/ viernes 2 de febrero de 2018

Los Hernández Morales, familia tamalera que sorteó la pobreza en las calles

Cada Día de la Candelaria llegan sus mejores ventas

Toluca, México.- En la esquina de Temascaltepec con Tlalnepantla, en la colonia Sector Popular, hace 20 años nació la historia de los Hernández Morales, familia de tamaleros que sintieron lo duro de la crisis de los 90 y no tuvieron de otra más que buscar el autoempleo. Salir de la pobreza y el desempleo, fue su idea y cada día dos de la Candelaria dan gracias a su patrona, pero sin dejar de vender.

—Este es el negocio, nuestra mesa, la sombrilla y así como le ve, es donde vendemos, —describe Angelina Morales, la cocinera de la familia y de quien han aprendido sus hijos la producción de tamales.

A tres días del Día de la Candelaria, los Hernández Morales ya se preparan, es la fecha en que más venden su producto, al menos unas 500 piezas.

“Ahorita han llegado pocos clientes a hacer pedidos, pero la venta es el mero día, los vecinos vienen por sus tamales”, refieren los tamaleros.

Hace 20 años, cuando Víctor Hernández, esposo de Angelina se quedó sin empleo, se les vino la idea de salir a las calles a vender.

“Me quedé sin trabajo en la fundidora de hierro donde trabajaba y le dije a mi esposa que vendiéramos, yo me instalé en la esquina a vender elotes y ella los tamales”, relata el exobrero.

Esa idea de emprendimiento los llevó a que actualmente sean uno de los tamaleros más solicitados en esta zona de Toluca y que cada día de la Candelaria les lleguen pedidos.

“Toda la familia nos dedicamos a esto, mis hijos me ayudan y aprendimos porque no sabíamos hacer los tamales”, explica doña Angelina.

Como hace 20 años, Angelina, su esposo Víctor y sus hijos, llegan a su esquina de venta para atender a sus clientes.

“Empecé haciendo poquito, no más de dos kilitos de masita y ya, ahorita hacemos tres a cuatro kilos porque no se vende mucho, hay competencia, sólo el Día de la Candelaria se vende más pero sólo un día”, lamenta Angelina.

La actividad tradicional del tamal poco a poco muere, lo dice en sus palabras la tamalera.

En su producción diaria se enlistan los tamales rojos, de chile verde, los de rajas, una dotación de los oaxaqueños y los llamados tamales “canarios” que se hacen con base en harina y queso, además de leche, huevo y mantequilla, según explica Angelina.

La labor para la producción diaria inicia después de las 15:00 horas, con el preparado de la masa, la adquisición de las hojas y los condimentos. La jornada se extiende hasta después de las 23:00 horas.

“Las hojas para los tamales oaxaqueños las consigo en el mercado Juárez y se ponen en la vaporera para deshidratarlas horas antes”, enlistan.

Todo se cuida a detalle, incluso el ritual de enredar las hojas de maíz en las asas de sus vaporeras, bajo la creencia que los tamales no se cuecen sin ese procedimiento.

Cada mañana, en punto de las 8:00 horas, los Hernández Morales bajan empujando su triciclo cargado con su vaporera con unos 100 tamales y sus dos ollas de atole con 20 litros en cada una.

A la pareja le acompañan sus hijos y sus nueras, quienes también se han sumado al negocio, el cuadro familiar es emprendedor por necesidad y tradición. Su historia les gusta compartirla a un cliente curioso que llega cada dos de febrero.


Toluca, México.- En la esquina de Temascaltepec con Tlalnepantla, en la colonia Sector Popular, hace 20 años nació la historia de los Hernández Morales, familia de tamaleros que sintieron lo duro de la crisis de los 90 y no tuvieron de otra más que buscar el autoempleo. Salir de la pobreza y el desempleo, fue su idea y cada día dos de la Candelaria dan gracias a su patrona, pero sin dejar de vender.

—Este es el negocio, nuestra mesa, la sombrilla y así como le ve, es donde vendemos, —describe Angelina Morales, la cocinera de la familia y de quien han aprendido sus hijos la producción de tamales.

A tres días del Día de la Candelaria, los Hernández Morales ya se preparan, es la fecha en que más venden su producto, al menos unas 500 piezas.

