/ lunes 30 de noviembre de 2020

Nochebuena, la flor que México dio al mundo

Más de 16 millones de plantas de flor de nochebuena ofrecen en esta temporada productores de Morelos, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla y CDMX

Más de 16 millones de plantas de flor de nochebuena ofrecen en esta temporada productores de los estados de Morelos, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla y la Ciudad de México. Con esta producción se garantiza el abasto en la temporada decembrina 2020 en todo el país.

Las tienen en más de 30 variedades que destacan por sus colores rojo, amarillo, rosa, blanco, rayado y marmoleado. Los aztecas ya utilizaban estas plantas en sus celebraciones y rituales como símbolo de la pureza y la vida nueva de los guerreros.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Es una flor de herencia prehispánica. Actualmente es uno de los símbolos más representativos de la Navidad. Su nombre en náhuatl es “Cuetlaxóchitl”, que significa “flor que se marchita” o “flor de cuero”.

Fueron los españoles las que la bautizaron como “flor de Nochebuena”, debido a su aparición en diciembre. A partir del Siglo XVII se convirtió en el símbolo de las fiestas decembrinas.

También se le conoce a esta planta ornamental como Poisenttia, Flor de Pascua, Catalinas, Estrella de Navidad. La tradición de adornar las casas con esta especie floral viene de los países anglosajones.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

Es originaria de México, aunque no necesariamente de un solo estado. Se dice que procede de los alrededores de Taxco, en Guerrero. También crece silvestre en Jalisco, Sinaloa, Nayarit, Colima, Michoacán, Estado de México, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, lo que le da una diversidad genética que diferencian a las flores nativas de una región a otra.

Estos 16 millones 268 mil 524 plantas se sembraron en una superficie de 240.6 hectáreas, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), que reconoce a los productores, porque pese a las restricciones por la emergencia sanitaria, no dejaron de producir sus flores.

Este año atípico, en la Ciudad de México se sembraron 3 millones 654 mil 653 plantas de esta flor de origen mexicano, en 30.9 hectáreas en las alcaldías de Xochimilco, Tláhuac, Tlalpan y Milpa Alta.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

De la producción total, Morelos participa con 6.5 millones; Puebla, con 2.6 millones; Jalisco con 1.7 millones; Estado de México, con poco más de 858 mil; Michoacán con casi 830 mil y Oaxaca con 17 mil plantas.

Para lograr esta producción, los floricultores plantan los esquejes en mayo. El cultivo tarda aproximadamente 8 meses. La mayor parte de la producción: 90% es de flores rojas; 5% blanca o amarilla y el resto, rosa, rosada o marmoleada.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

Subraya la Sader que es fundamental difundir el esfuerzo de los productores del campo, tanto de alimentos como de plantas ornamentales en el Ciudad de México, que se basa en criterios sustentables y en la preservación de los suelos y agua, con el uso de técnicas que no degradan el ambiente.

En la alcaldía de Xochimilco, la comercialización de las nochebuenas se hace en los mercados e invernaderos de la demarcación: Madreselva, Palacio de la Flor, San Luis Tlaxialtemalco, Cuemanco, Patrimonio Cultural de la Humanidad, Campo 7 y el Corredor de Viveros de Caltongo.

Más de 16 millones de plantas de flor de nochebuena ofrecen en esta temporada productores de los estados de Morelos, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla y la Ciudad de México. Con esta producción se garantiza el abasto en la temporada decembrina 2020 en todo el país.

Las tienen en más de 30 variedades que destacan por sus colores rojo, amarillo, rosa, blanco, rayado y marmoleado. Los aztecas ya utilizaban estas plantas en sus celebraciones y rituales como símbolo de la pureza y la vida nueva de los guerreros.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Es una flor de herencia prehispánica. Actualmente es uno de los símbolos más representativos de la Navidad. Su nombre en náhuatl es “Cuetlaxóchitl”, que significa “flor que se marchita” o “flor de cuero”.

