/ lunes 10 de agosto de 2020

Rescatan fórmula del abuelo

A partir de dióxido de cloro, la familia Solís Sáenz comenzó a elaborar sanitizante y gel antibacterial, lo cual les ha permitido consolidar una empresa que ha generado empleos


La fórmula del abuelo le ha servido a la familia Solís Sáenz para enfrentar la pandemia de Covid-19.

Dicha fórmula, que está basada en dióxido de cloro, primero les sirvió para crear sanitizante y gel antibacterial. Después lo comenzaron a obsequiar a personal de salud y asilos.

Posteriormente les permitió consolidar una empresa que ha generado empleos.

Previo a la pandemia, el matrimonio conformado por Thalía Solís y Arturo Sáenz se dedicaba a organizar viajes turísticos. Su trabajo era muy placentero: viajar. Su última salida fue el pasado mes de febrero cuando llevaron a 85 personas a la Riviera de Nayarit.

Sin embargo, con la llegada del Covid-19 cambió el panorama, pues los viajes se cancelaron y las solicitudes de reembolso se duplicaron al grado de que todo se paralizó, incluyendo su forma de vida.

Una vez que el turismo se murió, nos quedamos a vivir aquí en Toluca en la casa de mi abuelo.

"Como opción mi esposo y yo nos lanzamos a ofrecer reparación de computadoras y aprovechar que los estudiantes tendrían que seguir sus clases desde casa”, relató Thalía Solís Juárez, quien ahora es la encargada de mercadotecnia de la empresa familiar SanOxide, ubicada en la colonia Morelos de la capital mexiquense.

No obstante, la muerte de un familiar generó miedo y preocupación por el embate del virus SARS-CoV2.

Esto los llevó a pensar en alguna solución que les diera seguridad. Fue entonces cuando surgió la fórmula del dióxido de cloro.

Mi abuelo, el ingeniero Carlos Solís Moreno, comenzó a estudiar y trabajar con el dióxido de cloro desde hace 50 años para aplicarlo a las plantas de tratamiento, ya que en ese entonces sólo se usaban químicos y polímeros que generaban daño al ambiente”, narró Thalía Solís.

Después de varios años de estudio y experimentos con el dióxido de cloro, que ya se usaba en Europa para desinfectar los quirófanos donde se atendían heridos de la Segunda Guerra Mundial, el ingeniero Carlos Solís descubrió que se trataba de un producto muy noble y lo más importante, no generaba daños.

Incluso ganó la presea Estado de México por convertir en ecológicas las plantas de tratamiento de agua, señaló su nieta.

Su fórmula, dijo, fue un “boom” en aquel entonces, tanto en plantas públicas como privadas enfocadas al tratamiento de agua.

También se aplicó en el hogar, pues sirvió para sanitizar el agua que se usaba en casa y en la desinfección de frutas y verduras.

Al Rescate

Cuando comenzó la emergencia sanitaria voltearon a ver la bodega de su abuelo, y con la ayuda de su padre rescataron la citada fórmula con el fin de protegerse.

Mi padre me dijo, mira hija, para que estemos todos tranquilos, vamos a usar la fórmula y tendremos sanitizante para protegernos al momento de salir de casa”, agregó Thalía.

Así comenzaron, a partir del dióxido de cloro, a elaborar sanitizante y gel para enfrentar la pandemia.

En un principio, aseguró el matrimonio, fue con el afán de protegerse en casa, pero luego al ver su efectividad y las bondades del producto, incursionaron en las redes sociales para ofrecerlo gratis a personal de salud y a los asilos.

“Nuestro objetivo fue y será siempre ayudar, por eso cuando descubrimos su efectividad, pensamos en embotellarlo y regalarlo a quienes más lo necesitaba.

"Incluso llegué a pensar que con la ayuda de un helicóptero podríamos rociar a la ciudad para protegerla contra el virus”, bromeó Arturo Sáenz.

La fama del producto se comenzó a extender y ante la demanda optaron por comenzar su aventura como empresarios.

Fue así, relataron, que contrataron a un repartidor que era papá soltero y había perdido su empleo derivado de los efectos de la pandemia.

Cuando el repartidor comenzó a apoyarnos con la entrega del producto y se enteraron, vía redes sociales, que se trataba de un padre soltero, mucha gente se fue sumando y además de comprar el sanitizante o el gel, le regalaron pañales o despensa”, subrayó Thalía.

