/ miércoles 4 de mayo de 2022

Después de la tormenta en el sur, el miedo...

A las 19:30 horas de ayer martes, el sur mexiquense ardió. Un grupo armado, a bordo de al menos 20 camionetas, atacó las instalaciones de la Fiscalía mexiquense en Sultepec

Después de la tormenta: el miedo, la zozobra y el susurro en negocios y fondas sureñas. Los rastros de la lluvia de balas que azotó la tarde noche a municipios del sur, las cenizas de los autos incendiados en los bloqueos y la cifra oficial de sólo dos policías heridos, quedaron allá en lo que llaman la zona sur.

Desde la noche del martes, los mensajes de advertencia fueron claros, “está caliente el sur”, “va a haber toque de queda, ni clases va a haber” y “no hay ley de este lado”. La ola de violencia originada por grupos armados comenzó en Sultepec, pasó por Temascaltepec y terminó en Tejupilco.

Todavía la mañana de este miércoles, el pronóstico del día no era muy prometedor. Una invasión policiaca o militar para recuperar el área nadie la garantizaba, incluso el mismo saldo oficial de dos personas heridas continúa muy alejado de la realidad después de los hechos.

Los servicios de emergencia tampoco habían podido llegar a la llamada zona cero. El mismo hospital del lugar estaba incomunicado, de hecho se habló de que había sido tomado por los mismos sujetos armados con todo y personal médico.

Sobre el hecho, que comenzó alrededor de las 19:30 horas del martes y prácticamente prevaleció toda la noche, muy pocos se atrevían hablar. Sólo susurraban: “los malos se apoderaron de todo ayer, sólo le mostraron al gobierno que pueden eso y más”; “mira, quemaron carros”, le decía un hijo a su madre mientras comían en una fonda de Texcaltitlán.

El camino a Sultepec comenzó en las faldas del volcán Xinantécatl. En el paraje conocido como “La Puerta”, que es el paso obligado a la zona sur, no estaba vigilado por elementos de la Guardia Nacional como se observaba, por lo que aumentó los niveles de desconfianza.

El paso por la comunidad de Raíces, Las Lágrimas y el tradicional restaurante El Capulín, que lamentablemente fue cerrado supuestamente por temas de inseguridad, incrementó la incertidumbre. Mientras más se avanzaba, el ambiente se iba haciendo más tenso.

Los pocos automóviles que transitaban en sentido contrario de la carretera Toluca-Sultepec encendían las luces de alerta individual. La idea de que en cualquier curva nos encontráramos con un filtro carretero prevaleció hasta la entrada al municipio de Texcaltitlán, ubicado a sólo 30 minutos de Sultepec.

En todo el trayecto, ni una sola patrulla, ni un solo elemento del Ejército Mexicano, mucho menos de la Guardia Nacional. Las instalaciones de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) en la entrada al municipio, lucían como abandonadas. Sin un elemento afuera.

En la desviación rumbo a Sultepec tampoco había presencia policiaca. Sólo en el corazón del municipio, que conforma el primer cuadro del lugar, se podía apreciar a policías locales.

Las alertas de advertencia y la escasa presencia tanto de policías y militares, forzaron el retorno. Por fin, una caravana conformada por cinco unidades de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) salió de sus instalaciones con rumbo a la gasolinera de Texcaltitlán.

Aunque los habitantes hacían su vida normal, ni los sombreros de palma escondían el rostro de incertidumbre que dejó la tarde noche del martes. “Ellos mandan acá, ayer ya mostraron su poder”, decía un sureño mientras sopeaba un caldo de gallina, acompañado con tortillas de mano.

De fondo, un narcocorrido hacía temblar a la bocina propiedad del dueño y al tiempo obstruía la plática vía telefónica de otro comensal que vociferaba en su teléfono celular, “voy a dejar un oficio, pero habrá que ver si puedo pasar porque por acá hay mucha inseguridad”.

Estos hechos llevaron a varios municipios sureños en conjunto con autoridades de educación, incluyendo a Sultepec, Tejupilco y Luvianos, a suspender clases y diversas actividades derivado de la situación que prevalece en la zona.

El hecho

A las 19:30 horas de este martes, el sur ardió. Un grupo armado, a bordo de al menos 20 camionetas, acorralaron a elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) en las instalaciones de la FGJEM; en total, de acuerdo a información oficial, hubo dos personas heridas, aunque se reportaron cuatro elementos más lesionados pero en un hecho de tránsito al acudir al auxilio.

El hecho se dio a conocer luego de que elementos de la corporación policiaca estatal pidieran el apoyo debido a que estaban siendo atacados a tiros por varios sujetos armados.

En tanto, decenas de sujetos armados a bordo de camionetas tomaron el control de las salidas y entradas al municipio, atravesando vehículos de carga y taxis a fin de evitar la llegada de refuerzos policiacos.

Se reportaron bloqueos en la carretera Ixtapan-Zacualpan, Texcaltitlán-Zacualpan, así como la vía que conduce a Almoloya de Alquisiras.

Derivado de audios y videos que circularon vía redes sociales, la balacera se prolongó por más de una hora y en los bloqueos hubo vehículos incendiados.

