/ sábado 31 de octubre de 2020

EU, un completo sistema rumbo a las elecciones

A diferencia de las democracias del mundo, los ciudadanos del país no son quienes eligen presidente, sino un representante llamado colegio electoral

En Estados Unidos, al contrario de lo que ocurre en la inmensa mayoría de las democracias del mundo, no son sus ciudadanos quienes eligen al presidente, ellos escogen el 3 de noviembre a la persona que votará en su nombre por el inquilino de la Casa Blanca, en virtud de un sistema recogido por la Constitución.

En concreto, lo que eligen son los 538 delegados que integran el Colegio Electoral. Este número se corresponde con los 435 miembros de la Cámara de Representantes, los 100 miembros del Senado y tres delegados del Distrito de Columbia.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El total se reparte entre los 50 estados y el Distrito de Columbia en base a su población, según el censo. Cada estado cuenta con su propio sistema para elegir a los miembros del Colegio Electoral. Cada uno de los delegados emite un voto electoral que debe ser para el candidato más votado en el estado.

Tras la votación, el presidente de cada estado debe emitir un certificado en el que se declara el candidato vencedor y se incluyen nombres de los delegados que le representarán en el Colegio Electoral.

Estos votos son remitidos de forma inmediata, en distintas copias, al presidente del Senado.

Finalmente, los votos electorales son contados en una sesión conjunta del Congreso el 6 de enero y presidida por el vicepresidente del país.

Para ser elegido presidente son necesarios al menos los votos favorables de 270 compromisarios. Cabe la posibilidad de que ninguno de los dos candidatos consiga la mayoría de los votos, por lo que debería ser el Congreso el que elegiría al presidente y el vicepresidente.

La Cámara de Representantes elegiría al presidente de entre los tres candidatos más votados en una votación en la que cada delegación estatal tiene derecho a un voto, mientras que el Senado elegiría al vicepresidente.

Precisamente esa es una de las paradojas de las elecciones estadounidenses.

Un candidato puede recibir más votos de los ciudadanos pero no ser elegido presidente por tener menos electores.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

En Estados Unidos, al contrario de lo que ocurre en la inmensa mayoría de las democracias del mundo, no son sus ciudadanos quienes eligen al presidente, ellos escogen el 3 de noviembre a la persona que votará en su nombre por el inquilino de la Casa Blanca, en virtud de un sistema recogido por la Constitución.

En concreto, lo que eligen son los 538 delegados que integran el Colegio Electoral. Este número se corresponde con los 435 miembros de la Cámara de Representantes, los 100 miembros del Senado y tres delegados del Distrito de Columbia.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El total se reparte entre los 50 estados y el Distrito de Columbia en base a su población, según el censo. Cada estado cuenta con su propio sistema para elegir a los miembros del Colegio Electoral. Cada uno de los delegados emite un voto electoral que debe ser para el candidato más votado en el estado.

Tras la votación, el presidente de cada estado debe emitir un certificado en el que se declara el candidato vencedor y se incluyen nombres de los delegados que le representarán en el Colegio Electoral.

Estos votos son remitidos de forma inmediata, en distintas copias, al presidente del Senado.

Finalmente, los votos electorales son contados en una sesión conjunta del Congreso el 6 de enero y presidida por el vicepresidente del país.

Para ser elegido presidente son necesarios al menos los votos favorables de 270 compromisarios. Cabe la posibilidad de que ninguno de los dos candidatos consiga la mayoría de los votos, por lo que debería ser el Congreso el que elegiría al presidente y el vicepresidente.

La Cámara de Representantes elegiría al presidente de entre los tres candidatos más votados en una votación en la que cada delegación estatal tiene derecho a un voto, mientras que el Senado elegiría al vicepresidente.

Precisamente esa es una de las paradojas de las elecciones estadounidenses.

Un candidato puede recibir más votos de los ciudadanos pero no ser elegido presidente por tener menos electores.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

New Articles

Se duplican los fallecimientos por Covid-19 en Toluca

Esta situación se presentó durante  las últimas dos semanas

Policiaca

Detienen a adolescente por el asesinato de sus hermanas en Tecámac

Durante los hechos la madre del sospechoso resultó herida tras ser supuestamente agredida por su propio hijo

Finanzas

Reparto de utilidades traba negociación del outsourcing

Empresarios piden poner un límite máximo de dos meses al reparto de utilidades de los trabajadores

Mundo

Bolsonaro busca frenar en Brasil 5G de Huawei

Analistas consideran que la administración del gobierno obedece a la presión ejercida por Estados Unidos para frenar el avance de Huawei en la región

Sociedad

Primeras vacunas irán para personal de Salud

Se firmó un convenio con Pfizer para adquirir 34.4 millones de dosis, 250 mil llegarán en este mes

Finanzas

Mueren más de 391 mil empresas por la pandemia

En 17 meses, desaparecieron un millón 10 mil unidades económicas, pero nacieron 619 mil más

Política

Tribunal Electoral ordena a Morena depurar padrón

El tema del padrón electoral de Morena fue central para el conflicto interno previo a la renovación de la dirigencia nacional

Finanzas

Crece el déficit eléctrico de México con EU

El balance negativo del país creció casi ocho veces en comparación con los primeros 9 meses de 2019