“Ahorita han llegado pocos clientes a hacer pedidos, pero la venta es el mero día, los vecinos vienen por sus tamales”, refieren los tamaleros.

Hace 20 años, cuando Víctor Hernández, esposo de Angelina se quedó sin empleo, se les vino la idea de salir a las calles a vender.

“Me quedé sin trabajo en la fundidora de hierro donde trabajaba y le dije a mi esposa que vendiéramos, yo me instalé en la esquina a vender elotes y ella los tamales”, relata el exobrero.

Esa idea de emprendimiento los llevó a que actualmente sean uno de los tamaleros más solicitados en esta zona de Toluca y que cada día de la Candelaria les lleguen pedidos.

“Toda la familia nos dedicamos a esto, mis hijos me ayudan y aprendimos porque no sabíamos hacer los tamales”, explica doña Angelina.

Como hace 20 años, Angelina, su esposo Víctor y sus hijos, llegan a su esquina de venta para atender a sus clientes.

“Empecé haciendo poquito, no más de dos kilitos de masita y ya, ahorita hacemos tres a cuatro kilos porque no se vende mucho, hay competencia, sólo el Día de la Candelaria se vende más pero sólo un día”, lamenta Angelina.

La actividad tradicional del tamal poco a poco muere, lo dice en sus palabras la tamalera.

En su producción diaria se enlistan los tamales rojos, de chile verde, los de rajas, una dotación de los oaxaqueños y los llamados tamales “canarios” que se hacen con base en harina y queso, además de leche, huevo y mantequilla, según explica Angelina.

La labor para la producción diaria inicia después de las 15:00 horas, con el preparado de la masa, la adquisición de las hojas y los condimentos. La jornada se extiende hasta después de las 23:00 horas.

“Las hojas para los tamales oaxaqueños las consigo en el mercado Juárez y se ponen en la vaporera para deshidratarlas horas antes”, enlistan.

Todo se cuida a detalle, incluso el ritual de enredar las hojas de maíz en las asas de sus vaporeras, bajo la creencia que los tamales no se cuecen sin ese procedimiento.

Cada mañana, en punto de las 8:00 horas, los Hernández Morales bajan empujando su triciclo cargado con su vaporera con unos 100 tamales y sus dos ollas de atole con 20 litros en cada una.

A la pareja le acompañan sus hijos y sus nueras, quienes también se han sumado al negocio, el cuadro familiar es emprendedor por necesidad y tradición. Su historia les gusta compartirla a un cliente curioso que llega cada dos de febrero.


Finanzas

Pondrá UBER Eats en marcha aplicación para venta de alimentos a domicilio

Participarán 170 restaurantes de Toluca y Metepec; la aplicación será gratuita a través del Play Store de Android.

Policiaca

Ante ola de robos a comercio y transeúntes, piden más vigilancia en Calimaya

Aseguran vecinos que los robos a comercio y a transeúntes han incrementado de forma alarmante en las últimas semanas.

Finanzas

Incremento en precio de gasolina desploma propinas a despachadores

En algunos sitios la gasolina premium llega hasta los 20 pesos por litro.

República

Decomisos de drogas en aeropuerto de Veracruz

En el último año la Policía Federal ha realizado importantes decomisos, en su mayoría de drogas y estupefacientes

Deportes

Presentan los Diablos sus nuevos refuerzos para el Apertura 2018 y Clausura 2019

También se dio a conocer la nueva piel que vestirán los jugadores del cuadro escarlata.

Sociedad

Exigen al Tribunal dar como vencedor de la elección a López Obrador

El colectivo en el que participa Porfirio Muñoz Ledo dice es absurdo que otros gobiernos lo consideren el presidente mientras que en México aún se espera el fallo

Sociedad

INE instala comisión de presupuesto y promete austeridad

Advierten que los recursos que serán solicitados para 2019 serán los estrictamente necesarios para el cumplimiento de los mandatos constitucionales

Finanzas

Ofrecen bancos seguros para enfrentar cáncer

Mediante llamadas telefónicas invitan a protegerse contra esta enfermedad.

Policiaca

Robo de cable de postes de luz, otro negocio del mercado negro en zona norte de Toluca

Las empresas de telefonía y de la CFE han tenido que cambiar a otro tipo de material por el robo constante.