/ miércoles 6 de diciembre de 2017

Investiga Contraloría municipal de Metepec agresiones a comunicadores

Involucrados dos policías municipales y aproximadamente 12 de la SSEM: Ramírez Manzur

ras las agresiones a dos comunicadores de una televisora local, el director de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos de Metepec, Jesús Alberto Ramírez Manzur, confirmó se inició una denuncia con objeto de que la Contraloría municipal pudiera iniciar las investigaciones correspondientes, a efecto de deslindar responsabilidades.

Al afirmar que los comunicadores no solicitaron autorización a los padres de familia ni a la autoridad educativa correspondiente, Ramírez Manzur sostuvo que la principal preocupación de la administración municipal es que ningún ciudadano sea agredido de alguna manera.

“Nosotros tuvimos que levantar una acta administrativa poniendo en contexto la parte que nosotros tenemos de los videos que tuvimos acceso, las imágenes también y estaremos en solicitud de que los compañeros reporteros puedan hacer su denuncia, a nosotros nos interesa y a esta administración municipal también que ningún ciudadano sea agredido por la autoridad y mucho menos por esta policía municipal”, afirmó.

El titular de la Dirección de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos de Metepec justificó que los uniformados involucrados en el altercado suscitado en Infonavit San Francisco el pasado martes, recurrieron al “uso racional de la fuerza”, por el hecho de que el reportero y camarógrafo se negaron a abordar una patrulla, acción que deriva en la alteración al orden, considerado como falta administrativa.

En ese sentido, el funcionario puntualizó que varios padres de familia estaban inconformes con las actividades de los comunicadores ante su preocupación por el uso indebido de la imagen de sus hijos sin su consentimiento, motivo por el cual se vieron obligados a actuar.

“Nosotros vimos los videos exactamente, nosotros tuvimos que hacer uso de la fuerza, él así lo argumenta también, que él pone resistencia para poder acudir a la autoridad competente, sin embargo ya lo está -la Contraloría municipal- investigando, nosotros somos los primeros que queremos que la sociedad no se sienta intimidada por la policía”, manifestó Jesús Alberto Ramírez.

Citó el capítulo 17 del derecho a la intimidad del Artículo 77 de la Ley General de Niños, Niñas y Adolescentes, el cual expresa que “se considerará violación a la intimidad de niñas, niños o adolescentes, cualquier manejo directo de su imagen. Nombre, datos personales o referencias que permitan su identificación en los medios de comunicación que cuenten con concesión para prestar el servicio de radiodifusión, telecomunicaciones, así como medios impresos o medios electrónicos de los que tenga control el concesionario o medio impreso del que se trate”.

Por otro lado reconoció que los uniformados debieron ser mediadores en el caso al confirmar que no se trataba de personas peligrosas, sino de comunicadores que realizaban sus labores del día, no obstante dio a conocer que cuatro padres de familia ratificaron en contra de los comunicadores.

“Nosotros también creemos que hubo una falta de pericia por parte de los compañeros oficiales, creemos que no tuvo que haber crecido el tema en ese sentido y efectivamente si los compañeros ya se identificaron como reporteros, que pidieran acercarse aquí con el juez conciliador y que pudieran aclarar el tema, sin embargo hubo una resistencia desde un principio, entonces al ver una resistencia por parte de los compañeros reporteros tenemos que actuar”.

Ante las declaraciones de los comunicadores que recibieron la agresión respecto a las amenazas y golpes que recibieron por parte de los uniformados, Ramírez Manzur dijo se realizó un examen físico a cada uno, mismo que reflejó que uno no presentaba lesiones, mientras que el otro presentaba escoriación por fricción en cara anterior de rodilla derecha.

“Nosotros no estamos escondiendo absolutamente nada y somos los primeros interesados en que si los policías causaron alguna cuestión que pueda ser valorada como una responsabilidad de ellos, que se sancione a quien se tenga que sancionar, nosotros no lo vamos a solapar, no vamos a solapar que un policía eche a perder con su mal actuar todo el trabajo que hemos venido haciendo con proximidad social”, afirmó.

Al ser cuestionado respecto al tipo de sanción de la que los policías pudieran ser acreedores, Jesús Alberto Manzur precisó los funcionarios pueden ser destituidos de su cargo se comprobarse su responsabilidad, además de una capacitación en materia de derechos humanos con el resto de la corporación.

Agregó que en este momento los uniformados continúan en funciones en virtud de que “no tenemos elementos para poder hacer una sanción, es decir, destituirlos, no lo podemos hacer porque no somos la autoridad competente”.

