/ miércoles 14 de febrero de 2018

Reiteran ejidatarios suspensión de obra de Tren Interurbano

Aseguran que marcharán nuevamente hacía la Ciudad de México de no ser escuchados

Ocoyoacac, México.- Ejidatarios de San Jerónimo Acazulco, en defensa de los manantiales de agua, exigen a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), se suspenda la infraestructura de Tren Interurbano México-Toluca, puesto que el recurso natural ha empezado a escasear parcialmente en cerca de 20 por ciento, pero podría ser de forma total de continuar la obra.

Asimismo, ejidatarios de San Juan Coapanoaya informaron en conferencia de prensa que se encuentra en resolución un amparo interpuesto ante un Juzgado Segundo de Distrito, en donde piden se cancele el proyecto en el tramo 41 por el paso de un afluente, que desemboca en río Lerma; ambas comunidades solicitan diálogo con autoridades del ramo y no con representantes.

Durante un recorrido efectuado ayer por los ejidos referidos reiteraron su inconformidad por el conflicto que se avecina ante la carencia del vital líquido, la tala inmoderada y las pérdidas hasta de 50 por ciento, en las ventas en el área comercial y turística de La Marquesa, algunos propietarios han optado por cerrar.


Advirtieron que de no ser escuchados por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto o de algún funcionario de alta jerarquía volverán a marchar a la Ciudad de México, tal como lo hicieron el pasado lunes, pero ahora sería con mayor cantidad de personas.


El presidente de Bienes Comunales de San José Acazulco, Marcelino Narváez de la O, junto con un representante de la supervisión de la obra, del corporativo “Triada Supervisión”, Saúl Cruz, representantes municipales y del gobierno federal antes del mediodía caminaron por cada punto en donde se asegura hay efectos negativos como la ampliación de la edificación respecto a lo previsto en el trazo esto para marcarlos, además de mostrar el perjuicio a los manantiales acuíferos, la falta de retiro de montañas de tierra y otras quejas.

Del paraje “El Pantano”, Venado I y II, el cercano al ININ y la zona comercial de la Marquesa, que suman cerca de seis kilómetros, se observó se han frenado las labores, no obstante, a decir de los pobladores, por las noches cuando no hay vigilancia hay personal de la obra.

Luego de varios días de denunciar ante la opinión pública las afectaciones que ocasionarán de continuar la obra, la cual se ha denominado una de las más grandes del sexenio del gobierno de la República, los representantes ejidales y vecinos en general reiteraron que no buscan beneficio económico con su postura, sino preservar el medio ambiente en general y el agua, así como la conservación de vestigios arqueológicos.

“Exigimos ¡no!, al proyecto por nuestros manantiales que hoy en día falta mucha agua, la comunidad compone de 20 mil habitantes, nuestra preocupación como mujeres es el agua, no queremos dinero”, indicó Margarita Pérez Fuentes.

Carmelo Platas Rojas, comunero, destacó que el turismo y la comercialización en seis a ocho valles de la Marquesa se ha mermado con la obra pues hay un descenso en los ingresos de un 50 por ciento, en venta de alimentos, en los servicios de renta de cuatrimotos y de caballos, así como senderismo.

“Los turistas ven el ecocidio y el desastre, se retiran, con lo cual nos afecta de forma importante a más de dos mil negocios”.

Marcelino Narváez de la O agregó que el Valle de los Manantiales ha sido lastimado por la profundidad en la construcción de las columnas que sostendrán la vía del tren, pues están a más de 40 metros, sin contar que la tierra de los trabajos permanece amontonada, lo cual daña la flora y la fauna.

Asimismo, en la zona conocida como la Magueyera, se cuestionó al ingeniero de la supervisión de obra por qué quedó cubierta la zona comercial de La Marquesa, pues es una fuente de ingreso para sus vecinos, a lo que respondió: es un acceso para el libre tránsito del tren, “hay una cierta pendiente en donde son partes bajas, pasa más bajo, es en este tramo”.

En un punto del recorrido, el representante de Triada Supervisión externó que acudió a los parajes a marcar los sitios en donde se supone se extendió el trazo de la obra, a fin de corroborarlo.

“Vengo acompañar a la gente de la comunidad para checar los puntos con topografía para ver si hay un hecho de más, si se pasó la contratista o es conforme a lo convenido”.

Otros daños expuestos por los comuneros es que se han acabado los sembradíos de avena, no hay pastoreo de ganado, el derribo de árboles de gran tamaño que seguramente no serán repuestos.

A lo largo del recorrido en los sitios en donde se detenían quienes lo encabezan vecinos, aprovechaban para gritar: ¡No al proyecto, San Jerónimo Acazulco dice no al proyecto!

Ocoyoacac, México.- Ejidatarios de San Jerónimo Acazulco, en defensa de los manantiales de agua, exigen a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), se suspenda la infraestructura de Tren Interurbano México-Toluca, puesto que el recurso natural ha empezado a escasear parcialmente en cerca de 20 por ciento, pero podría ser de forma total de continuar la obra.

