/ sábado 31 de octubre de 2020

Necesaria la reingeniería en cárceles mexiquenses

Así como una correcta aplicación del sistema de justicia penal acusatorio: especialistas

El sistema penitenciario del Estado de México requiere de una reingeniería y la correcta aplicación del sistema de justicia penal acusatorio.

Especialistas consideran que el elevado ingreso de personas a cárceles de la entidad, así como la sobrepoblación penitenciaria en la entidad mexiquense, podría disminuir si no se abusara de la pena de prisión y no existiera la persecución de falsos culpables, ni la fabricación de delitos.

La maestra en Prevención del Delito y Sistemas Penitenciarios, Cristina Eugenia Pablo Dorantes, consideró necesario que las autoridades mexiquenses valoren una reingeniería dentro del sistema penitenciario, donde se apueste por un incremento en sus capacidades humanas, mas no de infraestructura.

Esto implicaría que el personal penitenciario sea adecuadamente capacitado y haya mayor cantidad de custodios respecto de las personas privadas de su libertad.

Se gasta mucho en la construcción de penales, se gasta mucho en abrir más centros penitenciarios, pero no se invierte en el capital humano que debe trabajar en las prisiones, que debe tener vocación de servicio, un perfil adecuado para su trabajo y que sean suficientes para atender el tema”, agregó la profesora de tiempo completo de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Un factor que fomenta la sobrepoblación penitenciaria, apuntó, es la edificación de centros penitenciarios y de reinserción social pensados en albergar a miles de personas de alta peligrosidad, cuando lo ideal sería apostarle a la prevención del delito.

Lo peor es que como se abusa tanto de la prisión, se hacen prisiones cada vez con más capacidad, en lugar de hacer prisiones de mínima peligrosidad se hacen prisiones de máxima peligrosidad”, señaló la especialista.

Recordó que la sobrepoblación penitenciaria causa efectos sumamente negativos, pues es rebasado el personal de áreas como psicología, criminología y salud, entre otros.

Esto aumenta las posibilidades de motines y riñas dentro de los penales mexiquenses.


FALSOS CULPABLES

El activista Humberto Pérez Espinoza indicó que la sobrepoblación penitenciaria está relacionada con la incorrecta aplicación del sistema de justicia penal acusatorio.

Se expidió su decreto (del sistema) el 18 de junio del 2008, daba tres años para expedir la Ley Nacional de Ejecución Penal, que se tenía que expedir el 19 de junio de 2011 y se expidió hasta el 17 de junio del 2016.

“Esto llevó a que no se diseñaran penales para el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, ni se siguieran las reglas para el correcto tratamiento de la reinserción social”, refirió el también integrante de la organización Presunción de Inocencia.

Agregó que el nuevo sistema de justicia penal acusatorio permitiría que la mayor parte de un proceso judicial se lleve en libertad, siempre y cuando se pague la fianza o garantía establecida por un juez y se cumpla con la evaluación de riesgo a través del Centro de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso.

El activista estimó que en la entidad hay casi 33 mil personas privadas de su libertad, de las cuales el 45% debería estar en libertad por haber purgado entre el 50% y 70% de su pena.

No han querido dejar salir a este tipo de personas por una actitud de discriminación, nadie quiere correr el riesgo político”, añadió.

Adicionalmente en la entidad mexiquense no se trabaja en un sistema de reinserción social, ni en la sensibilización ciudadana, pues no sólo las personas que estuvieron privadas de la libertad pagan el precio de estar en prisión, sino también sus familias, señaló.

La capacidad instalada en centros penitenciarios de la entidad, de acuerdo con el informe de la Comisión de Derechos Humanos de la entidad (Codhem) de 2019, era de 14 mil 88 personas.


INGRESOS Y EGRESOS

De acuerdo con cifras del Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales 2020 (CNGSPSPE) del INEGI, el Estado de México ocupa el segundo lugar a nivel nacional en mayor número de ingresos a los penales.

En 2019 se registraron 12 mil 181 nuevos ingresos a los centros penitenciarios y especializados de tratamiento o internamiento para adolescentes en la entidad, de los cuales 8 mil 891 fueron ingresos por primera vez, revelan las cifras del CNGSPSPE. Antes que la entidad mexiquense está Baja California, estado que reporta 13 mil 232 ingresos.

En contraste, en el Estado de México se registró el egreso de 11 mil 500 personas privadas de la libertad, esto durante 2019.

De los ingresos por primera vez registrados durante el 2019 en la entidad, 7 mil 951 fueron de hombres mayores de edad y 233 de adolescentes, mientras que en el caso de la población femenina se reportaron 687 en edad adulta y 20 adolescentes.

