/ miércoles 3 de mayo de 2017

Liderazgo criminal en manos de juniors; nueva generación del narco

El declive del Cártel de Sinaloa es un hecho. Hay quienesseñalan que se viven los tiempos “del final de la organizaciónde Sinaloa tal como se conoció bajo la jefatura de El Chapo. Ladetención de Dámaso López Núñez, líder de la organización, araíz de la extradición a Estados Unidos de Joaquín GuzmánLoera, así lo confirma, mientras el liderazgo queda en manos delos “juniors urbanos” y un narco histórico El Mayo.

Y la sangre corre a raudales.

A juicio de Carlos Rodríguez Ulloa, especialista en temas deintegración regional, seguridad y defensa, además debeneficiariodel Global Consortiumfor Security Transformation(GCST), FLACSO-Chile (2009):

“El repunte de la ola de violencia que se vive actualmente enBaja California, Sinaloa y Sonora se debe en buena medida a laherencia de inestabilidad que dejó tras de sí la captura, enenero de 2016, de Joaquín Guzmán Loera. Este hecho tuvomúltiples consecuencias: en primer lugar, desestabilizó elliderazgo de la coalición del grupo de Sinaloa; en segundo,desató las ambiciones de distintos actores dentro del grupo porheredar los negocios de Guzmán, ejemplifcadas en el frente debatalla por la lucha entre el grupo de Los Dámaso y los hijos deGuzmán, un tercer derivado de la captura fue que abrió espaciospara que Aureliano Guzmán Loera decidiera actuar de formaindependiente al ordenar la muerte de su medio hermano, ErnestoGuzmán Hidalgo, sin prever que este acontecimiento daría la pautapara que los Beltrán Leyva, liderados por Alfredo BeltránNúñez, atacaran Badiraguato, epicentro del imperio del ChapoGuzmán”.

También puedes leer: Detienenen CDMX a Dámaso López, líder del cártel deSinaloa

POR LO TANTO…

“Estas acciones sólo se deben interpretar como síntomas delagotamiento de la coalición que trajo un largo periodo deestabilidad al grupo de Sinaloa, liderado por Guzmán, Zambada yEsparragoza, situación que se complementa con la pugna violentapor la herencia del negocio y con el acoso de grupos rivales yactores clave, como Rafael Caro Quintero, que al observar estoscambios identifica oportunidades para extender sus negocios.

En el Atlas de Seguridad y Defensa de México 2016, de RaúlMartínez Manaut y Sergio Aguayo Quezada, publicado por elColectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (CASEDE) y elInstituto Belisario Domínguez, del Senado de la República,Rodríguez Ulloa realiza un análisis puntual del Cartel deSinaloa.

Mientras tanto, en los corrillos se escuchan frases como “sela debía al gobierno”, así como múltiples comentarios en tornoa la captura de quien fuera Jefe de Seguridad del Penal de AltaSeguridad de Puente Grande, en Jalisco durante la primera fuga deEl Chapo en enero de 2001.

López Núñez pertenece a la generación de narcotraficantesnacidos en la década de los años 60 (Sinaloa 2 de febrero1966).

Related content

DE LOS ABUELOS NARCOS A LOS “JUNIORS URBANOS”

Ya son varias las generaciones de narcos que han estadoactuantes en México. Hoy son los más jóvenes, nacidos en losochenta, quienes pretenden mandar, con uno que otro que viene delantepasado.

Menos hábiles que sus antecesores, esa falta de destreza estásiendo sustituida por el derramamiento de sangre.

Más información: 

Reconoce Peña Nieto al Gabinete de Seguridad por captura deDámaso López

Hallan muerto a presunto jefe de seguridad de DámasoLópez

Asesinados o presos, en el pasado quedaron los narcos“históricos” pertenecientes a las generaciones nacidas en ladécada del cuarenta. Lo mismo Héctor Palma Salazar El Güero(1940, Mocorito, Sinaloa); Ismael Zambada García, alias El Mayo(1948 en El Salado, Sinaloa), que Miguel Ángel Félix Gallardo (deCuliacán donde nació en 1946) o Ernesto Fonseca Carrillo Don Neto(1942, Santiago de los Caballeros, Badiraguato, Sinaloa) o tambiénJuan García Ábrego (1944, Matamoros Tamaulipas) y ni que decir deJuan José Esparragoza Moreno (1949, Chuicapa, Sinaloa).

