/ viernes 15 de junio de 2018

Programas sociales, espejo de carencias en campañas electorales

En tiempos comiciales surge la controversia del uso clientelar de programas sociales, aunque especialista advierte mayor agudeza del electorado.

En México los programas sociales adquieren un tinte polémico en tiempos de campañas electorales, sin embargo, son un esquema operado por los gobiernos emanados de todos los partidos políticos.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en el país pueden identificarse 6 mil 489 programas y acciones de desarrollo social en al ámbito federal, estatal y municipal.


El Coneval recomienda en su Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, que estos programas deben tener como objetivo el cerrar brechas económicas y sociales para generar mayor igualdad en las oportunidades.

“Hay una multiplicidad de programas sociales que buscan mejorar el ingreso de las personas en situación de pobreza, los cuales no siempre lo logran”, advierte el informe disponible en la página www.coneval.org.mx, el citado organismo insiste en alentar la productividad de los beneficiados de estos presupuestos.

En el Estado de México durante 2018 vía la Secretaría de Desarrollo Social se opera un presupuesto de 4 mil 795 millones 169 mil pesos para programas sociales.

La controversia surge cuando llegan las temporadas electorales, pues los partidos políticos que son oposición cuestionan el uso de estos programas.

Esta discusión ya es norma, pues el artículo 261 del Código Electoral de la entidad indica que durante los treinta días anteriores al de la jornada electoral, las autoridades del nivel municipal y estatal deberán abstenerse de operar programas sociales, que impliquen la entrega de alimentos o cualquier otro elemento asistencial.

Sin embargo, la Legislatura local determina los programas sociales que por su naturaleza, objeto o fin, deben continuar durante las campañas electorales.

Para la elección de los 125 alcaldes y 75 diputados locales, el Congreso local de mayoría priista aprobó que continúen operando 47 programas sociales.

Los legisladores priistas justificaron que los subsidios son una ayuda básica que no se puede detener. Además, señalaron, sus respectivos candados impiden cualquier irregularidad durante la etapa comicial.


COMPRA

No obstante, especialistas refieren que el voto aún se compra en el Estado de México.

“Son una arma que se plantea por parte de quienes son gobierno de los distintos partidos políticos, que los programas sociales llegan a tener este fin, uno clientelar y dos electorero”, afirmó Eduardo Rodríguez Manzanares, politólogo de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

La historia de los programas sociales, dijo, ha sido “paliar la pobreza” en México, pero sin llegar al fondo. Sin diseño de visión política y sólo atendiendo al “asistencialismo” se convierten en una herramienta durante las épocas electorales.

Entre los citados 47 programas sociales que continúan operando durante las campañas electorales del Estado de México, están los de “Alimentación Mexiquense”, “Creciendo Contigo” y “Fortaleciendo Comunidades”, coordinados por la Secretaría de Desarrollo Social.

Rodríguez Manzanares advirtió que la compra del voto, mediante el uso de programas sociales, no se reduce a un sólo sector, como amas de casa y adultos mayores, sino también es perceptible en los jóvenes.

“Estamos hablando que los jóvenes son atraídos con las campañas de más becas, apoyo en el primer empleo y también puede ser comprado su voto”, argumentó el especialista.


POBREZA

El también investigador de la UAEM señaló que tras la aplicación de programas sociales la pobreza continúa.

De acuerdo con el Coneval, en el periodo 2010-2016, en la entidad la pobreza extrema disminuyó de 8.6% a 6.1%.

Sin embargo, el número de pobres, que incluyen a la pobreza moderada y extrema, subió de 6 millones 712 mil a 8 millones 230 mil mexiquenses, es decir, el incremento fue de un millón 518 mil nuevos pobres en el estado.

De acuerdo con lo declarado por funcionarios estatales dicho incremento es detonado por la dinámica poblacional y las medidas instrumentadas contra la pobreza extrema.




INTELIGENCIA

El doctor en Sociología, José Antonio Trejo, de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), aclaró que observa un votante más crítico, por lo cual al menos en la elección presidencial será difícil manipular el sufragio de los ciudadanos.