Finalmente, agregó en el altercado sólo estuvieron involucrados únicamente dos policías municipales y cerca de doce elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), dependencia que hasta este momento no ha emitido ningún informe al respecto.

ras las agresiones a dos comunicadores de una televisora local, el director de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos de Metepec, Jesús Alberto Ramírez Manzur, confirmó se inició una denuncia con objeto de que la Contraloría municipal pudiera iniciar las investigaciones correspondientes, a efecto de deslindar responsabilidades.

Al afirmar que los comunicadores no solicitaron autorización a los padres de familia ni a la autoridad educativa correspondiente, Ramírez Manzur sostuvo que la principal preocupación de la administración municipal es que ningún ciudadano sea agredido de alguna manera.

“Nosotros tuvimos que levantar una acta administrativa poniendo en contexto la parte que nosotros tenemos de los videos que tuvimos acceso, las imágenes también y estaremos en solicitud de que los compañeros reporteros puedan hacer su denuncia, a nosotros nos interesa y a esta administración municipal también que ningún ciudadano sea agredido por la autoridad y mucho menos por esta policía municipal”, afirmó.

El titular de la Dirección de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos de Metepec justificó que los uniformados involucrados en el altercado suscitado en Infonavit San Francisco el pasado martes, recurrieron al “uso racional de la fuerza”, por el hecho de que el reportero y camarógrafo se negaron a abordar una patrulla, acción que deriva en la alteración al orden, considerado como falta administrativa.

En ese sentido, el funcionario puntualizó que varios padres de familia estaban inconformes con las actividades de los comunicadores ante su preocupación por el uso indebido de la imagen de sus hijos sin su consentimiento, motivo por el cual se vieron obligados a actuar.

“Nosotros vimos los videos exactamente, nosotros tuvimos que hacer uso de la fuerza, él así lo argumenta también, que él pone resistencia para poder acudir a la autoridad competente, sin embargo ya lo está -la Contraloría municipal- investigando, nosotros somos los primeros que queremos que la sociedad no se sienta intimidada por la policía”, manifestó Jesús Alberto Ramírez.

Citó el capítulo 17 del derecho a la intimidad del Artículo 77 de la Ley General de Niños, Niñas y Adolescentes, el cual expresa que “se considerará violación a la intimidad de niñas, niños o adolescentes, cualquier manejo directo de su imagen. Nombre, datos personales o referencias que permitan su identificación en los medios de comunicación que cuenten con concesión para prestar el servicio de radiodifusión, telecomunicaciones, así como medios impresos o medios electrónicos de los que tenga control el concesionario o medio impreso del que se trate”.

Por otro lado reconoció que los uniformados debieron ser mediadores en el caso al confirmar que no se trataba de personas peligrosas, sino de comunicadores que realizaban sus labores del día, no obstante dio a conocer que cuatro padres de familia ratificaron en contra de los comunicadores.

“Nosotros también creemos que hubo una falta de pericia por parte de los compañeros oficiales, creemos que no tuvo que haber crecido el tema en ese sentido y efectivamente si los compañeros ya se identificaron como reporteros, que pidieran acercarse aquí con el juez conciliador y que pudieran aclarar el tema, sin embargo hubo una resistencia desde un principio, entonces al ver una resistencia por parte de los compañeros reporteros tenemos que actuar”.

Ante las declaraciones de los comunicadores que recibieron la agresión respecto a las amenazas y golpes que recibieron por parte de los uniformados, Ramírez Manzur dijo se realizó un examen físico a cada uno, mismo que reflejó que uno no presentaba lesiones, mientras que el otro presentaba escoriación por fricción en cara anterior de rodilla derecha.

“Nosotros no estamos escondiendo absolutamente nada y somos los primeros interesados en que si los policías causaron alguna cuestión que pueda ser valorada como una responsabilidad de ellos, que se sancione a quien se tenga que sancionar, nosotros no lo vamos a solapar, no vamos a solapar que un policía eche a perder con su mal actuar todo el trabajo que hemos venido haciendo con proximidad social”, afirmó.

Al ser cuestionado respecto al tipo de sanción de la que los policías pudieran ser acreedores, Jesús Alberto Manzur precisó los funcionarios pueden ser destituidos de su cargo se comprobarse su responsabilidad, además de una capacitación en materia de derechos humanos con el resto de la corporación.

Agregó que en este momento los uniformados continúan en funciones en virtud de que “no tenemos elementos para poder hacer una sanción, es decir, destituirlos, no lo podemos hacer porque no somos la autoridad competente”.

Finalmente, agregó en el altercado sólo estuvieron involucrados únicamente dos policías municipales y cerca de doce elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), dependencia que hasta este momento no ha emitido ningún informe al respecto.