/ viernes 22 de mayo de 2020

Echan atrás cobro de entrada en la Central de Abastos de Toluca

La oposición generalizada no permitió la medida dada a conocer por la administración 

La oposición generalizada al cobro de entrada en la Central de Abastos de Toluca, y la amenaza de condóminos, locatarios y comerciantes de este lugar para tomar las casetas, provocó que no se cobrara los 10 pesos anunciados por la administración.

Tras el anuncio realizado por los miembros de la administración actual para realizar un cobro de 10 pesos a todo vehículo que entrara a la Central de Abastos a partir de este viernes, provocó un enojo generalizado y la mañana de este viernes congregó a varios condóminos, locatarios y comerciantes a la entrada del lugar.

Encabezados por Jorge Villanueva Lezama, condómino y líder de la Central de Abastos de Toluca, los comerciantes esperaron que realizaran el cobro para proceder a tomar las casetas y evitarlo.

Por fortuna, la administración actual echó atrás ese cobro que pretendían imponer y por lo mismo, todo transcurrió con normalidad este viernes, toda vez que los conductores y acompañantes solo fueron detenidos en las casetas para ponerles un poco de gel anti-bacterial.

También puedes leer: Suspenden la instalación de tianguis en Ixtapaluca por Covid-19

Al respecto Jorge Villanueva Lezama indicó que la oposición fue generalizada y por ende, la administración no tuvo otra opción que echar atrás el cobro de 10 pesos a todos vehículos en general, hecho que nunca se había dado en la Central de Abastos.

“Ese tipo de acuerdos se toman en una asamblea donde están presentes la mayoría de los condóminos, pero en esta ocasión sólo fue una decisión tomada por la mesa directiva y sin fundamento alguno”, enfatizó.

Sobre este tema, la administración determinó que derivado de la contingencia sanitaria por la que atraviesa el país, no pudieron convocar a una asamblea urgente para después de los trámites respectivos proceder a aplicar la medida.

En este sentido, Jorge Villanueva Lezama declaró que no existe ningún fundamento para querer aplicar este tipo de cobros, pues, si bien la situación económica les ha pegado a todos, existe suficiencia de recursos en la actual administración, por lo que difícilmente pueden declararse en ceros.

La oposición generalizada al cobro de entrada en la Central de Abastos de Toluca, y la amenaza de condóminos, locatarios y comerciantes de este lugar para tomar las casetas, provocó que no se cobrara los 10 pesos anunciados por la administración.

Tras el anuncio realizado por los miembros de la administración actual para realizar un cobro de 10 pesos a todo vehículo que entrara a la Central de Abastos a partir de este viernes, provocó un enojo generalizado y la mañana de este viernes congregó a varios condóminos, locatarios y comerciantes a la entrada del lugar.

Encabezados por Jorge Villanueva Lezama, condómino y líder de la Central de Abastos de Toluca, los comerciantes esperaron que realizaran el cobro para proceder a tomar las casetas y evitarlo.

Por fortuna, la administración actual echó atrás ese cobro que pretendían imponer y por lo mismo, todo transcurrió con normalidad este viernes, toda vez que los conductores y acompañantes solo fueron detenidos en las casetas para ponerles un poco de gel anti-bacterial.

También puedes leer: Suspenden la instalación de tianguis en Ixtapaluca por Covid-19

Al respecto Jorge Villanueva Lezama indicó que la oposición fue generalizada y por ende, la administración no tuvo otra opción que echar atrás el cobro de 10 pesos a todos vehículos en general, hecho que nunca se había dado en la Central de Abastos.

“Ese tipo de acuerdos se toman en una asamblea donde están presentes la mayoría de los condóminos, pero en esta ocasión sólo fue una decisión tomada por la mesa directiva y sin fundamento alguno”, enfatizó.

Sobre este tema, la administración determinó que derivado de la contingencia sanitaria por la que atraviesa el país, no pudieron convocar a una asamblea urgente para después de los trámites respectivos proceder a aplicar la medida.

En este sentido, Jorge Villanueva Lezama declaró que no existe ningún fundamento para querer aplicar este tipo de cobros, pues, si bien la situación económica les ha pegado a todos, existe suficiencia de recursos en la actual administración, por lo que difícilmente pueden declararse en ceros.