/ viernes 27 de diciembre de 2019

Durante sexenio de AMLO no se pulverizará el salario mínimo

Jorge Díaz Galindo oficial mayor de la CTM señaló que los incrementos al salario mínimo fueron posibles gracias a la voluntad de todos los sectores de la producción


En este sexenio se consolidará la política salarial como muestra de ello están los dos incrementos a las percepciones mínimas que han sido los adecuados por parte de las autoridades, señaló el oficial mayor de la CTM en el estado de México, Jorge Díaz Galindo Hurtado.

A una semana de darse a conocer el aumento anual del salario mínimo que fue del 20%, Díaz Galindo Hurtado consideró que a pesar de esa alza en algunos productos básicos no se pulverizara el incremento.

El salario mínimo en México está por arriba de la línea de bienestar del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Calificó que esa medida del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador fue buena porque en el 2019, primer año de gobierno se decretó un ampliación del 16%, en tanto que para el 2020, apuntó será de un 20%, en la zona centro quedará en 123.3 pesos, lo cual habla de una recuperación del salario mínimo.

En la década de los años 70, se registró una pérdida del poder adquisitivo de más del 70%.

Descartó que el crecimiento salarial para el siguiente año sea inflacionario al Índice de Precios al Consumo (IPC) debido a que se prevé cierre en 3% la cual, según estimaciones, será en ese mismo dígito para el término del 2020, de acuerdo con proyecciones en ese rubro.

“Los trabajadores con esta recuperación del poder de compra vamos a ser un motor de consumo del mercado interno”.

Es de mencionar que en la recta final del 2019 se han generado aumentos en productos de la canasta básica y al ser cuestionado si ello pulveriza el incremento del salario mínimo que entrará en vigor el 1 de enero, lo rechazó.

“No, lo que sí pega es el abuso de tianguistas y de la gente que vende el jitomate a 30 pesos o más, eso sí perjudica porque se despachan con la cuchara grande abusan por la temporada en los precios de las verduras como de la, carne”.

Rechazó que por años los líderes o ex titulares de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos trataron de engañar con estudios que supuestamente demostraba no era posible realizar incrementos mayores al 4% al salario mínimo sin embargo eso quedó atrás y con la voluntad de todos los sectores de la producción se obtuvo un aumento mayor al salario mínimo.

“Es una política salarial adecuada al recuperar el poder adquisitivo porque se recupera el poder de compra y se reactiva el mercado interno así como las exportaciones que son motores de cambio de cualquier economía”.


En este sexenio se consolidará la política salarial como muestra de ello están los dos incrementos a las percepciones mínimas que han sido los adecuados por parte de las autoridades, señaló el oficial mayor de la CTM en el estado de México, Jorge Díaz Galindo Hurtado.

A una semana de darse a conocer el aumento anual del salario mínimo que fue del 20%, Díaz Galindo Hurtado consideró que a pesar de esa alza en algunos productos básicos no se pulverizara el incremento.

El salario mínimo en México está por arriba de la línea de bienestar del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Calificó que esa medida del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador fue buena porque en el 2019, primer año de gobierno se decretó un ampliación del 16%, en tanto que para el 2020, apuntó será de un 20%, en la zona centro quedará en 123.3 pesos, lo cual habla de una recuperación del salario mínimo.

En la década de los años 70, se registró una pérdida del poder adquisitivo de más del 70%.

Descartó que el crecimiento salarial para el siguiente año sea inflacionario al Índice de Precios al Consumo (IPC) debido a que se prevé cierre en 3% la cual, según estimaciones, será en ese mismo dígito para el término del 2020, de acuerdo con proyecciones en ese rubro.

“Los trabajadores con esta recuperación del poder de compra vamos a ser un motor de consumo del mercado interno”.

Es de mencionar que en la recta final del 2019 se han generado aumentos en productos de la canasta básica y al ser cuestionado si ello pulveriza el incremento del salario mínimo que entrará en vigor el 1 de enero, lo rechazó.

“No, lo que sí pega es el abuso de tianguistas y de la gente que vende el jitomate a 30 pesos o más, eso sí perjudica porque se despachan con la cuchara grande abusan por la temporada en los precios de las verduras como de la, carne”.

Rechazó que por años los líderes o ex titulares de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos trataron de engañar con estudios que supuestamente demostraba no era posible realizar incrementos mayores al 4% al salario mínimo sin embargo eso quedó atrás y con la voluntad de todos los sectores de la producción se obtuvo un aumento mayor al salario mínimo.

“Es una política salarial adecuada al recuperar el poder adquisitivo porque se recupera el poder de compra y se reactiva el mercado interno así como las exportaciones que son motores de cambio de cualquier economía”.