/ jueves 8 de febrero de 2018

Líder opositora de Bangladesh condenada a prisión por corrupción

Khaleda Zia, exprimera ministra y líder de la oposición de Bangladesh, fue condenada hoy a cinco años de prisión

Dacca.- La exprimera ministra y líder de la oposición de Bangladesh, Khaleda Zia, fue condenada hoy a cinco años de prisión tras ser encontrada culpable de corrupción, por lo que las autoridades desplegaron un gran dispositivo de seguridad en todo el país ante posibles manifestaciones.

Un tribunal especial de Dacca también sentenció a 10 años de cárcel al hijo de Zia, Tarique Rahman, vicepresidente del Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP), así como a otros cuatro acusados por el caso de un fraude relacionado con una fundación creada para financiar un orfanato.

Zia, primera ministra en dos ocasiones (1991-1996 y 2001-2006), ha defendido reiteradamente su inocencia y ha asegurado que se trata de una causa política orquestada por su “enemiga política”, la primera ministra Sheikh Hasina, según el bengalí The Daily Star.

La Fiscalía acusó a la ex jefa de gobierno, a su hijo y sus ayudantes de apropiarse de 21 millones de takas (unos 200 mil euros) del Fondo de Orfandad Zia creado para financiar un orfanato.

Tras el veredicto, las autoridades bengalíes desplegaron un dispositivo policial en la capital y otras partes del país ante posibles protestas por parte de seguidores de Zia, que poco antes protestaban contra el juicio de la ex primera ministra, pero fueron dispersados con gases lacrimógenos.

Durante la mañana del jueves, las calles de Dacca -habitualmente llenas- estaban vacías, después de que las autoridades suspendieron los servicios de autobuses y barcos de la ciudad y desplegaron agentes antidisturbios para contrarrestar posibles disturbios.

Inicialmente Zia y Hasina, hija de Mujibur Rahman, jefe del primer gobierno independiente de Bangladesh, caminaron cerca la una de la otra en política, incluso se aliaron en 1983 para fundar el Movimiento para la Restauración de la Democracia (MRD) con el fin de hacer frente a los sucesivos regímenes militares en el país.

Finalmente, en 1990, tras protestas violentas y movimientos opositores, el régimen militar de Hussain Muhammad Esrhad terminó y se convocaron elecciones para el siguiente año, las cuales ganó Zia, pero su gestión estuvo desde el principio marcada por la fuerte oposición de la Liga Awami de Hasina.

A pesar del boicot parlamentario y las protestas callejeras que buscaban forzarla a cambiar la Constitución, Zia volvió a triunfar en los comicios de 1996, pero se vio obligada a dimitir ese mismo año, por lo que fueron convocados elecciones que fueron ganadas por Hasina, pasando ella a la oposición.

En 2001, Zia volvió a ganar las elecciones e inició un gobierno salpicado de acusaciones de corrupción, nepotismo e incompetencia.

Antes de conocerse la sentencia dictada contra Zia, la organización Human Rights Watch (HRW) urgieron a las autoridades de Bangladesh poner fin a los arrestos arbitrarios y detenciones de seguidores del Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP) y otras formaciones opositoras.

Denunció que cientos de personas fueron detenidas la víspera, antes del veredicto sobre un caso de corrupción contra Zia, su hijo y otras cuatro personas.

El director de HRW en Asia, Brad Adams, indicó que el gobierno de Bangladesh está violando los derechos de libertad de expresión y reunión pacífica al impedir que los seguidores de la oposición se manifiesten, además pidió a las fuerzas de seguridad actuar "con moderación" en todo momento.

/afa

Dacca.- La exprimera ministra y líder de la oposición de Bangladesh, Khaleda Zia, fue condenada hoy a cinco años de prisión tras ser encontrada culpable de corrupción, por lo que las autoridades desplegaron un gran dispositivo de seguridad en todo el país ante posibles manifestaciones.