“Lo que se observa en esta elección, es que la voluntad política está mucho más cargada a votar por una oposición, y es tan alta la apuesta, (que) yo creo que es muy difícil cambiar la intención del voto”, apuntó el sociólogo.

“La manipulación del voto se da sólo cuando hay una elección cerrada, cuando hay una diferencia de doscientos a trescientos mil votos, y es cuando el voto se puede comprar con los programas sociales.

“Sí se podría hablar de un electorado más crítico y más informado, lo encontramos en las ciudades, más que en las zonas rurales, pero en general van evolucionando”, explicó el académico.

El Sol de Toluca buscó una versión de la Secretaría estatal de Desarrollo Social, pero no se obtuvo respuesta.


  • A RAS DE PISO

Ciudadanos involucrados en las actuales campañas electorales observan realidades distintas sobre los programas sociales

Víctor Albarrán milita en Morena desde 2014. Es de los promotores y activistas considerados de “a pie”, no ostenta un cargo de alto nivel.

No cree en la buena fe de los gobiernos, quienes dice, utilizan los programas sociales con fines electorales.

“Ahorita mismo está sucediendo, tú puedes ir a cualquier mitin del partido en el poder y te darás cuenta de las despensas para condicionar el voto”, asegura el activista.

Albarrán señala que los apoyos sociales se entregan antes y después de la elección. Enumera que se está repartiendo material para construcción de casas, calentadores, dinero en efectivo e incluso animales de crianza.

La “maquinaria de a pie”, sostiene Víctor, opera en cada colonia con al menos dos promotores, quienes suelen ser las jefas de manzana o en las rurales las delegadas y delegados. Es la operación perfecta, sobre todo del PRI, asegura.

Desde la otra perspectiva, Juan Manuel, activista del PRI, defiende el actuar de su partido y aclara que la compra de votos no es exclusiva de quienes gobiernan.

“Los de izquierda siempre te van a decir que los partidos en el poder son quienes compran los votos, pero la verdad es que ellos son quienes más lo hacen, ofrecen lo que sea para acarrear gente y en el peor de los casos sólo les prometen y no les cumplen”, asegura.


  • VOTAR CON HAMBRE

En la zona norte de la capital mexiquense destaca la población rural, ahí es común votar con la presión de necesidades sociales

La mayoría de los caminos que llevan a la zona norte de Toluca son de terracería. Pocos están pavimentados y con señalización, aunque un 40% de la población de la capital mexiquense habita en sus delegaciones.

Aquí, durante las campañas electorales, un negocio son la renta de bardas para anunciar a candidatos. Las pintas resaltan entre las casas sin mucho mantenimiento.

Las bardas pintadas se observan desde el transporte público que circula por estos caminos.

Cristina viaja en uno de esos autobuses, lleva a su pequeña hija en brazos, quien duerme la siesta.

"Me han dicho mis vecinas que les suspendieron la ayuda hasta agosto por lo de las campañas", revela en la unidad cuyo medallón porta el rostro de un candidato presidencial.

De un lado de la calle también se observan lonas colgadas de “Pepe Ozuna, tu candidato” y “Becas para jóvenes estudiantes, Fernando Zamora”.

En el autobús también viaja Aurora, quien comenta que sí votará, pero sin mucha esperanza.

“Si vamos a votar, pero por otro ratón, como dicen, la misma ratonera, pero con otro ratón”.

Ambas mujeres tienen la preocupación de llegar a sus casas para asegurar la comida de hoy, viven al día, las elecciones las observan de lejos, con pobreza y hambre.


En México los programas sociales adquieren un tinte polémico en tiempos de campañas electorales, sin embargo, son un esquema operado por los gobiernos emanados de todos los partidos políticos.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en el país pueden identificarse 6 mil 489 programas y acciones de desarrollo social en al ámbito federal, estatal y municipal.


El Coneval recomienda en su Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, que estos programas deben tener como objetivo el cerrar brechas económicas y sociales para generar mayor igualdad en las oportunidades.

“Hay una multiplicidad de programas sociales que buscan mejorar el ingreso de las personas en situación de pobreza, los cuales no siempre lo logran”, advierte el informe disponible en la página www.coneval.org.mx, el citado organismo insiste en alentar la productividad de los beneficiados de estos presupuestos.

