/ miércoles 9 de mayo de 2018

#Especial || Madres mexiquenses enfrentan carencias económicas

Especialistas revelan que la frustración es un sentimiento permanente para este sector por lo escaso del tiempo

Con cifras de 2016, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que en el Estado de México el 75.3% del llamado trabajo doméstico era realizado por las mujeres.

Resulta un porcentaje alto considerando que en la actualidad las mujeres también salen a trabajar fuera de casa.

Mónica escucha estas estadísticas y sólo sonríe. Los números no significan mucho en su mundo, no son palpables como el dolor en sus piernas por subir y bajar docenas de veces las escaleras del hotel y las casas donde se emplea a diario.

“¡El trabajo es más duro que lo que dicen esos números!”, advierte Mónica, mientras se frota las piernas para descansar un poco.

Es madre de un adolescente de 15 años de edad y una pequeña de 10, quienes acuden a la primaria y secundaria. Es madre soltera y la única fuente económica de su hogar.

“Trabajo en varios lugares, cuando no tengo horas en el hotel, me paso a una casa y luego a otra, donde hago el aseo, termino casi siempre noche, es pesado porque subir y bajar escaleras te lastima los tendones”, revela Mónica.

Con la preparatoria trunca, sus posibilidades se reducen a emplearse en el trabajo doméstico en casas ajenas y el servicio de limpia en un hotel. Pensar en vacaciones, seguro social o al menos un día de descanso para pasarlo con sus hijos es lejano, pero lo palea con el coraje por delante.

“Hay que salir a las seis de la mañana, dejarles el desayuno hecho, en camión me llevo como cuatro horas al día, porque hay que tomar varios para ir a los dos lugares de trabajo, tengo una compañera que me ayuda a cuidarlos en las mañanas, pero luego se quedan solos”, relata Mónica.

Se dice contenta por el festejo del 10 de mayo, aunque será otro año sin poder ir al festival escolar de sus hijos.

“Ya el domingo descanso, y nos vamos a ir a dar la vuelta, a lo mejor hasta estreno una blusa”, augura la joven madre.


DESTINO

Durante 2014, en el Estado de México la planta laboral femenina alcanzó el 45.7%, lo cual la colocó en el noveno lugar nacional en este rubro.

De acuerdo con el Inegi, un 40 por ciento de los puestos de trabajo generados en el sector de la cultura y el turismo fueron ocupados por mujeres.

Por sector, es en las asociaciones religiosas, los servicios públicos y el comercio donde las mujeres tienen una participación similar a la de los hombres.

A nivel estatal, la industria de los medios audiovisuales y las artesanías son las áreas que concentraron al 71.6% del total de las mujeres ocupadas en el sector cultural.

El Inegi también indica que a nivel nacional las mujeres enfrentan carencias laborales.

En 2017, del total de mujeres solteras de 15 años y mas con al menos un hijo nacido vivo, el 41.8% trabajaba. De este porcentaje el 31.2% lo hacía en el sector informal, 12.2% en el doméstico, y 6.6% no recibía pago por su trabajo.

Además, hasta 2014 en México 33 de cada 100 mujeres de 15 a 54 años, con al menos un hijo nacido vivo, eran solteras.


A CONTRA RELOJ

Rubí es otra madre de familia. Explica una realidad similar a la que vive Mónica, “su mundo a diario se divide en mil” para poder darle tiempo a su pequeño.

“Es un martirio ser madre y cargar con tu hijo en la ciudad mientras trabajas”, dice, mientras recuerda las peripecias en el transporte público, las cuales ahora la obligan a dejar a su pequeño en casa.

Hace unos cinco años se casó con su actual pareja, pero ambos deben trabajar diariamente para sostener el hogar.

“Se complica dejar al niño en casa todo el día, trato de darme mis escapadas y verlo, pero lo dejo más de cinco horas”, comenta.

Una madre profesionista como Rubí trabaja más de ocho horas diarias fuera de casa, por lo cual el tiempo de calidad es “oro molido” para ella.

Cinco minutos diarios con su pequeño pueden servir para hacer tareas, cenar o una actividad recreativa.

“Te sientes culpable de dejar a tus hijos con alguien más, porque no pasas momentos importantes con ellos, pero a la vez los haces independientes y responsables, porque también tienen que cooperar con los quehaceres de la casa, hay días en los que te sientes muy mal porque ni el dinero, ni el crecimiento profesional vale la pena”, aclara Rubí.

También habla de los deberes maternos y como los percibió desde su actividad laboral.

“Es difícil. Los primeros meses que volví al trabajo después de que terminó la cuarentena me sentí como pez en el agua, pues pasar cuarenta días sin salir es difícil. Muchas madres no hablan de ello, probablemente por miedo a que se les tache de malas madres”, revela Rubí.