Tampoco los de la siguiente década, de los años 50, rifanactualmente, como el capo de capos, Joaquín Guzmán Loera El Chapo(1957, La Tuna, Sinaloa); Amado Carrillo Fuentes El Señor de losCielos (1956, Navolato, Sinaloa); Ignacio Coronel (1954, Canelas,Durango); y Rafael Caro Quintero (1952, Badiraguato, Sinaloa) quienanda a salto de mata ¿o no?

Ejemplos de narcos nacidos en los años 60 son: Ramón ArellanoFélix (1964, Culiacán, Sinaloa) y Osiel Cárdenas Guillén, 1967,en Matamoros, Tamaulipas.

Otro grupo que está de salida son los que nacieron en los 70,como Alfredo Beltrán Leyva El Mochomo (1971, Badiraguato,Sinaloa).

CARLOS RODRÍGUEZ ULLOA DICE:

“De la revisión de los nuevos dirigentes de la organizaciónde Sinaloa se concluyen tres aspectos. El primero es la tensiónque genera la brecha generacional entre, por un lado, los pocoslíderes, de carácter rural y reservado, que fundaron el negocio yse mantienen con vida después de los cincuenta años y, por otro,sus hijos, juniors urbanos que han vivido rodeados de lujos yexcesos, y que deberán aprender el duro oficio de sus padres siquieren mantenerse en el mercado, pero con un alto costo en lacurva de aprendizaje, tal como lo han hecho Núñez Serrano yZambada Sicairos.

“El segundo aspecto es que la nueva generación estápresionando por espacios a los cuales considera propios porherencia. A pesar de la extensión del negocio, esta irrupción nopuede darse sin alterar el orden establecido, lo cualnecesariamente significa violencia, como lo demuestra el ejemplo delos encuentros entre Dámaso Núñez y los hijos de Guzmán,choques que aún no tienen un resultado plenamenteidentificable.

“El tercer aspecto consiste en lo manifiestamente complicadode mantener la unidad de la organización de Sinaloa, ya que lanueva generación no comparte los lazos afectivos ni la experienciaconjunta en la gestación del negocio que sus padres sí tuvieron,problema que se añade al dinamismo e inestabilidad del mercadodebido a factores como la captura o muerte  de losdelincuentes.

“Por dichas razones, estamos frente al final de laorganización de Sinaloa tal como se conoció bajo la jefatura deEl Chapo. Seguramente se abrirá el espectro a nuevas alianzas ycontraalianzas, donde concurrirán los otros grupos de ladelincuencia organizada en México”.

Te puede interesar: Revelanatentado contra los hijos de El Chapo a cargo de DámasoLópez

Y una alerta queda escrita por elinvestigador:

“Si bien la espiral de violencia responde principalmente a lalucha entre el grupo de los Beltrán Leyva y los Guzmán Loera, unode los operadores de Alfredo Beltrán Núñez es Rafael CaroQuintero, quien además de no querer pagar la cuota al grupo deSinaloa por el tráfico de drogas, se perfila como una de lasfiguras clave en el desenlace del conflicto y en la posteriordefinición del nuevo equilibrio de poder”.

El declive del Cártel de Sinaloa es un hecho. Hay quienesseñalan que se viven los tiempos “del final de la organizaciónde Sinaloa tal como se conoció bajo la jefatura de El Chapo. Ladetención de Dámaso López Núñez, líder de la organización, araíz de la extradición a Estados Unidos de Joaquín GuzmánLoera, así lo confirma, mientras el liderazgo queda en manos delos “juniors urbanos” y un narco histórico El Mayo.

Y la sangre corre a raudales.