Evolución

En poco tiempo y ante la agresividad del virus, creció la demanda por el sanitizante y el gel.

Su empresa también fue creciendo al grado que actualmente cuentan con 14 empleados sin contar a personas que se han convertido en promotores, distribuidores y vendedores del producto.

Lo que te podemos decir es que al momento ninguno de nuestros clientes o a quienes hemos regalado el producto avalado por la Cofepris, y que ya cuenta con una marca propia, se han infectado del virus, obviamente siguiendo las indicaciones respectivas”, subrayó Thalía.

Aclararon que hasta el momento, aunque el producto tiene un costo, las ganancias son mínimas, por lo cual prevalece el altruismo y éste sigue siendo el objetivo primordial de la empresa familiar.

Queremos llegar a los grupos más necesitados de la población como asilos y centros de rehabilitación para ofrecerles sanitizaciones gratuitas o productos sin costo.

"Pero también a taxistas y servidores públicos, así como policías, entre otros, es decir aquellos que están en la primera línea de batalla”, indicaron.

Actualmente como apoyo a ciertos sectores de la población, entre ellos taxistas y transportistas, tienen un descuento en la compra de sus productos, pues para ellos el costo es de 40 pesos el litro de sanitizante y 55 el litro de gel, mientras que para el público en general se ubica en 75 y 95 pesos, respectivamente.


Cuidados

Reconocieron que existe controversia sobre el uso del dióxido de cloro, pero en los envases de su producto se pide no ingerirse y tenerlo lejos del alcance de los niños. Hasta el momento no tienen registrado ningún caso por algún daño.


Creo que hace falta más investigación sobre el dióxido de cloro, hay muy poco y estamos seguros de que si alguna empresa decide adentrarse se van a lograr resultados muy buenos que ayudarían incluso a enfrentar la pandemia”, comentaron.

Sus productos los puedes encontrar en redes sociales, por ejemplo, en Facebook están como Sanitizante SanOxide.

Norma

Ante el surgimiento de distintos productos de limpieza y desinfección, como alternativa para protegerse del Covid-19, la Secretaría federal de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ha recomendado un uso razonable de productos químicos para desinfectar posibles áreas contaminadas.

"Ya que algunos contienen sustancias corrosivas, reactivas, tóxicas, explosivas o inflamables, los restos de las mismas y sus envases se convierten en residuos peligrosos, por lo que se deben manejar con cuidado y hacer uso de las indicaciones de las etiquetas, con el fin de evitar problemas de salud que pueden ir de leves a severos, y de inmediatos a crónicos", indica un comunicado de la dependencia disponible en la página www.gob.mx/semarnat/prensa.

La dependencia federal aclara que durante la pandemia la higiene adquiere una vital importancia, lo cual implica el constante y profuso lavado de manos, la desinfección de la ropa, de superficies y objetos de uso común como interruptores de electricidad, picaportes, perillas y llaves, pasamanos y mesas, entre otros, con el fin de evitar un eventual contagio que en algunos casos puede ser mortal.

"La ciencia química ha generado una amplia gama de sustancias que facilitan la limpieza y desinfección personal y doméstica, la erradicación de la fauna nociva y los microorganismos -bacterias, hongos y virus-, cuya proliferación constituye una amenaza a la salud de las personas, de alguna comunidad o de un país al convertirse en epidemia.

"Sin embargo, está demostrado que el uso de agua y jabón para desinfectar es una de las mezclas que mejor combaten al Covid-19", explica.

Refiere que el grado de toxicidad de los productos de limpieza depende del grado de concentración, de la cantidad que se utilice, del espacio donde se apliquen, de sus mezclas y de las medidas de precaución que se tomen al usarlos, por ello el uso debe ser acompañado de una previa orientación.


La fórmula del abuelo le ha servido a la familia Solís Sáenz para enfrentar la pandemia de Covid-19.

Dicha fórmula, que está basada en dióxido de cloro, primero les sirvió para crear sanitizante y gel antibacterial. Después lo comenzaron a obsequiar a personal de salud y asilos.

Posteriormente les permitió consolidar una empresa que ha generado empleos.

Previo a la pandemia, el matrimonio conformado por Thalía Solís y Arturo Sáenz se dedicaba a organizar viajes turísticos. Su trabajo era muy placentero: viajar. Su última salida fue el pasado mes de febrero cuando llevaron a 85 personas a la Riviera de Nayarit.

