/ lunes 14 de octubre de 2019

Piden defensores de derechos humanos detener Santa Lucía

Demandan a autoridades reconocer violaciones a derechos humanos en Edomex


Al presentar el Informe anual sobre los Derechos Humanos en el Estado de México 2019, el Centro de Derecho Humanos “Zeferino Ladrillero” hizo un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para que no imponga el proyecto de ampliar el aeropuerto militar de “Santa Lucía” sobre los derechos de los pueblos originarios.

Defensores de derechos humanos advirtieron que en el Estado de México hay violaciones a los derechos humanos, pidieron tomar con seriedad y respeto la exigencia de prevenir y evitar violaciones sistemáticas a los derechos humanos, pues existen acciones para intimidar y ejecuciones extrajudiciales que no deben continuar. También pidieron proteger a los periodistas.

En el evento organizado por el diputado de Morena, Max Correa el Frente de defensa del Agua de Tecámac y Zumpango advirtió que hay niveles de sobre explotación alarmantes. Aclararon que nunca estuvieron de acuerdo con el aeropuerto de Texcoco, pero tristemente ven que los tratan como pueblos de segunda porque no han sido consultados para el proyecto de Santa Lucía, cuando el gobierno está obligado a hacerlo.

Durante el foro, los defensores denunciaron que el Estado de México tiene deudas con muchos pueblos y ejemplificaron que en Santiago Tianguistenco el pueblo otomí es hostigado para quitarles el trueque, en San Francisco Tlalcilalcalpan también por intentar declararse como municipio autónomo, ha habido intentos de despojos en municipios como Atenco, mientras otros pueblos se ven asediados por cementeras y la salud de la gente está en riesgo.

Pidieron que las instituciones cumplan con su labor, pues hay personas como en Atizapán, donde defensores llevan un año viviendo en la calle por intereses privados y recordaron que el caso de los indígenas de San Pedro Tlanixco, detenidos por años sin pruebas y liberados este año ha a niveles internacionales.

Los defensores pidieron que los gobiernos emprendan acciones para atender las peticiones de la ciudadanía, que todas las autoridades reconozcan las violaciones a los derechos humanos, investiguen, se pronuncien y actúen.


Al presentar el Informe anual sobre los Derechos Humanos en el Estado de México 2019, el Centro de Derecho Humanos “Zeferino Ladrillero” hizo un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para que no imponga el proyecto de ampliar el aeropuerto militar de “Santa Lucía” sobre los derechos de los pueblos originarios.

Defensores de derechos humanos advirtieron que en el Estado de México hay violaciones a los derechos humanos, pidieron tomar con seriedad y respeto la exigencia de prevenir y evitar violaciones sistemáticas a los derechos humanos, pues existen acciones para intimidar y ejecuciones extrajudiciales que no deben continuar. También pidieron proteger a los periodistas.

En el evento organizado por el diputado de Morena, Max Correa el Frente de defensa del Agua de Tecámac y Zumpango advirtió que hay niveles de sobre explotación alarmantes. Aclararon que nunca estuvieron de acuerdo con el aeropuerto de Texcoco, pero tristemente ven que los tratan como pueblos de segunda porque no han sido consultados para el proyecto de Santa Lucía, cuando el gobierno está obligado a hacerlo.

Durante el foro, los defensores denunciaron que el Estado de México tiene deudas con muchos pueblos y ejemplificaron que en Santiago Tianguistenco el pueblo otomí es hostigado para quitarles el trueque, en San Francisco Tlalcilalcalpan también por intentar declararse como municipio autónomo, ha habido intentos de despojos en municipios como Atenco, mientras otros pueblos se ven asediados por cementeras y la salud de la gente está en riesgo.

Pidieron que las instituciones cumplan con su labor, pues hay personas como en Atizapán, donde defensores llevan un año viviendo en la calle por intereses privados y recordaron que el caso de los indígenas de San Pedro Tlanixco, detenidos por años sin pruebas y liberados este año ha a niveles internacionales.

Los defensores pidieron que los gobiernos emprendan acciones para atender las peticiones de la ciudadanía, que todas las autoridades reconozcan las violaciones a los derechos humanos, investiguen, se pronuncien y actúen.