Fueron los españoles las que la bautizaron como “flor de Nochebuena”, debido a su aparición en diciembre. A partir del Siglo XVII se convirtió en el símbolo de las fiestas decembrinas.

También se le conoce a esta planta ornamental como Poisenttia, Flor de Pascua, Catalinas, Estrella de Navidad. La tradición de adornar las casas con esta especie floral viene de los países anglosajones.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

Es originaria de México, aunque no necesariamente de un solo estado. Se dice que procede de los alrededores de Taxco, en Guerrero. También crece silvestre en Jalisco, Sinaloa, Nayarit, Colima, Michoacán, Estado de México, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, lo que le da una diversidad genética que diferencian a las flores nativas de una región a otra.

Estos 16 millones 268 mil 524 plantas se sembraron en una superficie de 240.6 hectáreas, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), que reconoce a los productores, porque pese a las restricciones por la emergencia sanitaria, no dejaron de producir sus flores.

Este año atípico, en la Ciudad de México se sembraron 3 millones 654 mil 653 plantas de esta flor de origen mexicano, en 30.9 hectáreas en las alcaldías de Xochimilco, Tláhuac, Tlalpan y Milpa Alta.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

De la producción total, Morelos participa con 6.5 millones; Puebla, con 2.6 millones; Jalisco con 1.7 millones; Estado de México, con poco más de 858 mil; Michoacán con casi 830 mil y Oaxaca con 17 mil plantas.

Para lograr esta producción, los floricultores plantan los esquejes en mayo. El cultivo tarda aproximadamente 8 meses. La mayor parte de la producción: 90% es de flores rojas; 5% blanca o amarilla y el resto, rosa, rosada o marmoleada.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

Subraya la Sader que es fundamental difundir el esfuerzo de los productores del campo, tanto de alimentos como de plantas ornamentales en el Ciudad de México, que se basa en criterios sustentables y en la preservación de los suelos y agua, con el uso de técnicas que no degradan el ambiente.

En la alcaldía de Xochimilco, la comercialización de las nochebuenas se hace en los mercados e invernaderos de la demarcación: Madreselva, Palacio de la Flor, San Luis Tlaxialtemalco, Cuemanco, Patrimonio Cultural de la Humanidad, Campo 7 y el Corredor de Viveros de Caltongo.

Local

Usuarios podrán identificar a operadores del transporte público del valle de Toluca

Una línea camionera implementa aplicación que permite que los usuarios accedan al servicio sin exponerse en las paradas y permite monitoreo de los viajes

Local

Reapertura, en función del comportamiento de la emergencia sanitaria: Sedeco

Algunos sectores empresariales han manifestado su preocupación por la fecha en que podrán retomar sus labores, pues las pérdidas económicas y de empleos a la fecha son considerables

Local

Se agrava salud de monseñor Maximino Martínez Miranda 

La arquidiócesis de Toluca pidió a la comunidad católica orar por su salud 

Local

Faltan acciones afirmativas a favor de mujeres y pueblos originarios en el IEEM

El representante de Morena advirtió como una oportunidad para hacerlo el reglamento de paridad de género que está por aprobar el Consejo General

Sociedad

Jalisco está en el punto de máximo riesgo por Covid-19: Alfaro

Las medidas para reducir la tasa de contagios, hospitalizaciones y muertes, estarán vigentes hasta 31 de enero

Finanzas

Refuerza Profeco visitas a establecimientos de oxígeno

Reitera el llamado a la población para interponer sus quejas o denuncias ante las autoridades

Justicia

Detienen a otra mujer por alterar la escena del crimen de Aristóteles Sandoval

Tras su captura, Iliana “N” fue remitida ante el juez que la requería. Con ella, ya son seis detenidos

Local

Se agrava salud de monseñor Maximino Martínez Miranda 

La arquidiócesis de Toluca pidió a la comunidad católica orar por su salud 

Local

Covid-19 impulsará esquemas de trabajo híbrido en el país

De acuerdo con Martha Barroso trabajar desde casa podría ayudar a disminuir la desigualdad, al generar más oportunidades de empleo y tiempo para las mujeres