Sin embargo, con la llegada del Covid-19 cambió el panorama, pues los viajes se cancelaron y las solicitudes de reembolso se duplicaron al grado de que todo se paralizó, incluyendo su forma de vida.

Una vez que el turismo se murió, nos quedamos a vivir aquí en Toluca en la casa de mi abuelo.

"Como opción mi esposo y yo nos lanzamos a ofrecer reparación de computadoras y aprovechar que los estudiantes tendrían que seguir sus clases desde casa”, relató Thalía Solís Juárez, quien ahora es la encargada de mercadotecnia de la empresa familiar SanOxide, ubicada en la colonia Morelos de la capital mexiquense.

No obstante, la muerte de un familiar generó miedo y preocupación por el embate del virus SARS-CoV2.

Esto los llevó a pensar en alguna solución que les diera seguridad. Fue entonces cuando surgió la fórmula del dióxido de cloro.

Mi abuelo, el ingeniero Carlos Solís Moreno, comenzó a estudiar y trabajar con el dióxido de cloro desde hace 50 años para aplicarlo a las plantas de tratamiento, ya que en ese entonces sólo se usaban químicos y polímeros que generaban daño al ambiente”, narró Thalía Solís.

Después de varios años de estudio y experimentos con el dióxido de cloro, que ya se usaba en Europa para desinfectar los quirófanos donde se atendían heridos de la Segunda Guerra Mundial, el ingeniero Carlos Solís descubrió que se trataba de un producto muy noble y lo más importante, no generaba daños.

Incluso ganó la presea Estado de México por convertir en ecológicas las plantas de tratamiento de agua, señaló su nieta.

Su fórmula, dijo, fue un “boom” en aquel entonces, tanto en plantas públicas como privadas enfocadas al tratamiento de agua.

También se aplicó en el hogar, pues sirvió para sanitizar el agua que se usaba en casa y en la desinfección de frutas y verduras.

Al Rescate

Cuando comenzó la emergencia sanitaria voltearon a ver la bodega de su abuelo, y con la ayuda de su padre rescataron la citada fórmula con el fin de protegerse.

Mi padre me dijo, mira hija, para que estemos todos tranquilos, vamos a usar la fórmula y tendremos sanitizante para protegernos al momento de salir de casa”, agregó Thalía.

Así comenzaron, a partir del dióxido de cloro, a elaborar sanitizante y gel para enfrentar la pandemia.

En un principio, aseguró el matrimonio, fue con el afán de protegerse en casa, pero luego al ver su efectividad y las bondades del producto, incursionaron en las redes sociales para ofrecerlo gratis a personal de salud y a los asilos.

“Nuestro objetivo fue y será siempre ayudar, por eso cuando descubrimos su efectividad, pensamos en embotellarlo y regalarlo a quienes más lo necesitaba.

"Incluso llegué a pensar que con la ayuda de un helicóptero podríamos rociar a la ciudad para protegerla contra el virus”, bromeó Arturo Sáenz.

La fama del producto se comenzó a extender y ante la demanda optaron por comenzar su aventura como empresarios.

Fue así, relataron, que contrataron a un repartidor que era papá soltero y había perdido su empleo derivado de los efectos de la pandemia.

Cuando el repartidor comenzó a apoyarnos con la entrega del producto y se enteraron, vía redes sociales, que se trataba de un padre soltero, mucha gente se fue sumando y además de comprar el sanitizante o el gel, le regalaron pañales o despensa”, subrayó Thalía.

Evolución

En poco tiempo y ante la agresividad del virus, creció la demanda por el sanitizante y el gel.

Su empresa también fue creciendo al grado que actualmente cuentan con 14 empleados sin contar a personas que se han convertido en promotores, distribuidores y vendedores del producto.

Lo que te podemos decir es que al momento ninguno de nuestros clientes o a quienes hemos regalado el producto avalado por la Cofepris, y que ya cuenta con una marca propia, se han infectado del virus, obviamente siguiendo las indicaciones respectivas”, subrayó Thalía.

Aclararon que hasta el momento, aunque el producto tiene un costo, las ganancias son mínimas, por lo cual prevalece el altruismo y éste sigue siendo el objetivo primordial de la empresa familiar.

