/ sábado 23 de mayo de 2020

En la etapa más crítica del Covid-19, negocios no esenciales continúan abiertos en Valle de Bravo

El alcalde del Pueblo Mágico asegura que los comercios no esenciales se encuentran cerrados

La etapa más crítica de la pandemia del Covid-19 en el Estado de México pasa desapercibida para las autoridades municipales de Valle de Bravo, pues los comercios no esenciales continúan abiertos durante los fines de semana.

A través de un par de entrevistas realizadas por dos plataformas digitales, el alcalde de Valle de Bravo, Mauricio Osorio Domínguez, aseguró que en el municipio se han adoptado las medidas de seguridad sanitaria necesarias para evitar más contagios de Covid-19 entre los vallesanos.

“Afortunadamente, las medidas que hemos realizado desde un principio, desde que se anunció por parte de gobierno federal las fases, las hemos estado respetando, las hemos estado implementando, hemos estado con número muy bajos de contagios en Valle de Bravo,” aseguró el edil en la entrevista dada el pasado 20 de mayo a través de Facebook.

Incluso, fue enfático y reiterativo con respecto a los comercios no esenciales, los cuales deben permanecer cerrados en esta fase 3 de la pandemia, de acuerdo con la información emitida por el gobierno federal.

Hemos llegado a un acuerdo con todos los comerciantes que no son de primera necesidad, pues para mantener cerrado, sabiendo que es complicado por el tema económico, sin embargo, hemos estado ahí junto con ellos, han entendido” enfatizó Mauricio Osorio en la entrevista del 20 de mayo.

Un día después, el 21 de mayo, en otra entrevista para una plataforma digital distinta, volvió a tocar el tema mencionando que hasta que la fase del semáforo no lo indique, las medidas deberán de seguirse aplicando.

Debemos de seguir respetando las medidas, debemos de seguir quedándonos en casa, debe de seguir prevaleciendo el confinamiento, si salimos solo será para lo necesario, debemos de seguir manteniendo los comercios cerrados, sobre todo los de no primera necesidad, los de primera necesidad deben de tener las medidas reglamentarias” retiró.

Sin embargo, en un recorrido hecho por El Sol de Toluca en las principales calles de la cabecera municipal del Pueblo Mágico, se pudo constatar que desde el día 22 de mayo todos los comercios se encuentran abiertos, brindando sus servicios tanto esenciales como no esenciales, con las medidas de seguridad recomendadas durante la fase 2 de esta pandemia.

De acuerdo con la actualización de cifras Covid-19 del gobierno federal, hasta el 22 de mayo, Valle de Bravo reportó 18 casos confirmados, tres defunciones y 58 casos sospechosos, siendo el municipio de la región sur poniente del Edomex con el mayor número de casos confirmados y sospechosos.

Estos números son altos comparados con los municipios vecinos del Pueblo Mágico como Amanalco de Becerra, Donato Guerra, Ixtapan del Oro, Santo Tomás de los Plátanos, Otzoloapan, Zacazonapan y Temascaltepec.

A pesar de las medidas sanitarias implementadas por el Ayuntamiento, como el uso de gel antibacterial, cubrebocas, la sana distancia, solo salir en caso de ser necesario, sanitización de espacios públicos y operativos filtro en los accesos al municipio.

Lo que hemos hecho es, por supuesto, seguir las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias, hemos hecho un esfuerzo muy importante con prestadores de servicios, con empresarios, con la sociedad civil para poder buscar la manera de llevar un control en el crecimiento de los contagios en Valle de Bravo y que podamos salir lo más rápido posible de esta situación” comentó el alcalde de Valle de Bravo en las entrevistas dadas esta semana.

Es así como en Valle de Bravo los comercios no esenciales tienen una dinámica diferente durante los fines de semana, que contradice lo expuesto por el alcalde municipal en redes sociales.

La etapa más crítica de la pandemia del Covid-19 en el Estado de México pasa desapercibida para las autoridades municipales de Valle de Bravo, pues los comercios no esenciales continúan abiertos durante los fines de semana.

A través de un par de entrevistas realizadas por dos plataformas digitales, el alcalde de Valle de Bravo, Mauricio Osorio Domínguez, aseguró que en el municipio se han adoptado las medidas de seguridad sanitaria necesarias para evitar más contagios de Covid-19 entre los vallesanos.

“Afortunadamente, las medidas que hemos realizado desde un principio, desde que se anunció por parte de gobierno federal las fases, las hemos estado respetando, las hemos estado implementando, hemos estado con número muy bajos de contagios en Valle de Bravo,” aseguró el edil en la entrevista dada el pasado 20 de mayo a través de Facebook.

Incluso, fue enfático y reiterativo con respecto a los comercios no esenciales, los cuales deben permanecer cerrados en esta fase 3 de la pandemia, de acuerdo con la información emitida por el gobierno federal.

Hemos llegado a un acuerdo con todos los comerciantes que no son de primera necesidad, pues para mantener cerrado, sabiendo que es complicado por el tema económico, sin embargo, hemos estado ahí junto con ellos, han entendido” enfatizó Mauricio Osorio en la entrevista del 20 de mayo.

Un día después, el 21 de mayo, en otra entrevista para una plataforma digital distinta, volvió a tocar el tema mencionando que hasta que la fase del semáforo no lo indique, las medidas deberán de seguirse aplicando.

Debemos de seguir respetando las medidas, debemos de seguir quedándonos en casa, debe de seguir prevaleciendo el confinamiento, si salimos solo será para lo necesario, debemos de seguir manteniendo los comercios cerrados, sobre todo los de no primera necesidad, los de primera necesidad deben de tener las medidas reglamentarias” retiró.

Sin embargo, en un recorrido hecho por El Sol de Toluca en las principales calles de la cabecera municipal del Pueblo Mágico, se pudo constatar que desde el día 22 de mayo todos los comercios se encuentran abiertos, brindando sus servicios tanto esenciales como no esenciales, con las medidas de seguridad recomendadas durante la fase 2 de esta pandemia.

De acuerdo con la actualización de cifras Covid-19 del gobierno federal, hasta el 22 de mayo, Valle de Bravo reportó 18 casos confirmados, tres defunciones y 58 casos sospechosos, siendo el municipio de la región sur poniente del Edomex con el mayor número de casos confirmados y sospechosos.

Estos números son altos comparados con los municipios vecinos del Pueblo Mágico como Amanalco de Becerra, Donato Guerra, Ixtapan del Oro, Santo Tomás de los Plátanos, Otzoloapan, Zacazonapan y Temascaltepec.

A pesar de las medidas sanitarias implementadas por el Ayuntamiento, como el uso de gel antibacterial, cubrebocas, la sana distancia, solo salir en caso de ser necesario, sanitización de espacios públicos y operativos filtro en los accesos al municipio.

Lo que hemos hecho es, por supuesto, seguir las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias, hemos hecho un esfuerzo muy importante con prestadores de servicios, con empresarios, con la sociedad civil para poder buscar la manera de llevar un control en el crecimiento de los contagios en Valle de Bravo y que podamos salir lo más rápido posible de esta situación” comentó el alcalde de Valle de Bravo en las entrevistas dadas esta semana.

Es así como en Valle de Bravo los comercios no esenciales tienen una dinámica diferente durante los fines de semana, que contradice lo expuesto por el alcalde municipal en redes sociales.