/ viernes 3 de agosto de 2018

Mi hijo era un buen chico pero le lavaron el cerebro: Madre de Bin Laden habla por primera vez

The Guardian entrevistó a la madre de quien se convirtió en el terrorista más buscado del mundo

Con motivo del próximo aniversario de los atentados del 11 de septiembre, The Guardian entrevistó a la madre de Osama din Laden quien habló por primera vez sobre la historia de su hijo, quien se convirtió en el terrorista más buscado del mundo.

Alia Ghanem fue entrevistada en su hogar de Yeda, en Arabia Saudí, donde residen sus dos hijos aún vivos, Ahmad y Hassan, y su segundo marido, Mohamed Al Attas.

No te pierdas: Nuevo ataque suicida deja 18 muertos y 45 heridos en Afganistán

Creció en la ciudad siria de Latakia, donde se crió en una familia alauí, se trasladó a Arabia Saudí a mitad de los años 50, donde nació Osama en Riad en 1957.

Luego se divorció del padre de Osama en 1960 y después se casó con Al Attas, administrador del imperio Bin Laden en aquella época. El padre de Osama tuvo 54 hijos y al menos 11 esposas.

De acuerdo con su testimonio, el terrorista era una buena persona y le tenía un gran cariño.

Era muy bondadoso y me quería mucho pero mi vida ha sido muy difícil porque Osama estaba siempre muy lejos.

Sin embargo, confesó que aunque era un muy buen chico, fue a la edad de 20 años que sus ideologías cambiaron por completo.

Era muy buen chico pero le lavaron el cerebro cuando tenía poco más de 20 años. Puede llamarlo culto. Lograron dinero para su causa. Siempre le dije que se apartara de esa gente y nunca me reconoció lo que estaba haciendo. Me quería demasiado para admitirlo.

Asimismo, su madre relató que fue en la Universidad Rey Abdulaziz en Yeda, al estudiar Economía, cuando Osama comenzó a transformarse.

La gente de la universidad le transformó. Se convirtió en un hombre diferente.

Te recomendamos: Declaran muerto al líder talibán que ordenó asesinato de Malala

Haciendo hincapié en que una de las personas que más influyeron en él fue Abdullah Azzam, miembro de los Hermanos Musulmanes quien se convertiría en asesor espiritual de Osama bin Laden.

En relación a los atentados del 11 de septiembre, Alia niega que su hijo tuviera que ver con los incidentes pero Ahmad, otro de sus hijos manifestó a The Guardian que su mamá nunca lo culparía por algo así.

Lo ama tanto que no es capaz de culparle. Le echa la culpa a todo lo que le rodeaba. Sólo conoce la cara amable de Osama, no al yihadista.

La familia dice que vio por última vez a Osama en Afgansitán en 1999, año en el que le hicieron dos visitas cerca de Kandahar, donde tenía su base.

Estaba feliz de recibirnos. Era un lugar cerca del aeropuerto que habían capturado a los rusos. Nos hizo una fiesta.

Osama bin Laden murió en una operación en su refugio Abbottabad (Pakistán) de los Navy Seal gracias a un informante que resultó ser un agente de la seguridad paquistaní.

Las unidades de élite abatieron a 'Gerónimo', nombre en clave de Osama bin Laden y fue el 2 de mayo de 2011 cuando se dio a conocer la noticia.

La familia, según relata el diario británico, reside en una mansión en Yeda, la ciudad que ha sido cuna de los Bin Laden desde hace generaciones. Es una de los clanes más adinerados del reino saudí.

Su imperio de la construcción ha edificado gran parte del nuevo reino y fue el heredero saudí, Mohamed bin Salam, quien dio autorizó la entrevista después de años de silencio del poderoso clan, que tras arduas negociaciones aceptó hablar.


Con motivo del próximo aniversario de los atentados del 11 de septiembre, The Guardian entrevistó a la madre de Osama din Laden quien habló por primera vez sobre la historia de su hijo, quien se convirtió en el terrorista más buscado del mundo.

Alia Ghanem fue entrevistada en su hogar de Yeda, en Arabia Saudí, donde residen sus dos hijos aún vivos, Ahmad y Hassan, y su segundo marido, Mohamed Al Attas.