En el Estado de México durante 2018 vía la Secretaría de Desarrollo Social se opera un presupuesto de 4 mil 795 millones 169 mil pesos para programas sociales.

La controversia surge cuando llegan las temporadas electorales, pues los partidos políticos que son oposición cuestionan el uso de estos programas.

Esta discusión ya es norma, pues el artículo 261 del Código Electoral de la entidad indica que durante los treinta días anteriores al de la jornada electoral, las autoridades del nivel municipal y estatal deberán abstenerse de operar programas sociales, que impliquen la entrega de alimentos o cualquier otro elemento asistencial.

Sin embargo, la Legislatura local determina los programas sociales que por su naturaleza, objeto o fin, deben continuar durante las campañas electorales.

Para la elección de los 125 alcaldes y 75 diputados locales, el Congreso local de mayoría priista aprobó que continúen operando 47 programas sociales.

Los legisladores priistas justificaron que los subsidios son una ayuda básica que no se puede detener. Además, señalaron, sus respectivos candados impiden cualquier irregularidad durante la etapa comicial.


COMPRA

No obstante, especialistas refieren que el voto aún se compra en el Estado de México.

“Son una arma que se plantea por parte de quienes son gobierno de los distintos partidos políticos, que los programas sociales llegan a tener este fin, uno clientelar y dos electorero”, afirmó Eduardo Rodríguez Manzanares, politólogo de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

La historia de los programas sociales, dijo, ha sido “paliar la pobreza” en México, pero sin llegar al fondo. Sin diseño de visión política y sólo atendiendo al “asistencialismo” se convierten en una herramienta durante las épocas electorales.

Entre los citados 47 programas sociales que continúan operando durante las campañas electorales del Estado de México, están los de “Alimentación Mexiquense”, “Creciendo Contigo” y “Fortaleciendo Comunidades”, coordinados por la Secretaría de Desarrollo Social.

Rodríguez Manzanares advirtió que la compra del voto, mediante el uso de programas sociales, no se reduce a un sólo sector, como amas de casa y adultos mayores, sino también es perceptible en los jóvenes.

“Estamos hablando que los jóvenes son atraídos con las campañas de más becas, apoyo en el primer empleo y también puede ser comprado su voto”, argumentó el especialista.


POBREZA

El también investigador de la UAEM señaló que tras la aplicación de programas sociales la pobreza continúa.

De acuerdo con el Coneval, en el periodo 2010-2016, en la entidad la pobreza extrema disminuyó de 8.6% a 6.1%.

Sin embargo, el número de pobres, que incluyen a la pobreza moderada y extrema, subió de 6 millones 712 mil a 8 millones 230 mil mexiquenses, es decir, el incremento fue de un millón 518 mil nuevos pobres en el estado.

De acuerdo con lo declarado por funcionarios estatales dicho incremento es detonado por la dinámica poblacional y las medidas instrumentadas contra la pobreza extrema.




INTELIGENCIA

El doctor en Sociología, José Antonio Trejo, de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), aclaró que observa un votante más crítico, por lo cual al menos en la elección presidencial será difícil manipular el sufragio de los ciudadanos.

“Lo que se observa en esta elección, es que la voluntad política está mucho más cargada a votar por una oposición, y es tan alta la apuesta, (que) yo creo que es muy difícil cambiar la intención del voto”, apuntó el sociólogo.

“La manipulación del voto se da sólo cuando hay una elección cerrada, cuando hay una diferencia de doscientos a trescientos mil votos, y es cuando el voto se puede comprar con los programas sociales.

“Sí se podría hablar de un electorado más crítico y más informado, lo encontramos en las ciudades, más que en las zonas rurales, pero en general van evolucionando”, explicó el académico.

El Sol de Toluca buscó una versión de la Secretaría estatal de Desarrollo Social, pero no se obtuvo respuesta.


  • A RAS DE PISO

Ciudadanos involucrados en las actuales campañas electorales observan realidades distintas sobre los programas sociales

Víctor Albarrán milita en Morena desde 2014. Es de los promotores y activistas considerados de “a pie”, no ostenta un cargo de alto nivel.

No cree en la buena fe de los gobiernos, quienes dice, utilizan los programas sociales con fines electorales.

