación del negocio, saben las características del mismo y nos piden cantidades de dinero para evitar que secuestren al propietario del negocio o algún familiar”, sostuvo el representante empresarial.

Incluso señaló que algunos delincuentes no sólo han tomado el número telefónico, sino tienen fotos del negocio, las cuales envían por WhatsApp, argumentando que tienen el sitio vigilado y que si no entregan el dinero, van a secuestrar al propietario.

“Afortunadamente no hemos accedido, y les recomendamos a nuestros agremiados que no crean en esas llamadas, las cuales las realizan desde números foráneos, los cuales omitimos porque se encuentran en carpetas de investigación”, externó.

Finalmente, hizo un llamado a los comerciantes que no pertenecen a esta agrupación se mantengan alerta y denuncien y, también a las autoridades para que, los apoyen dando con los responsables de los números que han proporcionado y ahora sí apliquen la ley.

Comerciantes establecidos del valle de Toluca mostraron su preocupación y hartazgo porque la emergencia por Covid-19 está sirviendo de pretexto para que la delincuencia haga de las suyas, y los extorsionen pidiéndoles cantidades que van de los 5 a los 20 mil pesos.

Juan de Dios Bringas Enríquez, presidente de la Agrupación de Comerciantes Establecidos del valle de Toluca, aseveró que uno de los sectores que ha resultado más afectado por este flagelo es el de alimentos, ya que los delincuentes obtienen fácilmente su información y los extorsionan.

“Qué mal que esta problemática por la que estamos atravesando debido a la pandemia, la estén aprovechando los delincuentes para hacer de las suyas. Con esta situación, los más afectados han sido los pequeños empresarios que comercializan comida porque, ante las múltiples restricciones que impusieron las autoridades para la venta, han expuesto números telefónicos e incluso fotografías de sus locales en redes sociales y otros medios de difusión”, expresó.

Asimismo, hizo hincapié en que esta situación se ha tornado sumamente complicada al desplomarse sus ventas, y la comercialización a domicilio en nada les ha ayudado a revertir su panorama, sino que por el contrario la ha agravado.

La mayoría de los negocios de nuestros agremiados, que antes no lo hacían, tuvieron que implementar el reparto o entrega a domicilio, y para este propósito colocaron avisos ofreciendo el servicio, mostrando sus teléfonos de contacto, situación que ha sido aprovechada por la delincuencia”, externó Bringas Enríquez.

Delincuentes acceden a su información

Juan de Dios Bringas señaló que los delincuentes han tomado sus números telefónicos, para hacer llamadas a los propietarios de los negocios, y así fácilmente extorsionarlos.

Ahora tienen acceso a la ubicación del negocio, saben las características del mismo y nos piden cantidades de dinero para evitar que secuestren al propietario del negocio o algún familiar”, sostuvo el representante empresarial.

Incluso señaló que algunos delincuentes no sólo han tomado el número telefónico, sino tienen fotos del negocio, las cuales envían por WhatsApp, argumentando que tienen el sitio vigilado y que si no entregan el dinero, van a secuestrar al propietario.

“Afortunadamente no hemos accedido, y les recomendamos a nuestros agremiados que no crean en esas llamadas, las cuales las realizan desde números foráneos, los cuales omitimos porque se encuentran en carpetas de investigación”, externó.

Finalmente, hizo un llamado a los comerciantes que no pertenecen a esta agrupación se mantengan alerta y denuncien y, también a las autoridades para que, los apoyen dando con los responsables de los números que han proporcionado y ahora sí apliquen la ley.