A juicio de Carlos Rodríguez Ulloa, especialista en temas deintegración regional, seguridad y defensa, además debeneficiariodel Global Consortiumfor Security Transformation(GCST), FLACSO-Chile (2009):

“El repunte de la ola de violencia que se vive actualmente enBaja California, Sinaloa y Sonora se debe en buena medida a laherencia de inestabilidad que dejó tras de sí la captura, enenero de 2016, de Joaquín Guzmán Loera. Este hecho tuvomúltiples consecuencias: en primer lugar, desestabilizó elliderazgo de la coalición del grupo de Sinaloa; en segundo,desató las ambiciones de distintos actores dentro del grupo porheredar los negocios de Guzmán, ejemplifcadas en el frente debatalla por la lucha entre el grupo de Los Dámaso y los hijos deGuzmán, un tercer derivado de la captura fue que abrió espaciospara que Aureliano Guzmán Loera decidiera actuar de formaindependiente al ordenar la muerte de su medio hermano, ErnestoGuzmán Hidalgo, sin prever que este acontecimiento daría la pautapara que los Beltrán Leyva, liderados por Alfredo BeltránNúñez, atacaran Badiraguato, epicentro del imperio del ChapoGuzmán”.

También puedes leer: Detienenen CDMX a Dámaso López, líder del cártel deSinaloa

POR LO TANTO…

“Estas acciones sólo se deben interpretar como síntomas delagotamiento de la coalición que trajo un largo periodo deestabilidad al grupo de Sinaloa, liderado por Guzmán, Zambada yEsparragoza, situación que se complementa con la pugna violentapor la herencia del negocio y con el acoso de grupos rivales yactores clave, como Rafael Caro Quintero, que al observar estoscambios identifica oportunidades para extender sus negocios.

En el Atlas de Seguridad y Defensa de México 2016, de RaúlMartínez Manaut y Sergio Aguayo Quezada, publicado por elColectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (CASEDE) y elInstituto Belisario Domínguez, del Senado de la República,Rodríguez Ulloa realiza un análisis puntual del Cartel deSinaloa.

Mientras tanto, en los corrillos se escuchan frases como “sela debía al gobierno”, así como múltiples comentarios en tornoa la captura de quien fuera Jefe de Seguridad del Penal de AltaSeguridad de Puente Grande, en Jalisco durante la primera fuga deEl Chapo en enero de 2001.

López Núñez pertenece a la generación de narcotraficantesnacidos en la década de los años 60 (Sinaloa 2 de febrero1966).

Related content

DE LOS ABUELOS NARCOS A LOS “JUNIORS URBANOS”

Ya son varias las generaciones de narcos que han estadoactuantes en México. Hoy son los más jóvenes, nacidos en losochenta, quienes pretenden mandar, con uno que otro que viene delantepasado.

Menos hábiles que sus antecesores, esa falta de destreza estásiendo sustituida por el derramamiento de sangre.

Más información: 

Reconoce Peña Nieto al Gabinete de Seguridad por captura deDámaso López

Hallan muerto a presunto jefe de seguridad de DámasoLópez

Asesinados o presos, en el pasado quedaron los narcos“históricos” pertenecientes a las generaciones nacidas en ladécada del cuarenta. Lo mismo Héctor Palma Salazar El Güero(1940, Mocorito, Sinaloa); Ismael Zambada García, alias El Mayo(1948 en El Salado, Sinaloa), que Miguel Ángel Félix Gallardo (deCuliacán donde nació en 1946) o Ernesto Fonseca Carrillo Don Neto(1942, Santiago de los Caballeros, Badiraguato, Sinaloa) o tambiénJuan García Ábrego (1944, Matamoros Tamaulipas) y ni que decir deJuan José Esparragoza Moreno (1949, Chuicapa, Sinaloa).

Tampoco los de la siguiente década, de los años 50, rifanactualmente, como el capo de capos, Joaquín Guzmán Loera El Chapo(1957, La Tuna, Sinaloa); Amado Carrillo Fuentes El Señor de losCielos (1956, Navolato, Sinaloa); Ignacio Coronel (1954, Canelas,Durango); y Rafael Caro Quintero (1952, Badiraguato, Sinaloa) quienanda a salto de mata ¿o no?