“Ahorita mismo está sucediendo, tú puedes ir a cualquier mitin del partido en el poder y te darás cuenta de las despensas para condicionar el voto”, asegura el activista.

Albarrán señala que los apoyos sociales se entregan antes y después de la elección. Enumera que se está repartiendo material para construcción de casas, calentadores, dinero en efectivo e incluso animales de crianza.

La “maquinaria de a pie”, sostiene Víctor, opera en cada colonia con al menos dos promotores, quienes suelen ser las jefas de manzana o en las rurales las delegadas y delegados. Es la operación perfecta, sobre todo del PRI, asegura.

Desde la otra perspectiva, Juan Manuel, activista del PRI, defiende el actuar de su partido y aclara que la compra de votos no es exclusiva de quienes gobiernan.

“Los de izquierda siempre te van a decir que los partidos en el poder son quienes compran los votos, pero la verdad es que ellos son quienes más lo hacen, ofrecen lo que sea para acarrear gente y en el peor de los casos sólo les prometen y no les cumplen”, asegura.


  • VOTAR CON HAMBRE

En la zona norte de la capital mexiquense destaca la población rural, ahí es común votar con la presión de necesidades sociales

La mayoría de los caminos que llevan a la zona norte de Toluca son de terracería. Pocos están pavimentados y con señalización, aunque un 40% de la población de la capital mexiquense habita en sus delegaciones.

Aquí, durante las campañas electorales, un negocio son la renta de bardas para anunciar a candidatos. Las pintas resaltan entre las casas sin mucho mantenimiento.

Las bardas pintadas se observan desde el transporte público que circula por estos caminos.

Cristina viaja en uno de esos autobuses, lleva a su pequeña hija en brazos, quien duerme la siesta.

"Me han dicho mis vecinas que les suspendieron la ayuda hasta agosto por lo de las campañas", revela en la unidad cuyo medallón porta el rostro de un candidato presidencial.

De un lado de la calle también se observan lonas colgadas de “Pepe Ozuna, tu candidato” y “Becas para jóvenes estudiantes, Fernando Zamora”.

En el autobús también viaja Aurora, quien comenta que sí votará, pero sin mucha esperanza.

“Si vamos a votar, pero por otro ratón, como dicen, la misma ratonera, pero con otro ratón”.

Ambas mujeres tienen la preocupación de llegar a sus casas para asegurar la comida de hoy, viven al día, las elecciones las observan de lejos, con pobreza y hambre.


Local

Mantiene CAEM niveles en el suministro de agua potable en el Edomex

Registran niveles de almacenamiento óptimos en las presas Valle de Bravo, Villa Victoria y El Bosque, al igual que en el Sistema Cutzamala y el Ramal “Reyes-Ecatepec”.

Local

Carecen agencias especializadas del MP de personal y de equipo

La diputada Karina Labastida urge a mejorar espacios; este año la Fiscalía tendrá más recursos

Local

Viven con fe Viacrucis en el barrio de Santa Bárbara

Crucifican a Salvador Pérez en el cerro del Tololoche

Policiaca

Detienen a policía de Xonacatlán que agredió a ciudadano con pistola

Después de hacerle saber los derechos que confiere la ley, el detenido, junto con el arma decomisada, fue remitido al Ministerio Público de Lerma para los efectos legales conducentes.

Local

No fue una representación más

Alan y Juan viven su viacrucis diario en el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Ixtlahuaca; purgan condenas de entre 60 y 70 años

Local

Viven con fe Viacrucis en el barrio de Santa Bárbara

Crucifican a Salvador Pérez en el cerro del Tololoche

Deportes

Lucha Libre AAA cumplió y abarrotó el gimnasio Agustín Millán de Toluca

Dado el éxito del evento, en los próximos días regresará con un cartel más atractivo rumbo a la Triplemanía XVII

Deportes

Fantasmas continúa batallando para retener jugadores

La salida constante de deportistas a otros equipos ha impedido recuperar el buen nivel en ONEFA

Celebridades

¡Masterchief sin casco! Este actor será el "Jefe" en serie de Halo

La serie contará con al menos 10 episodios, y su fase de producción está cercana a comenzar en Budapest el próximo otoño.