El censo señala que en la entidad hubo tres mil 290 ingresos por reincidencia, de los cuales dos mil 985 fueron hombres y 305 mujeres.


SALIDA

De las 11 mil 500 personas privadas de la libertad que egresaron del sistema penitenciario en la entidad mexiquense durante el 2019, 165 corresponden a hombres adolescentes sujetos a proceso y 13 mujeres adolescentes en la misma condición.

Con la cifra global, el Estado de México se posicionó en el primer lugar a nivel nacional de egresos en los sistemas penitenciarios; le sigue Baja California con 11 mil 283.

El CNGSPSPE detalla que sólo 163 personas obtuvieron su libertad por recibir una sentencia absolutoria, de los cuales 145 fueron hombres y 18 mujeres. A estos se suman tres hombres más que lograron obtener su libertad por una resolución revocatoria.

Además, mil 352 hombres mayores de 18 años salieron libres por el cumplimiento de su sentencia, así como 58 hombres en edad adolescente, 53 mujeres mayores de edad y cinco en edad adolescente.

En 2019 un total de 116 personas privadas de la libertad en alguno de los 24 centros penitenciarios de la entidad quedaron en libertad anticipada, de los cuales 111 fueron hombres y cinco mujeres.

Las estadísticas del INEGI revelaron que sólo 29 personas privadas de la libertad obtuvieron una libertad condicionada (28 hombres y 1 mujer); 63 tuvieron una sustitución de la pena (54 hombres y 9 mujeres); 45 por sobreseimiento (38 hombres y 7 mujeres) y 9 mil 435 por otras razones (8 mil 604 hombres y 831 mujeres).

El sistema penitenciario del Estado de México requiere de una reingeniería y la correcta aplicación del sistema de justicia penal acusatorio.

Especialistas consideran que el elevado ingreso de personas a cárceles de la entidad, así como la sobrepoblación penitenciaria en la entidad mexiquense, podría disminuir si no se abusara de la pena de prisión y no existiera la persecución de falsos culpables, ni la fabricación de delitos.

La maestra en Prevención del Delito y Sistemas Penitenciarios, Cristina Eugenia Pablo Dorantes, consideró necesario que las autoridades mexiquenses valoren una reingeniería dentro del sistema penitenciario, donde se apueste por un incremento en sus capacidades humanas, mas no de infraestructura.

Esto implicaría que el personal penitenciario sea adecuadamente capacitado y haya mayor cantidad de custodios respecto de las personas privadas de su libertad.

Se gasta mucho en la construcción de penales, se gasta mucho en abrir más centros penitenciarios, pero no se invierte en el capital humano que debe trabajar en las prisiones, que debe tener vocación de servicio, un perfil adecuado para su trabajo y que sean suficientes para atender el tema”, agregó la profesora de tiempo completo de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Un factor que fomenta la sobrepoblación penitenciaria, apuntó, es la edificación de centros penitenciarios y de reinserción social pensados en albergar a miles de personas de alta peligrosidad, cuando lo ideal sería apostarle a la prevención del delito.

Lo peor es que como se abusa tanto de la prisión, se hacen prisiones cada vez con más capacidad, en lugar de hacer prisiones de mínima peligrosidad se hacen prisiones de máxima peligrosidad”, señaló la especialista.

Recordó que la sobrepoblación penitenciaria causa efectos sumamente negativos, pues es rebasado el personal de áreas como psicología, criminología y salud, entre otros.

Esto aumenta las posibilidades de motines y riñas dentro de los penales mexiquenses.


FALSOS CULPABLES

El activista Humberto Pérez Espinoza indicó que la sobrepoblación penitenciaria está relacionada con la incorrecta aplicación del sistema de justicia penal acusatorio.

Se expidió su decreto (del sistema) el 18 de junio del 2008, daba tres años para expedir la Ley Nacional de Ejecución Penal, que se tenía que expedir el 19 de junio de 2011 y se expidió hasta el 17 de junio del 2016.

“Esto llevó a que no se diseñaran penales para el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, ni se siguieran las reglas para el correcto tratamiento de la reinserción social”, refirió el también integrante de la organización Presunción de Inocencia.

Agregó que el nuevo sistema de justicia penal acusatorio permitiría que la mayor parte de un proceso judicial se lleve en libertad, siempre y cuando se pague la fianza o garantía establecida por un juez y se cumpla con la evaluación de riesgo a través del Centro de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso.

El activista estimó que en la entidad hay casi 33 mil personas privadas de su libertad, de las cuales el 45% debería estar en libertad por haber purgado entre el 50% y 70% de su pena.