Admite que es duro lidiar con las críticas de las otras madres, las que están de tiempo completo con sus hijos.

“Emocionalmente lo que te afecta son las críticas de otras mamás que se dedican de tiempo completo a ser mamás, como mamás que trabajamos siempre estamos corriendo, consiguiendo lo que les piden en las clases o materiales a la mera hora, eso siempre es mal visto”, expresa.


NUMERALIA

Las que más trabajaron más en 2017

De 20 a 24 años: 718 mil 793

De 25 a 29 años: 696 mil 362


Trabajado doméstico

En el Edomex el 75.3% lo realizan las mujeres


Planta laboral

45.7% son las mujeres


"Pagan costo madres trabajadoras"

Hogares donde trabaja la pareja deben reforzar lazos familiares para evitar crisis


Para la especialista en terapia familiar, Mary Carmen Ibarra Ortega, en los hogares de madres trabajadoras la tendencia es suplir el cariño por regalos u obsequios materiales que cubren las ausencias de la figura materna.

“Lo que se hace es comprar cariño a los hijos, las madres que trabajan en su frustración de dejar solos a sus hijos buscan darles algo a cambio”, explica la sicológa.

También habla de crear relaciones huecas, lo que se convierte en algo peligroso para los hogares de este tipo, aunque también destaca que las mujeres que superan estas barreras llegan a crear lazos más profundos con sus hijos.

“Este tipo de hogares son más comunes y el número de divorcios aumenta, porque el hombre va perdiendo valor en el círculo y la madre es capaz de dar todo ese cariño”, sostiene.

La especialista advierte que en el Estado de México los hijos están creciendo solos, pero es siempre la mujer, quien tiene un papel fundamental.

Con cifras de 2016, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que en el Estado de México el 75.3% del llamado trabajo doméstico era realizado por las mujeres.

Resulta un porcentaje alto considerando que en la actualidad las mujeres también salen a trabajar fuera de casa.

Mónica escucha estas estadísticas y sólo sonríe. Los números no significan mucho en su mundo, no son palpables como el dolor en sus piernas por subir y bajar docenas de veces las escaleras del hotel y las casas donde se emplea a diario.

“¡El trabajo es más duro que lo que dicen esos números!”, advierte Mónica, mientras se frota las piernas para descansar un poco.

Es madre de un adolescente de 15 años de edad y una pequeña de 10, quienes acuden a la primaria y secundaria. Es madre soltera y la única fuente económica de su hogar.

“Trabajo en varios lugares, cuando no tengo horas en el hotel, me paso a una casa y luego a otra, donde hago el aseo, termino casi siempre noche, es pesado porque subir y bajar escaleras te lastima los tendones”, revela Mónica.

Con la preparatoria trunca, sus posibilidades se reducen a emplearse en el trabajo doméstico en casas ajenas y el servicio de limpia en un hotel. Pensar en vacaciones, seguro social o al menos un día de descanso para pasarlo con sus hijos es lejano, pero lo palea con el coraje por delante.

“Hay que salir a las seis de la mañana, dejarles el desayuno hecho, en camión me llevo como cuatro horas al día, porque hay que tomar varios para ir a los dos lugares de trabajo, tengo una compañera que me ayuda a cuidarlos en las mañanas, pero luego se quedan solos”, relata Mónica.

Se dice contenta por el festejo del 10 de mayo, aunque será otro año sin poder ir al festival escolar de sus hijos.

“Ya el domingo descanso, y nos vamos a ir a dar la vuelta, a lo mejor hasta estreno una blusa”, augura la joven madre.


DESTINO

Durante 2014, en el Estado de México la planta laboral femenina alcanzó el 45.7%, lo cual la colocó en el noveno lugar nacional en este rubro.

De acuerdo con el Inegi, un 40 por ciento de los puestos de trabajo generados en el sector de la cultura y el turismo fueron ocupados por mujeres.

Por sector, es en las asociaciones religiosas, los servicios públicos y el comercio donde las mujeres tienen una participación similar a la de los hombres.

A nivel estatal, la industria de los medios audiovisuales y las artesanías son las áreas que concentraron al 71.6% del total de las mujeres ocupadas en el sector cultural.

El Inegi también indica que a nivel nacional las mujeres enfrentan carencias laborales.

En 2017, del total de mujeres solteras de 15 años y mas con al menos un hijo nacido vivo, el 41.8% trabajaba. De este porcentaje el 31.2% lo hacía en el sector informal, 12.2% en el doméstico, y 6.6% no recibía pago por su trabajo.

Además, hasta 2014 en México 33 de cada 100 mujeres de 15 a 54 años, con al menos un hijo nacido vivo, eran solteras.


A CONTRA RELOJ

Rubí es otra madre de familia. Explica una realidad similar a la que vive Mónica, “su mundo a diario se divide en mil” para poder darle tiempo a su pequeño.