Ejemplos de narcos nacidos en los años 60 son: Ramón ArellanoFélix (1964, Culiacán, Sinaloa) y Osiel Cárdenas Guillén, 1967,en Matamoros, Tamaulipas.

Otro grupo que está de salida son los que nacieron en los 70,como Alfredo Beltrán Leyva El Mochomo (1971, Badiraguato,Sinaloa).

CARLOS RODRÍGUEZ ULLOA DICE:

“De la revisión de los nuevos dirigentes de la organizaciónde Sinaloa se concluyen tres aspectos. El primero es la tensiónque genera la brecha generacional entre, por un lado, los pocoslíderes, de carácter rural y reservado, que fundaron el negocio yse mantienen con vida después de los cincuenta años y, por otro,sus hijos, juniors urbanos que han vivido rodeados de lujos yexcesos, y que deberán aprender el duro oficio de sus padres siquieren mantenerse en el mercado, pero con un alto costo en lacurva de aprendizaje, tal como lo han hecho Núñez Serrano yZambada Sicairos.

“El segundo aspecto es que la nueva generación estápresionando por espacios a los cuales considera propios porherencia. A pesar de la extensión del negocio, esta irrupción nopuede darse sin alterar el orden establecido, lo cualnecesariamente significa violencia, como lo demuestra el ejemplo delos encuentros entre Dámaso Núñez y los hijos de Guzmán,choques que aún no tienen un resultado plenamenteidentificable.

“El tercer aspecto consiste en lo manifiestamente complicadode mantener la unidad de la organización de Sinaloa, ya que lanueva generación no comparte los lazos afectivos ni la experienciaconjunta en la gestación del negocio que sus padres sí tuvieron,problema que se añade al dinamismo e inestabilidad del mercadodebido a factores como la captura o muerte  de losdelincuentes.

“Por dichas razones, estamos frente al final de laorganización de Sinaloa tal como se conoció bajo la jefatura deEl Chapo. Seguramente se abrirá el espectro a nuevas alianzas ycontraalianzas, donde concurrirán los otros grupos de ladelincuencia organizada en México”.

Te puede interesar: Revelanatentado contra los hijos de El Chapo a cargo de DámasoLópez

Y una alerta queda escrita por elinvestigador:

“Si bien la espiral de violencia responde principalmente a lalucha entre el grupo de los Beltrán Leyva y los Guzmán Loera, unode los operadores de Alfredo Beltrán Núñez es Rafael CaroQuintero, quien además de no querer pagar la cuota al grupo deSinaloa por el tráfico de drogas, se perfila como una de lasfiguras clave en el desenlace del conflicto y en la posteriordefinición del nuevo equilibrio de poder”.

Local

Conoce los síntomas de la hepatitis aguda infantil

En México ya se registró la primera muerte por esta enfermedad

Policiaca

Sentencian nuevamente al Feminicida de Santín

Además de una condena vitalicia, suma más de 150 años de prisión y todavía está pendiente un proceso más por feminicidio

Policiaca

Detienen a tres sujetos que portaban una escopeta artesanal y una pistola falsa 

Se les inició una Carpeta de Investigación por el posible delito de portación, tráfico y acopio de armas

Local

Empoderan a mujeres de Atlautla con múltiples oficios

Durante cuatro meses se les orienta hasta perfeccionar las técnicas sobre un oficio seleccionado; posteriormente se les otorga un reconocimiento

Salud

¿Cómo afecta la pancreatitis a los perritos? La enfermedad que le diagnosticaron a Cheems

Se trata de un mal cada vez más frecuente entre perros y gatos; puede ser mortal si no se detecta a tiempo.

Policiaca

Se incendia fábrica en Teoloyucan

La gran nube de humo negro pudo ser percibida desde varios kilómetros a la redonda

Local

Conoce los síntomas de la hepatitis aguda infantil

En México ya se registró la primera muerte por esta enfermedad

Local

Casi 20 mil jóvenes buscan ingresar a estudiar una carrera en la Universidad Autónoma de Chapingo

El sábado presentarán su examen de admisión en dos sedes: Texcoco y Oaxaca; en tanto los resultados del examen de admisión se darán a conocer el próximo 26 de junio