No te pierdas: Nuevo ataque suicida deja 18 muertos y 45 heridos en Afganistán

Creció en la ciudad siria de Latakia, donde se crió en una familia alauí, se trasladó a Arabia Saudí a mitad de los años 50, donde nació Osama en Riad en 1957.

Luego se divorció del padre de Osama en 1960 y después se casó con Al Attas, administrador del imperio Bin Laden en aquella época. El padre de Osama tuvo 54 hijos y al menos 11 esposas.

De acuerdo con su testimonio, el terrorista era una buena persona y le tenía un gran cariño.

Era muy bondadoso y me quería mucho pero mi vida ha sido muy difícil porque Osama estaba siempre muy lejos.

Sin embargo, confesó que aunque era un muy buen chico, fue a la edad de 20 años que sus ideologías cambiaron por completo.

Era muy buen chico pero le lavaron el cerebro cuando tenía poco más de 20 años. Puede llamarlo culto. Lograron dinero para su causa. Siempre le dije que se apartara de esa gente y nunca me reconoció lo que estaba haciendo. Me quería demasiado para admitirlo.

Asimismo, su madre relató que fue en la Universidad Rey Abdulaziz en Yeda, al estudiar Economía, cuando Osama comenzó a transformarse.

La gente de la universidad le transformó. Se convirtió en un hombre diferente.

Te recomendamos: Declaran muerto al líder talibán que ordenó asesinato de Malala

Haciendo hincapié en que una de las personas que más influyeron en él fue Abdullah Azzam, miembro de los Hermanos Musulmanes quien se convertiría en asesor espiritual de Osama bin Laden.

En relación a los atentados del 11 de septiembre, Alia niega que su hijo tuviera que ver con los incidentes pero Ahmad, otro de sus hijos manifestó a The Guardian que su mamá nunca lo culparía por algo así.

Lo ama tanto que no es capaz de culparle. Le echa la culpa a todo lo que le rodeaba. Sólo conoce la cara amable de Osama, no al yihadista.

La familia dice que vio por última vez a Osama en Afgansitán en 1999, año en el que le hicieron dos visitas cerca de Kandahar, donde tenía su base.

Estaba feliz de recibirnos. Era un lugar cerca del aeropuerto que habían capturado a los rusos. Nos hizo una fiesta.

Osama bin Laden murió en una operación en su refugio Abbottabad (Pakistán) de los Navy Seal gracias a un informante que resultó ser un agente de la seguridad paquistaní.

Las unidades de élite abatieron a 'Gerónimo', nombre en clave de Osama bin Laden y fue el 2 de mayo de 2011 cuando se dio a conocer la noticia.

La familia, según relata el diario británico, reside en una mansión en Yeda, la ciudad que ha sido cuna de los Bin Laden desde hace generaciones. Es una de los clanes más adinerados del reino saudí.

Su imperio de la construcción ha edificado gran parte del nuevo reino y fue el heredero saudí, Mohamed bin Salam, quien dio autorizó la entrevista después de años de silencio del poderoso clan, que tras arduas negociaciones aceptó hablar.


Finanzas

Pese a pérdidas económicas, verificentros acatarán acuerdos

Hace unos días se anunció que este año el procedimiento se realizará en una ocasión

Local

Pierden la vida tres servidores públicos del Poder Judicial por Covid-19

A través de un documento interno el Tribunal asegura que no hubo contagio por su labor judicial

Local

Habilita Clínica 220 del IMSS el área de refrigeración de cadáveres 

La sala de refrigeración no solo son para personas que fallecen por Covid-19, sino también para los que mueren por otros padecimientos

Política

Proponen crear figura de Ombudsman digital

El magistrado del TEPJF, José Luis Vargas Valdez, afirmó que se debe acercar la justicia a las personas

Sociedad

Monreal propone agilizar trámite de solicitudes de protección para periodistas

Destacó que la labor periodística y de defensa de derechos humanos es peligrosa y arriesgada para quienes la ejercen

Finanzas

Coparmex replantea salario solidario ante crisis de empleo

La Coparmex asegura que se salvarían 19.9 millones de puestos de trabajo formales; ONG plantea un ingreso mínimo vital

Política

SAT niega que haya terrorismo fiscal

Se pagó 48 por ciento más de devoluciones que en 2018 y 10 por ciento más que en las de 2019

Mundo

Peligra AL por una reapertura apresurada: OPS

Muchos países de la región están presionados por la necesidad de reactivar sus economías devastadas por la pandemia