Asimismo, ejidatarios de San Juan Coapanoaya informaron en conferencia de prensa que se encuentra en resolución un amparo interpuesto ante un Juzgado Segundo de Distrito, en donde piden se cancele el proyecto en el tramo 41 por el paso de un afluente, que desemboca en río Lerma; ambas comunidades solicitan diálogo con autoridades del ramo y no con representantes.

Durante un recorrido efectuado ayer por los ejidos referidos reiteraron su inconformidad por el conflicto que se avecina ante la carencia del vital líquido, la tala inmoderada y las pérdidas hasta de 50 por ciento, en las ventas en el área comercial y turística de La Marquesa, algunos propietarios han optado por cerrar.


Advirtieron que de no ser escuchados por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto o de algún funcionario de alta jerarquía volverán a marchar a la Ciudad de México, tal como lo hicieron el pasado lunes, pero ahora sería con mayor cantidad de personas.


El presidente de Bienes Comunales de San José Acazulco, Marcelino Narváez de la O, junto con un representante de la supervisión de la obra, del corporativo “Triada Supervisión”, Saúl Cruz, representantes municipales y del gobierno federal antes del mediodía caminaron por cada punto en donde se asegura hay efectos negativos como la ampliación de la edificación respecto a lo previsto en el trazo esto para marcarlos, además de mostrar el perjuicio a los manantiales acuíferos, la falta de retiro de montañas de tierra y otras quejas.

Del paraje “El Pantano”, Venado I y II, el cercano al ININ y la zona comercial de la Marquesa, que suman cerca de seis kilómetros, se observó se han frenado las labores, no obstante, a decir de los pobladores, por las noches cuando no hay vigilancia hay personal de la obra.

Luego de varios días de denunciar ante la opinión pública las afectaciones que ocasionarán de continuar la obra, la cual se ha denominado una de las más grandes del sexenio del gobierno de la República, los representantes ejidales y vecinos en general reiteraron que no buscan beneficio económico con su postura, sino preservar el medio ambiente en general y el agua, así como la conservación de vestigios arqueológicos.

“Exigimos ¡no!, al proyecto por nuestros manantiales que hoy en día falta mucha agua, la comunidad compone de 20 mil habitantes, nuestra preocupación como mujeres es el agua, no queremos dinero”, indicó Margarita Pérez Fuentes.

Carmelo Platas Rojas, comunero, destacó que el turismo y la comercialización en seis a ocho valles de la Marquesa se ha mermado con la obra pues hay un descenso en los ingresos de un 50 por ciento, en venta de alimentos, en los servicios de renta de cuatrimotos y de caballos, así como senderismo.

“Los turistas ven el ecocidio y el desastre, se retiran, con lo cual nos afecta de forma importante a más de dos mil negocios”.

Marcelino Narváez de la O agregó que el Valle de los Manantiales ha sido lastimado por la profundidad en la construcción de las columnas que sostendrán la vía del tren, pues están a más de 40 metros, sin contar que la tierra de los trabajos permanece amontonada, lo cual daña la flora y la fauna.

Asimismo, en la zona conocida como la Magueyera, se cuestionó al ingeniero de la supervisión de obra por qué quedó cubierta la zona comercial de La Marquesa, pues es una fuente de ingreso para sus vecinos, a lo que respondió: es un acceso para el libre tránsito del tren, “hay una cierta pendiente en donde son partes bajas, pasa más bajo, es en este tramo”.

En un punto del recorrido, el representante de Triada Supervisión externó que acudió a los parajes a marcar los sitios en donde se supone se extendió el trazo de la obra, a fin de corroborarlo.

“Vengo acompañar a la gente de la comunidad para checar los puntos con topografía para ver si hay un hecho de más, si se pasó la contratista o es conforme a lo convenido”.

Otros daños expuestos por los comuneros es que se han acabado los sembradíos de avena, no hay pastoreo de ganado, el derribo de árboles de gran tamaño que seguramente no serán repuestos.

A lo largo del recorrido en los sitios en donde se detenían quienes lo encabezan vecinos, aprovechaban para gritar: ¡No al proyecto, San Jerónimo Acazulco dice no al proyecto!

Local

Dormir para ser feliz, el sueño de todos

En la actualidad distintos factores impiden caer en los brazos de Morfeo, sin embargo soñar es el principio para sentirse bien

Local

#Galería Retiran letras frente a Cosmovitral de Toluca

Durante más de un año fueron vandalizadas en múltiples ocasiones

Local

Buscan líderes de partidos curul sin hacer campaña: privilegian a los hombres

En Encuentro Social anotan a su secretario general y a uno de sus fundadores

Local

Sin disposiciones especiales de seguridad para clero mexiquense

El secretario General de Gobierno informó que se han reunido con las autoridades eclesiásticas para escuchar sus inquietudes.

Celebridades

[Video] Emotiva despedida para Avicii en Estocolmo

Una fuente policial de Omán dijo este sábado que no había sospechas de alguna acción criminal

Local

Asesinan a una policía en Tecámac

Se presume que ocurrió durante un asalto.

Policiaca

Ofrece FGJEM recompensa para ayudar a encontrar a joven desaparecida en Toluca

Desde abril de 2015 Leticia desapareció al salir de su casa y no se ha sabido nada de ella.