Sobre este hecho, el secretario general de Gobierno, Ernesto Nemer Álvarez, señaló que el ataque de presuntos miembros del crimen organizado al sur del Estado de México, en los que elementos de la Secretaría de Seguridad estatal resultaron lesionados, es una reacción consecuencia de las acciones operativas que el gobierno del estado ha implementado para combatir la delincuencia.

Los incidentes que hemos tenido es una respuesta a una actitud y una estrategia clara del gobierno, es una reacción de ellos y vamos a seguir con todo porque lo que más importa es la tranquilidad de las familias mexiquenses”, aseguró.

Tras lamentar lo ocurrido en Sultepec la tarde del martes 3 de mayo, indicó que se trata de un tema aislado donde hubo cuatro policías que resultaron lesionadas, pero no de gravedad y derivado de un hecho de tránsito tras prestar el auxilio. Aunque no confirmó si se trataba de los dos heridos reportados por la fiscalía la noche del martes.

El hecho de ayer fue muy muy lamentable, yo sé que es un tema aislado afortunadamente, no hay vidas que lamentar, que eso es lo fundamental, hay cuatro lesionados que están siendo atendidos en los hospitales, afortunadamente ninguno grave, pero este es el trabajo de todos los días”, añadió Ernesto Nemer.

Destacó que no se trató de un enfrentamiento, pues "ellos llegaron a agredir las instalaciones de la Fiscalía y de la Secretaría de Seguridad, afortunadamente había muy poca gente, había cuatro o cinco personas y de manera inmediata actuamos”, informó.

Por último, aseveró que el crimen organizado no tiene sitiada la zona sur, pues si fuera así, habría problemas las 24 horas del día.

Después de la tormenta: el miedo, la zozobra y el susurro en negocios y fondas sureñas. Los rastros de la lluvia de balas que azotó la tarde noche a municipios del sur, las cenizas de los autos incendiados en los bloqueos y la cifra oficial de sólo dos policías heridos, quedaron allá en lo que llaman la zona sur.

Desde la noche del martes, los mensajes de advertencia fueron claros, “está caliente el sur”, “va a haber toque de queda, ni clases va a haber” y “no hay ley de este lado”. La ola de violencia originada por grupos armados comenzó en Sultepec, pasó por Temascaltepec y terminó en Tejupilco.

Todavía la mañana de este miércoles, el pronóstico del día no era muy prometedor. Una invasión policiaca o militar para recuperar el área nadie la garantizaba, incluso el mismo saldo oficial de dos personas heridas continúa muy alejado de la realidad después de los hechos.

Los servicios de emergencia tampoco habían podido llegar a la llamada zona cero. El mismo hospital del lugar estaba incomunicado, de hecho se habló de que había sido tomado por los mismos sujetos armados con todo y personal médico.

Sobre el hecho, que comenzó alrededor de las 19:30 horas del martes y prácticamente prevaleció toda la noche, muy pocos se atrevían hablar. Sólo susurraban: “los malos se apoderaron de todo ayer, sólo le mostraron al gobierno que pueden eso y más”; “mira, quemaron carros”, le decía un hijo a su madre mientras comían en una fonda de Texcaltitlán.

El camino a Sultepec comenzó en las faldas del volcán Xinantécatl. En el paraje conocido como “La Puerta”, que es el paso obligado a la zona sur, no estaba vigilado por elementos de la Guardia Nacional como se observaba, por lo que aumentó los niveles de desconfianza.

El paso por la comunidad de Raíces, Las Lágrimas y el tradicional restaurante El Capulín, que lamentablemente fue cerrado supuestamente por temas de inseguridad, incrementó la incertidumbre. Mientras más se avanzaba, el ambiente se iba haciendo más tenso.

Los pocos automóviles que transitaban en sentido contrario de la carretera Toluca-Sultepec encendían las luces de alerta individual. La idea de que en cualquier curva nos encontráramos con un filtro carretero prevaleció hasta la entrada al municipio de Texcaltitlán, ubicado a sólo 30 minutos de Sultepec.

En todo el trayecto, ni una sola patrulla, ni un solo elemento del Ejército Mexicano, mucho menos de la Guardia Nacional. Las instalaciones de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) en la entrada al municipio, lucían como abandonadas. Sin un elemento afuera.

En la desviación rumbo a Sultepec tampoco había presencia policiaca. Sólo en el corazón del municipio, que conforma el primer cuadro del lugar, se podía apreciar a policías locales.

Las alertas de advertencia y la escasa presencia tanto de policías y militares, forzaron el retorno. Por fin, una caravana conformada por cinco unidades de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) salió de sus instalaciones con rumbo a la gasolinera de Texcaltitlán.

Aunque los habitantes hacían su vida normal, ni los sombreros de palma escondían el rostro de incertidumbre que dejó la tarde noche del martes. “Ellos mandan acá, ayer ya mostraron su poder”, decía un sureño mientras sopeaba un caldo de gallina, acompañado con tortillas de mano.

