/ jueves 24 de septiembre de 2020

Propone Morena bajar financiamiento a partidos al 50%

Gerardo Ulloa asegura que durante la última década los partidos han gastado más de seis mil millones de pesos y es una exigencia ciudadana que las fuerzas políticas eroguen menos dinero.

El grupo parlamentario de Morena propuso disminuir el financiamiento público de los partidos políticos en el Estado de México en un 50% y destinarlo a rubros básicos, a fin de ahorrar 346 millones de pesos para el 2021.

Gerardo Ulloa, uno de los autores de la iniciativa sostuvo que durante la última década los partidos han gastado más de seis mil millones de pesos y es una exigencia ciudadana que las fuerzas políticas eroguen menos dinero.

La propuesta busca reasignar la cantidad base para asignar los recursos a las fuerzas políticas y disminuir los gastos y costos de las campañas. Este año las prerrogativas de los partidos suman 708.9 millones de pesos.

La iniciativa prevé que en lugar de tomar como cantidad base para calcular el financiamiento el 65% del valor diario de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), sería el 32.5%.

Las cantidades no ejercidas se destinarían a programas y acciones de mejoras en zonas de media, alta y muy alta marginación.

Sin embargo, durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria, los recursos no ejercidos se focalizarían a equipamiento, infraestructura y personal de salud para el control de enfermedades epidemiológicas de infectocontagiosas con prioridad a zonas de media, alta y muy alta marginación.


Financiamiento: riesgo de corrupción

Ulloa afirmó que el financiamiento a los partidos surgió como un mecanismo que permitía un acceso equitativo para todos, pero ahora es parte de un modelo no sustentable, ni justificable que puede llevar a la corrupción y a gastar recursos a favor de los dirigentes y no de la democracia.

Sostuvo que en estos momentos el país enfrenta una crisis de partidos donde la población está cansada de ver el uso indebido de recursos por parte de los partidos y sus integrantes y las fuerzas políticas tienen un nivel de confianza menor al 20%.

La gente, dijo, percibe que esas fuerzas políticas son fuente de enriquecimiento, por lo cual es necesario replantear el uso de los recursos, fortalecer al sistema de salud, y aún cuando vaticinó que muchos se opondrán por ver afectados sus intereses, la reforma, aseguró, será aprobada.

El diputado local refirió que en el Estado de México más del 45% de la población viven en pobreza, y más del 5% en pobreza extrema, sobre todo en: Ecatepec, Chimalhuacán, Toluca, Nezahualcoyotl y Naucalpan, considerados como los municipios con habitantes más pobres a nivel federal.

Afirmó que si la propuesta se hubiera aprobado el año anterior, la entidad habría tenido un ahorro de 332 millones de pesos que habrían ayudado a afrontar la pandemia. La proyección para el siguiente año es economizar 346 millones.

Ulloa aseguró que este tema está dentro de la austeridad republicana y los partidos políticos deben entrar a ella.

La iniciativa se presentó desde el 23 de julio del año pasado y al no haber sido dictaminada precluyó; sin embargo Morena decidió volver a presentarla ante el reclamo ciudadano, en torno a que es un abuso, una ofensa y una falta de respeto el dinero que gastan los partidos.

El legislador dijo que aún cuando la democracia cuesta no debe ser un gasto excesivo. Convocó a todos los partidos a apoyar la propuesta, a fin de tener recursos para apoyar al sector salud y las necesidades de la ciudadanía.

Para que las reformas electorales entren en vigor deben aprobarse en este mes, por lo cual Morena podría acelerar la aprobación de esta propuesta.


El grupo parlamentario de Morena propuso disminuir el financiamiento público de los partidos políticos en el Estado de México en un 50% y destinarlo a rubros básicos, a fin de ahorrar 346 millones de pesos para el 2021.

Gerardo Ulloa, uno de los autores de la iniciativa sostuvo que durante la última década los partidos han gastado más de seis mil millones de pesos y es una exigencia ciudadana que las fuerzas políticas eroguen menos dinero.

La propuesta busca reasignar la cantidad base para asignar los recursos a las fuerzas políticas y disminuir los gastos y costos de las campañas. Este año las prerrogativas de los partidos suman 708.9 millones de pesos.

La iniciativa prevé que en lugar de tomar como cantidad base para calcular el financiamiento el 65% del valor diario de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), sería el 32.5%.

Las cantidades no ejercidas se destinarían a programas y acciones de mejoras en zonas de media, alta y muy alta marginación.

Sin embargo, durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria, los recursos no ejercidos se focalizarían a equipamiento, infraestructura y personal de salud para el control de enfermedades epidemiológicas de infectocontagiosas con prioridad a zonas de media, alta y muy alta marginación.


Financiamiento: riesgo de corrupción

Ulloa afirmó que el financiamiento a los partidos surgió como un mecanismo que permitía un acceso equitativo para todos, pero ahora es parte de un modelo no sustentable, ni justificable que puede llevar a la corrupción y a gastar recursos a favor de los dirigentes y no de la democracia.

Sostuvo que en estos momentos el país enfrenta una crisis de partidos donde la población está cansada de ver el uso indebido de recursos por parte de los partidos y sus integrantes y las fuerzas políticas tienen un nivel de confianza menor al 20%.

La gente, dijo, percibe que esas fuerzas políticas son fuente de enriquecimiento, por lo cual es necesario replantear el uso de los recursos, fortalecer al sistema de salud, y aún cuando vaticinó que muchos se opondrán por ver afectados sus intereses, la reforma, aseguró, será aprobada.

El diputado local refirió que en el Estado de México más del 45% de la población viven en pobreza, y más del 5% en pobreza extrema, sobre todo en: Ecatepec, Chimalhuacán, Toluca, Nezahualcoyotl y Naucalpan, considerados como los municipios con habitantes más pobres a nivel federal.

Afirmó que si la propuesta se hubiera aprobado el año anterior, la entidad habría tenido un ahorro de 332 millones de pesos que habrían ayudado a afrontar la pandemia. La proyección para el siguiente año es economizar 346 millones.

Ulloa aseguró que este tema está dentro de la austeridad republicana y los partidos políticos deben entrar a ella.

La iniciativa se presentó desde el 23 de julio del año pasado y al no haber sido dictaminada precluyó; sin embargo Morena decidió volver a presentarla ante el reclamo ciudadano, en torno a que es un abuso, una ofensa y una falta de respeto el dinero que gastan los partidos.

El legislador dijo que aún cuando la democracia cuesta no debe ser un gasto excesivo. Convocó a todos los partidos a apoyar la propuesta, a fin de tener recursos para apoyar al sector salud y las necesidades de la ciudadanía.

Para que las reformas electorales entren en vigor deben aprobarse en este mes, por lo cual Morena podría acelerar la aprobación de esta propuesta.