No han querido dejar salir a este tipo de personas por una actitud de discriminación, nadie quiere correr el riesgo político”, añadió.

Adicionalmente en la entidad mexiquense no se trabaja en un sistema de reinserción social, ni en la sensibilización ciudadana, pues no sólo las personas que estuvieron privadas de la libertad pagan el precio de estar en prisión, sino también sus familias, señaló.

La capacidad instalada en centros penitenciarios de la entidad, de acuerdo con el informe de la Comisión de Derechos Humanos de la entidad (Codhem) de 2019, era de 14 mil 88 personas.


INGRESOS Y EGRESOS

De acuerdo con cifras del Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales 2020 (CNGSPSPE) del INEGI, el Estado de México ocupa el segundo lugar a nivel nacional en mayor número de ingresos a los penales.

En 2019 se registraron 12 mil 181 nuevos ingresos a los centros penitenciarios y especializados de tratamiento o internamiento para adolescentes en la entidad, de los cuales 8 mil 891 fueron ingresos por primera vez, revelan las cifras del CNGSPSPE. Antes que la entidad mexiquense está Baja California, estado que reporta 13 mil 232 ingresos.

En contraste, en el Estado de México se registró el egreso de 11 mil 500 personas privadas de la libertad, esto durante 2019.

De los ingresos por primera vez registrados durante el 2019 en la entidad, 7 mil 951 fueron de hombres mayores de edad y 233 de adolescentes, mientras que en el caso de la población femenina se reportaron 687 en edad adulta y 20 adolescentes.

El censo señala que en la entidad hubo tres mil 290 ingresos por reincidencia, de los cuales dos mil 985 fueron hombres y 305 mujeres.


SALIDA

De las 11 mil 500 personas privadas de la libertad que egresaron del sistema penitenciario en la entidad mexiquense durante el 2019, 165 corresponden a hombres adolescentes sujetos a proceso y 13 mujeres adolescentes en la misma condición.

Con la cifra global, el Estado de México se posicionó en el primer lugar a nivel nacional de egresos en los sistemas penitenciarios; le sigue Baja California con 11 mil 283.

El CNGSPSPE detalla que sólo 163 personas obtuvieron su libertad por recibir una sentencia absolutoria, de los cuales 145 fueron hombres y 18 mujeres. A estos se suman tres hombres más que lograron obtener su libertad por una resolución revocatoria.

Además, mil 352 hombres mayores de 18 años salieron libres por el cumplimiento de su sentencia, así como 58 hombres en edad adolescente, 53 mujeres mayores de edad y cinco en edad adolescente.

En 2019 un total de 116 personas privadas de la libertad en alguno de los 24 centros penitenciarios de la entidad quedaron en libertad anticipada, de los cuales 111 fueron hombres y cinco mujeres.

Las estadísticas del INEGI revelaron que sólo 29 personas privadas de la libertad obtuvieron una libertad condicionada (28 hombres y 1 mujer); 63 tuvieron una sustitución de la pena (54 hombres y 9 mujeres); 45 por sobreseimiento (38 hombres y 7 mujeres) y 9 mil 435 por otras razones (8 mil 604 hombres y 831 mujeres).

Local

Suma Edomex 889 casos de Covid-19 en un solo día

Según el reporte del gobierno federal, el acumulado es de 218 mil 962

Local

Inicia la CODHEM investigación tras balacera en Tecámac

En videos difundidos a través de las redes sociales se observa gente corriendo y a varios elementos desenfundando sus armas de cargo, a la vez que se escuchan varios disparos

Local

Así fue el plantón de taxistas en Otzolotepec

Estrangulan primer cuadro del municipio; venían de demarcaciones vecinas

Local

Suma Edomex 889 casos de Covid-19 en un solo día

Según el reporte del gobierno federal, el acumulado es de 218 mil 962

Local

El 25 de junio entregará SECTEC propuestas de reforma a la Constitución

Si quieres participar aún puedes hacerlo. El registro cierra a fin de marzo 

Local

Registra Edomex dos años consecutivos con caída económica: CCEM

El Consejo Coordinador Empresarial de la entidad señala que es necesario blindar inversiones

Local

Subsidio para el pago de Tenencia en el Estado de México vence el 31 de marzo

Por ahora, no se tiene contemplada alguna ampliación; llaman a la ciudadanía a cumplir con esta obligación

Local

Capacita el OSFEM en la integración de la Cuenta Pública Municipal 2020

Abarca la situación económica, finanzas públicas y estado de la deuda pública