De fondo, un narcocorrido hacía temblar a la bocina propiedad del dueño y al tiempo obstruía la plática vía telefónica de otro comensal que vociferaba en su teléfono celular, “voy a dejar un oficio, pero habrá que ver si puedo pasar porque por acá hay mucha inseguridad”.

Estos hechos llevaron a varios municipios sureños en conjunto con autoridades de educación, incluyendo a Sultepec, Tejupilco y Luvianos, a suspender clases y diversas actividades derivado de la situación que prevalece en la zona.

El hecho

A las 19:30 horas de este martes, el sur ardió. Un grupo armado, a bordo de al menos 20 camionetas, acorralaron a elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) en las instalaciones de la FGJEM; en total, de acuerdo a información oficial, hubo dos personas heridas, aunque se reportaron cuatro elementos más lesionados pero en un hecho de tránsito al acudir al auxilio.

El hecho se dio a conocer luego de que elementos de la corporación policiaca estatal pidieran el apoyo debido a que estaban siendo atacados a tiros por varios sujetos armados.

En tanto, decenas de sujetos armados a bordo de camionetas tomaron el control de las salidas y entradas al municipio, atravesando vehículos de carga y taxis a fin de evitar la llegada de refuerzos policiacos.

Se reportaron bloqueos en la carretera Ixtapan-Zacualpan, Texcaltitlán-Zacualpan, así como la vía que conduce a Almoloya de Alquisiras.

Derivado de audios y videos que circularon vía redes sociales, la balacera se prolongó por más de una hora y en los bloqueos hubo vehículos incendiados.

Sobre este hecho, el secretario general de Gobierno, Ernesto Nemer Álvarez, señaló que el ataque de presuntos miembros del crimen organizado al sur del Estado de México, en los que elementos de la Secretaría de Seguridad estatal resultaron lesionados, es una reacción consecuencia de las acciones operativas que el gobierno del estado ha implementado para combatir la delincuencia.

Los incidentes que hemos tenido es una respuesta a una actitud y una estrategia clara del gobierno, es una reacción de ellos y vamos a seguir con todo porque lo que más importa es la tranquilidad de las familias mexiquenses”, aseguró.

Tras lamentar lo ocurrido en Sultepec la tarde del martes 3 de mayo, indicó que se trata de un tema aislado donde hubo cuatro policías que resultaron lesionadas, pero no de gravedad y derivado de un hecho de tránsito tras prestar el auxilio. Aunque no confirmó si se trataba de los dos heridos reportados por la fiscalía la noche del martes.

El hecho de ayer fue muy muy lamentable, yo sé que es un tema aislado afortunadamente, no hay vidas que lamentar, que eso es lo fundamental, hay cuatro lesionados que están siendo atendidos en los hospitales, afortunadamente ninguno grave, pero este es el trabajo de todos los días”, añadió Ernesto Nemer.

Destacó que no se trató de un enfrentamiento, pues "ellos llegaron a agredir las instalaciones de la Fiscalía y de la Secretaría de Seguridad, afortunadamente había muy poca gente, había cuatro o cinco personas y de manera inmediata actuamos”, informó.

Por último, aseveró que el crimen organizado no tiene sitiada la zona sur, pues si fuera así, habría problemas las 24 horas del día.

Policiaca

Maicha, Jaqui y Jalix; los feminicidios de adolescentes indígenas en el Edomex 

Son casos ocurridos en comunidades mazahuas y otomis ocurridos entre 2020 y 2022

Local

Inicia estrategia “Constructores de Paz” en el Edomex

Se recorrerán las colonias con mayor índice delictivo de seis municipios mexiquenses, con el propósito de alejar a los jóvenes de la violencia, ofrecerles acceso a empleos, atender sus necesidades y mejorar su calidad de vida

Local

Raúl Gómez González tomará posesión de la Arquidiócesis de Toluca

Según información oficial para esta tarde se tiene planeada una ceremonia de Juramento de Fe y Fidelidad en la Catedral de Toluca

Finanzas

México recibe solicitud de revisión de condiciones laborales en planta Panasonic

Esta es la tercera ocasión que el gobierno de Estados Unidos solicita la revisión de solicitud del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida, en el marco del T-MEC

Gossip

¿Quién mató a Sara? Se devela el misterio en su última temporada

Un experimento psiquiátrico está detrás del enigma que plantea la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?

Círculos

La Universidad Anáhuac crea alianzas con Fundación Monte Fénix

El doctor Cipriano Sánchez y el doctor Jorge Larrea firman la Cátedra Coorporativa en contra de las adicciones de jóvenes estudiantes y la sociedad

Gossip

Dos estrenos marcan la jornada en Cannes

En competencia se presentaron los largometrtajes Las ocho montañas y La mujer de Tchaikovsky, del cineasta disidente ruso Kirill Serebrennikov

Mundo

#SOY Bajo Observación | La otra gran pandemia de nuestro tiempo

La otra gran pandemia de los últimos 50 años, la del SIDA, sigue activa

Sociedad

Caducan 100 mil cajas de medicinas en Tabasco

Entre ellas destacan las que son usadas para tratar la hipertensión, el cáncer, el VIH, asma y diabetes