/ lunes 18 de enero de 2021

Locatarios del mercado Juárez se manifiestan; piden que los dejen trabajar

Aseguraron que están a punto del colapso económico por lo que pidieron que les permitan abrir locales no esenciales en los cuales oferta ropa y calzado


La mañana de este lunes un grupo de comerciantes del mercado Benito Juárez se manifestó frente al ayuntamiento de Toluca para pedir que les permitan reabrir sus locales luego del cierre por la restricción sanitaria por parte de la autoridad estatal y municipal.

Durante su presencia en el lugar, los locatarios aseguraron que están a punto del colapso económico por lo que, con el uso de diversas pancartas, pidieron que la autoridad municipal les permitan abrir locales no esenciales en los cuales se oferta ropa y calzado.

"Abrir o morir, nave de secos Mercado Juárez", pintaron en algunas de sus pancartas.

A esta serie de reclamos se les sumaron otros ya que algunos acusaron que mientras a los comerciantes establecidos se les restringe la venta el comercio informal continúa operando en todo el perímetro de la terminal.

Tras algunas entrevistas con algunos de los inconformes se pudo obtener el dato de que sus ventas cayeron alrededor de un 60% debido al cierre y la invasión de los ambulantes.

El abogado Juan Manuel Reyes, representante de la dirección de Gobernación, dialogó y les informó que la medida de mantener cerrados sus establecimientos fue una decisión del Gobierno estatal.

Con esto, les informó que su petición estaba fuera de la jurisdicción de la autoridad municipal, la cual sólo acató el oficio que se les hizo llegar de cerrar toda zona comercial no esencial en territorio del municipio.


La mañana de este lunes un grupo de comerciantes del mercado Benito Juárez se manifestó frente al ayuntamiento de Toluca para pedir que les permitan reabrir sus locales luego del cierre por la restricción sanitaria por parte de la autoridad estatal y municipal.

Durante su presencia en el lugar, los locatarios aseguraron que están a punto del colapso económico por lo que, con el uso de diversas pancartas, pidieron que la autoridad municipal les permitan abrir locales no esenciales en los cuales se oferta ropa y calzado.

"Abrir o morir, nave de secos Mercado Juárez", pintaron en algunas de sus pancartas.

A esta serie de reclamos se les sumaron otros ya que algunos acusaron que mientras a los comerciantes establecidos se les restringe la venta el comercio informal continúa operando en todo el perímetro de la terminal.

Tras algunas entrevistas con algunos de los inconformes se pudo obtener el dato de que sus ventas cayeron alrededor de un 60% debido al cierre y la invasión de los ambulantes.

El abogado Juan Manuel Reyes, representante de la dirección de Gobernación, dialogó y les informó que la medida de mantener cerrados sus establecimientos fue una decisión del Gobierno estatal.

Con esto, les informó que su petición estaba fuera de la jurisdicción de la autoridad municipal, la cual sólo acató el oficio que se les hizo llegar de cerrar toda zona comercial no esencial en territorio del municipio.

Local

Arranca registro de aspirantes a la rectoría de la UAEM

Durante la tarde de este jueves la Universidad dará a conocer la procedencia o no del registro de cada uno de los contendientes

Local

¿Cuántos adultos mayores han sido vacunados contra Covid-19 en Ecatepec?

De acuerdo con cifras oficiales este municipio registra 28 mil 998 contagios y 4 mil 112 decesos

Local

Edomex, una de las entidades que menos pérdida de masa forestal presenta

Este hecho ha ocasionado que la Mariposa Monarca encuentre hábitats fuera de la Reserva de la Biosfera

Policiaca

Retiran entre conatos de bronca un altar de la “Santa Muerte” en Cuautitlán Izcalli

Vecinos aseguran que fue colocado por comerciantes que no residen en la colonia

Turismo

Lugares que no conocías de Yucatán

Arqueología, historia y secretos naturales son parte de las bellezas que resguarda la entidad

Mundo

Protestan por reapertura de centro de detención para niños inmigrantes en Florida

El centro de detención de Homestead, en el sur de Florida, albergó a más de 3.000 menores indocumentados hasta que cerró en agosto de 2019