Un tribunal especial de Dacca también sentenció a 10 años de cárcel al hijo de Zia, Tarique Rahman, vicepresidente del Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP), así como a otros cuatro acusados por el caso de un fraude relacionado con una fundación creada para financiar un orfanato.

Zia, primera ministra en dos ocasiones (1991-1996 y 2001-2006), ha defendido reiteradamente su inocencia y ha asegurado que se trata de una causa política orquestada por su “enemiga política”, la primera ministra Sheikh Hasina, según el bengalí The Daily Star.

La Fiscalía acusó a la ex jefa de gobierno, a su hijo y sus ayudantes de apropiarse de 21 millones de takas (unos 200 mil euros) del Fondo de Orfandad Zia creado para financiar un orfanato.

Tras el veredicto, las autoridades bengalíes desplegaron un dispositivo policial en la capital y otras partes del país ante posibles protestas por parte de seguidores de Zia, que poco antes protestaban contra el juicio de la ex primera ministra, pero fueron dispersados con gases lacrimógenos.

Durante la mañana del jueves, las calles de Dacca -habitualmente llenas- estaban vacías, después de que las autoridades suspendieron los servicios de autobuses y barcos de la ciudad y desplegaron agentes antidisturbios para contrarrestar posibles disturbios.

Inicialmente Zia y Hasina, hija de Mujibur Rahman, jefe del primer gobierno independiente de Bangladesh, caminaron cerca la una de la otra en política, incluso se aliaron en 1983 para fundar el Movimiento para la Restauración de la Democracia (MRD) con el fin de hacer frente a los sucesivos regímenes militares en el país.

Finalmente, en 1990, tras protestas violentas y movimientos opositores, el régimen militar de Hussain Muhammad Esrhad terminó y se convocaron elecciones para el siguiente año, las cuales ganó Zia, pero su gestión estuvo desde el principio marcada por la fuerte oposición de la Liga Awami de Hasina.

A pesar del boicot parlamentario y las protestas callejeras que buscaban forzarla a cambiar la Constitución, Zia volvió a triunfar en los comicios de 1996, pero se vio obligada a dimitir ese mismo año, por lo que fueron convocados elecciones que fueron ganadas por Hasina, pasando ella a la oposición.

En 2001, Zia volvió a ganar las elecciones e inició un gobierno salpicado de acusaciones de corrupción, nepotismo e incompetencia.

Antes de conocerse la sentencia dictada contra Zia, la organización Human Rights Watch (HRW) urgieron a las autoridades de Bangladesh poner fin a los arrestos arbitrarios y detenciones de seguidores del Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP) y otras formaciones opositoras.

Denunció que cientos de personas fueron detenidas la víspera, antes del veredicto sobre un caso de corrupción contra Zia, su hijo y otras cuatro personas.

El director de HRW en Asia, Brad Adams, indicó que el gobierno de Bangladesh está violando los derechos de libertad de expresión y reunión pacífica al impedir que los seguidores de la oposición se manifiesten, además pidió a las fuerzas de seguridad actuar "con moderación" en todo momento.

/afa

Local

Autopistas malas… y caras: Canapat

Sostendrán pasaje actual lo más que pueden, después aumentarán

Local

Un lujo videovigilancia en transporte público

Cuesta 30 mil pesos instalar la tecnología completa en camiones

Local

Sólo mil 500 de 2.4 millones de trabajadoras del hogar están sindicalizadas

No tienen derecho a la vivienda, prestaciones sociales, vacaciones, entre otros beneficios de ley

Mundo

Autobús de pasajeros cae a un abismo en Perú; hay 36 muertos

Bomberos y policías trabajaban en la recuperación de cadáveres desde los restos del autobús de línea

Policiaca

Vinculan a proceso a los dos presuntos agresores del líder del PES Edomex

Fueron ingresados al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Chalco

Deportes

Rodolfo Dickson cierra participación de los mexicanos en Pyeongchang

Con la participación de Rodolfo Dickson, en la prueba de slalom, a celebrarse hoy a las 19:00 horas concluye su asistencia de la delegación mexicana en los XXIII Juegos Olímpicos