/ miércoles 10 de julio de 2019

(Crónica) Vecinos del Cóporo defienden su "derecho de antigüedad" y enfrentan a policías

La disputa por la instalación de los juegos mecánicos en la plaza España derivó en una riña

¡Quítate el uniforme! Increpa el chavo de los tatuajes. Amaga aventarse contra el cerco policiaco pero se repele; se calienta el ánimo. Todo el barrio del Cóporo anda enardecido.

¡Somos barrio y de aquí no nos quitan! Advierte una mujer entre el tumulto de comerciantes que permanecen en medio de una valla de policías de la Plaza España.

Desde la noche del martes que les alertaron del arribo de tráilers cargados con juegos mecánicos de una empresa ajena, se avanzaron todas las familias a la plaza.

Por si no lo viste | (Video) Disputa entre familias para instalar juegos mecánicos por Feria del Carmen

Bajaron en grupos con pancartas y se plantaron en el perímetro de la plaza con sus camiones cargados de estructuras metálicas con forma de caballito de mar y platillos voladores.

Dicen defender su “derecho de antigüedad”. Dicen ser quienes le han dado vida a la feria desde el siglo pasado.

Foto: Daniel Camacho

¡Yo tengo trabajando aquí más de cincuenta años, señor! Repite doña Julia, “no sé por qué nos quitan, desde 1938 mis abuelos y mis padres tenían el permiso de los juegos, yo soy de los Delgado", reclama la comerciante. Desde su silla de ruedas convoca a no repelerse y envalentarse. Es la más brava de todos.

Son unas nueve familias de los barrios tradicionales de Toluca, que aseguran tener el derecho de cada año para instalar la diversión con los juegos mecánicos. Casi todos de la familia Delgado.

Pero este año se encontraron con la sorpresa que el ayuntamiento otorgó permisos a la empresa Aguilar y ellos quedaron fuera de la función.

Eso desató un bloqueo que llegó a la disputa. Una fiesta de empujones y bardas de policías.

Dedos señalando donde quiera, increpando. “Se dejaron venir” todos los del barrio del Cóporo y la colonia Sánchez.

Unos 80 policías antimotines custodiaron dos grúas con las que se remolcó las estructuras de los juegos mecánicos.

Foto: Daniel Camacho

En la escena, una mujer se aferra con sus manos a uno de los camiones que carga parte de una estructura vieja y corroída por los años y que ahora es remolcado con una grúa. Es su único patrimonio y con el que cada año hacen negocio en la feria, dice.

"Mire, a mí casi me encueran, me arrastraron", se remanga la mujer su blusa para mostrar las señas de la disputa.

El grupo de mujeres muestran unos papeles al aire y dicen que son todos los requisitos que han cumplido: "Ellos no tienen antecedentes de estar aquí, nosotros sí" reprochan.

Entre el grupo un par de servidores públicos y jefes de policía intentan convencerlos de retirarse. Pero los comerciantes del Cóporo ya se atrincheraron.

“Con el debido respeto y sin cabildear, eso fue abuso de autoridad”, reclama uno hombre. “Discúlpeme pero no confiamos, y si algo le pasa, la violan, contra las grúas”, advierte el desconocido a los mandos policiacos.

"¡Ya soltaron a la Karla!", se gritan unos a otros, y amagan con ir en avanzada, “¡pues vámonos pa´, ya!

Pero en la trinchera de Santos Degollado todo “sigue caliente”. Aunque ya hubo una primera tregua y una oferta del ayuntamiento.

“Lo que más me calienta es que ese hijo de su put... madre se ríe", dice el chavo de los tatuajes, que desde el principio a increpado a los policías.

Al otro extremo, detrás de los tráilers, los empresarios contrarios se resguardan sin decir nada. A la espera que la fuerza pública les permita tomar su espacio por derecho. Por el que pagaron.

“No vamos a decir nada, ni calentar más esto”, indica en su única versión el empresario.

Pero el “filo del barrio” no amaga.

¡Quítate el uniforme! Increpa el chavo de los tatuajes. Amaga aventarse contra el cerco policiaco pero se repele; se calienta el ánimo. Todo el barrio del Cóporo anda enardecido.

¡Somos barrio y de aquí no nos quitan! Advierte una mujer entre el tumulto de comerciantes que permanecen en medio de una valla de policías de la Plaza España.

Desde la noche del martes que les alertaron del arribo de tráilers cargados con juegos mecánicos de una empresa ajena, se avanzaron todas las familias a la plaza.

Por si no lo viste | (Video) Disputa entre familias para instalar juegos mecánicos por Feria del Carmen

Bajaron en grupos con pancartas y se plantaron en el perímetro de la plaza con sus camiones cargados de estructuras metálicas con forma de caballito de mar y platillos voladores.