Queremos llegar a los grupos más necesitados de la población como asilos y centros de rehabilitación para ofrecerles sanitizaciones gratuitas o productos sin costo.

"Pero también a taxistas y servidores públicos, así como policías, entre otros, es decir aquellos que están en la primera línea de batalla”, indicaron.

Actualmente como apoyo a ciertos sectores de la población, entre ellos taxistas y transportistas, tienen un descuento en la compra de sus productos, pues para ellos el costo es de 40 pesos el litro de sanitizante y 55 el litro de gel, mientras que para el público en general se ubica en 75 y 95 pesos, respectivamente.


Cuidados

Reconocieron que existe controversia sobre el uso del dióxido de cloro, pero en los envases de su producto se pide no ingerirse y tenerlo lejos del alcance de los niños. Hasta el momento no tienen registrado ningún caso por algún daño.


Creo que hace falta más investigación sobre el dióxido de cloro, hay muy poco y estamos seguros de que si alguna empresa decide adentrarse se van a lograr resultados muy buenos que ayudarían incluso a enfrentar la pandemia”, comentaron.

Sus productos los puedes encontrar en redes sociales, por ejemplo, en Facebook están como Sanitizante SanOxide.

Norma

Ante el surgimiento de distintos productos de limpieza y desinfección, como alternativa para protegerse del Covid-19, la Secretaría federal de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ha recomendado un uso razonable de productos químicos para desinfectar posibles áreas contaminadas.

"Ya que algunos contienen sustancias corrosivas, reactivas, tóxicas, explosivas o inflamables, los restos de las mismas y sus envases se convierten en residuos peligrosos, por lo que se deben manejar con cuidado y hacer uso de las indicaciones de las etiquetas, con el fin de evitar problemas de salud que pueden ir de leves a severos, y de inmediatos a crónicos", indica un comunicado de la dependencia disponible en la página www.gob.mx/semarnat/prensa.

La dependencia federal aclara que durante la pandemia la higiene adquiere una vital importancia, lo cual implica el constante y profuso lavado de manos, la desinfección de la ropa, de superficies y objetos de uso común como interruptores de electricidad, picaportes, perillas y llaves, pasamanos y mesas, entre otros, con el fin de evitar un eventual contagio que en algunos casos puede ser mortal.

"La ciencia química ha generado una amplia gama de sustancias que facilitan la limpieza y desinfección personal y doméstica, la erradicación de la fauna nociva y los microorganismos -bacterias, hongos y virus-, cuya proliferación constituye una amenaza a la salud de las personas, de alguna comunidad o de un país al convertirse en epidemia.

"Sin embargo, está demostrado que el uso de agua y jabón para desinfectar es una de las mezclas que mejor combaten al Covid-19", explica.

Refiere que el grado de toxicidad de los productos de limpieza depende del grado de concentración, de la cantidad que se utilice, del espacio donde se apliquen, de sus mezclas y de las medidas de precaución que se tomen al usarlos, por ello el uso debe ser acompañado de una previa orientación.

Local

UAEM obstaculiza funciones de nuevo contralor

Victorino Barrios Dávalos asegura que las autoridades universitarias le informaron que habían promovido un amparo contra su nombramiento y la respectiva convocatoria de selección emitida por el Poder Legislativo

Automotriz

Mazda CX-30 2021 eleva la emoción al conducir

La versión turbo del SUV japonés llega a complementar y reforzar el portafolio de productos

Sociedad

Costos económicos y sociales de la educación

Con 450 millones de pesos, las cuatro televisoras más importantes del país hacen llegar los contenidos de la educación básica a 30 millones de estudiantes

Aderezo

¿Qué yogur prefieres? te contamos tipos y características

Existen muchas variedades que aportan diferentes sabores dependiendo su elaboración

OMG!

Entre "coqueteos", Jennifer Aniston y Brad Pitt se reencuentran en videollamada

Desde el inicio del encuentro virtual, Brad Pitt y Jennifer Aniston hicieron vibrar a los espectadores con solo saludarse, poco a poco el momento fue subiendo de tono

Local

Reparan socavones en Ixtapaluca

Se registró una fuga de agua en la colonia Los Héroes que provocó el reblandecimiento del terreno

Turismo

Más risas y menos llanto: tips viajar con bebés

Cuidar su alimentación es básico para que la experiencia sea memorable