“Es un martirio ser madre y cargar con tu hijo en la ciudad mientras trabajas”, dice, mientras recuerda las peripecias en el transporte público, las cuales ahora la obligan a dejar a su pequeño en casa.

Hace unos cinco años se casó con su actual pareja, pero ambos deben trabajar diariamente para sostener el hogar.

“Se complica dejar al niño en casa todo el día, trato de darme mis escapadas y verlo, pero lo dejo más de cinco horas”, comenta.

Una madre profesionista como Rubí trabaja más de ocho horas diarias fuera de casa, por lo cual el tiempo de calidad es “oro molido” para ella.

Cinco minutos diarios con su pequeño pueden servir para hacer tareas, cenar o una actividad recreativa.

“Te sientes culpable de dejar a tus hijos con alguien más, porque no pasas momentos importantes con ellos, pero a la vez los haces independientes y responsables, porque también tienen que cooperar con los quehaceres de la casa, hay días en los que te sientes muy mal porque ni el dinero, ni el crecimiento profesional vale la pena”, aclara Rubí.

También habla de los deberes maternos y como los percibió desde su actividad laboral.

“Es difícil. Los primeros meses que volví al trabajo después de que terminó la cuarentena me sentí como pez en el agua, pues pasar cuarenta días sin salir es difícil. Muchas madres no hablan de ello, probablemente por miedo a que se les tache de malas madres”, revela Rubí.

Admite que es duro lidiar con las críticas de las otras madres, las que están de tiempo completo con sus hijos.

“Emocionalmente lo que te afecta son las críticas de otras mamás que se dedican de tiempo completo a ser mamás, como mamás que trabajamos siempre estamos corriendo, consiguiendo lo que les piden en las clases o materiales a la mera hora, eso siempre es mal visto”, expresa.


NUMERALIA

Las que más trabajaron más en 2017

De 20 a 24 años: 718 mil 793

De 25 a 29 años: 696 mil 362


Trabajado doméstico

En el Edomex el 75.3% lo realizan las mujeres


Planta laboral

45.7% son las mujeres


"Pagan costo madres trabajadoras"

Hogares donde trabaja la pareja deben reforzar lazos familiares para evitar crisis


Para la especialista en terapia familiar, Mary Carmen Ibarra Ortega, en los hogares de madres trabajadoras la tendencia es suplir el cariño por regalos u obsequios materiales que cubren las ausencias de la figura materna.

“Lo que se hace es comprar cariño a los hijos, las madres que trabajan en su frustración de dejar solos a sus hijos buscan darles algo a cambio”, explica la sicológa.

También habla de crear relaciones huecas, lo que se convierte en algo peligroso para los hogares de este tipo, aunque también destaca que las mujeres que superan estas barreras llegan a crear lazos más profundos con sus hijos.

“Este tipo de hogares son más comunes y el número de divorcios aumenta, porque el hombre va perdiendo valor en el círculo y la madre es capaz de dar todo ese cariño”, sostiene.

La especialista advierte que en el Estado de México los hijos están creciendo solos, pero es siempre la mujer, quien tiene un papel fundamental.

Policiaca

Feminicidio de Jessica cumple tres años sin justicia

Los padres de la joven doctora originaria de Otzolopetec denunciaron que no hay ningún avance para la detención del agresor

Local

Maestros y padres de familia piden garantizar internet gratuito por regreso a clases

Las autoridades mexiquenses informaron previamente que el próximo ciclo escolar será a distancia

Local

Imágenes de cámaras de la policía del Edomex podrían ser usadas en procesos judiciales

La propuesta de la diputada Araceli Cassasola implica hacer reformas la Ley que Regula el Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación para la Seguridad Pública del Estado de México

Local

Aplicarán encuestas para conocer el aforo de ciclista en Toluca

Entre las vialidades que se consideran son la avenida Morelos, 5 de Mayo, una parte de vialidad Las Torres, la calle Sebastián Lerdo de Tejada y Morelos

Política

Corte resuelve a favor del Bronco; no será sancionado

La Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó el proceso de Congreso de Nuevo León

Mundo

Álvaro Uribe da positivo a Covid-19 tras ser detenido

El expresidente de Colombia fue detenido este martes acusado fraude procesal y soborno de testigos

Cultura

Abren espacio al cómic en lenguas indígenas, un género de oportunidad 

Del 9 de agosto al 25 de noviembre se realizarán, a través de redes sociales

Policiaca

Feminicidio de Jessica cumple tres años sin justicia

Los padres de la joven doctora originaria de Otzolopetec denunciaron que no hay ningún avance para la detención del agresor

Turismo

Qué es el bleisure y cómo "recuperará" el tiempo perdido en los viajes

Aunque no es concepto nuevo, se posiciona como una tendencia post Covid-19 y te decimos por qué