Dicen defender su “derecho de antigüedad”. Dicen ser quienes le han dado vida a la feria desde el siglo pasado.

Foto: Daniel Camacho

¡Yo tengo trabajando aquí más de cincuenta años, señor! Repite doña Julia, “no sé por qué nos quitan, desde 1938 mis abuelos y mis padres tenían el permiso de los juegos, yo soy de los Delgado", reclama la comerciante. Desde su silla de ruedas convoca a no repelerse y envalentarse. Es la más brava de todos.

Son unas nueve familias de los barrios tradicionales de Toluca, que aseguran tener el derecho de cada año para instalar la diversión con los juegos mecánicos. Casi todos de la familia Delgado.

Pero este año se encontraron con la sorpresa que el ayuntamiento otorgó permisos a la empresa Aguilar y ellos quedaron fuera de la función.

Eso desató un bloqueo que llegó a la disputa. Una fiesta de empujones y bardas de policías.

Dedos señalando donde quiera, increpando. “Se dejaron venir” todos los del barrio del Cóporo y la colonia Sánchez.

Unos 80 policías antimotines custodiaron dos grúas con las que se remolcó las estructuras de los juegos mecánicos.

Foto: Daniel Camacho

En la escena, una mujer se aferra con sus manos a uno de los camiones que carga parte de una estructura vieja y corroída por los años y que ahora es remolcado con una grúa. Es su único patrimonio y con el que cada año hacen negocio en la feria, dice.

"Mire, a mí casi me encueran, me arrastraron", se remanga la mujer su blusa para mostrar las señas de la disputa.

El grupo de mujeres muestran unos papeles al aire y dicen que son todos los requisitos que han cumplido: "Ellos no tienen antecedentes de estar aquí, nosotros sí" reprochan.

Entre el grupo un par de servidores públicos y jefes de policía intentan convencerlos de retirarse. Pero los comerciantes del Cóporo ya se atrincheraron.

“Con el debido respeto y sin cabildear, eso fue abuso de autoridad”, reclama uno hombre. “Discúlpeme pero no confiamos, y si algo le pasa, la violan, contra las grúas”, advierte el desconocido a los mandos policiacos.

"¡Ya soltaron a la Karla!", se gritan unos a otros, y amagan con ir en avanzada, “¡pues vámonos pa´, ya!

Pero en la trinchera de Santos Degollado todo “sigue caliente”. Aunque ya hubo una primera tregua y una oferta del ayuntamiento.

“Lo que más me calienta es que ese hijo de su put... madre se ríe", dice el chavo de los tatuajes, que desde el principio a increpado a los policías.

Al otro extremo, detrás de los tráilers, los empresarios contrarios se resguardan sin decir nada. A la espera que la fuerza pública les permita tomar su espacio por derecho. Por el que pagaron.

“No vamos a decir nada, ni calentar más esto”, indica en su única versión el empresario.

Pero el “filo del barrio” no amaga.

Local

Propone Morena bajar financiamiento a partidos al 50%

Gerardo Ulloa asegura que durante la última década los partidos han gastado más de seis mil millones de pesos y es una exigencia ciudadana que las fuerzas políticas eroguen menos dinero.

Local

Sancionarán terapias de conversión sexual en Edomex

Las penas serán de hasta tres años de prisión; también sancionarán lesiones a adultos mayores

Policiaca

Vinculan a proceso a profesor de Tenancingo por supuesto abuso sexual

De acuerdo con versiones oficiales, los hechos por los que se le acusan ocurrieron en noviembre de 2019 en una escuela-internado de San José Tenería

Sociedad

Pandemia pone en jaque Agenda 2030

Entre los retrocesos está el combate a la pobreza, que lejos de disminuir, aumentará para sumar entre 10 y 12 millones de nuevos pobres, reconoce el Gobierno federal

Sociedad

Lucharemos hasta que nos escuchen: Arussi Unda, vocera de Las Brujas del Mar

La vocera de Las Brujas del Mar lamenta que AMLO no se pronuncie contra la violencia hacia la mujer

Mundo

Trump se niega a comprometerse con transparencia pacífica del poder

El FBI negó que se prepare un fraude con el aumento de las papeletas de voto por correo

Cultura

Kult | Carlos Martínez Rentería: La contracultura no es militante

Desde hace más de tres décadas es un referente de la contracultura capitalina gracias a su incansable labor de periodista

Mundo

El Taj Mahal reabre mientras los contagios suben

Para entrar, es necesario reservar la visita por internet, usar cubrebocas y mantener la distancia

Futbol

Las cosas buenas y malas que rodean a Compeán

Durante su gestión en la FMF lo9gró el mayor mérito deportivo