/ martes 10 de diciembre de 2019

El silencio del "Monstruo" de Santín, una fría estrategia

El primer juicio en contra del llamado multihomicida de Santín lleva dos audiencias, sin confesión de Óscar "N"

Al momento en que el juez resolvió que no había pruebas de inocencia, Óscar "N" no se inmutó. Soltó una mirada distraída con la que buscó sus pies y se agachó por unos instantes, como si se amarrara los cordones de sus zapatos. En tres horas de audiencia, contestó en cuatro ocasiones: “sí”. Una estrategia fría, meditada y que causó zozobra.

En contrariedad a esos mensajes hechos vía redes sociales, cargados de ironía y advertencias a la Fiscalía y la prensa, que de forma subsecuente llevaron a su detención.

Dice una frase que “el que a palabra mata, a palabra muere”, pero Óscar "N" desafía esa suerte con su silencio detrás de la burbuja de cristal. Pareciera que esa frase no encaja con él.

La sala se mantuvo llena, incluso más que en la primera audiencia. Al fondo cuatro filas de reporteros, a la mitad, activistas y acompañantes. La sala sin familiares de la víctima.

Desde el público había miradas que se dirigían a Óscar "N", cada vez que el juez reponía y pedía la confirmación del imputado, se buscaba alguna palabra en cada petición del juez.

Solo el caso de Emir Garduño Montalvo, a quien la prensa denominó LordRollsRoyce, causó tal alboroto por un acusado.

Al inicio, Óscar "N" levantaba la cabeza desde el banquillo, para encontrar miradas conocidas entre el público que ingresaba a la sala. Aires de entereza que se fueron apagando conforme transcurrían esas tres horas y crecía la sentencia de pruebas del juez y los fiscales.

El juzgador explicó la forma de muerte de su última víctima: “hubo asfixia mecánica por estrangulamiento”, definió. Óscar "N" puso atención y el juez continuó con el detalle de la relación que había entre victimario y víctima.

“No hay otro dato de prueba que me permita indicar que usted no fue la última persona con la que estuvo el sujeto pasivo (víctima)”, repuso el juzgador.

Y agregó en sus narrativas periciales que la relación comenzó a seis meses, y volvió a definir el juez otro concepto, para no dejar lugar a la duda: “de acuerdo a lo recabado, se llevaba una relación de amigos con derechos”, y Óscar "N" soltó una mueca, casi imperceptible desde la burbuja.

Pareciera que el juez leía su test, que lo encomiaba, pero eso era solo la apreciación del imputado.

Pero Óscar "N", no impresiona más que esas fotos de “feis”, en las que aparece erguido en el krav magá. Al interior de la cabina de la sala, se miraba a un sujeto nervioso, poco corpulento y ojos infantiles saltones que se agachaban ante la muchedumbre.

“Está usted de acuerdo señor Óscar”, y Óscar "N" apenas murmulló cuatro veces el “sí”, al matiz de un crío de 16.

Al final de la audiencia, el juzgador pidió una interrupción, una hora y media más de espera. En la restitución, Óscar "N" entró primero, desde la burbuja balbuceó, juntó sus puños y se golpeó los muslos de las piernas. Buscó uno de sus tobillos e hizo un soliloquio, soltando una mueca, al momento de mirar al público, a las mujeres que asistieron. Buscó intimidar.

Los fiscales tomaron por último la palabra para pedir el traslado de Óscar "N"Óscar "N" a otro penal por causas mayores de seguridad.

“Se solicita su traslado a otro penal por amenazas de muerte”, y Óscar "N" aprobó la petición con un movimiento de cabeza.

Óscar "N"vistió una playera azul y pantalón del mismo color, el uniforme de Santiaguito. Su corte tipo mohicano aún lo conserva y, por el momento, también su silencio.

Al momento en que el juez resolvió que no había pruebas de inocencia, Óscar "N" no se inmutó. Soltó una mirada distraída con la que buscó sus pies y se agachó por unos instantes, como si se amarrara los cordones de sus zapatos. En tres horas de audiencia, contestó en cuatro ocasiones: “sí”. Una estrategia fría, meditada y que causó zozobra.

En contrariedad a esos mensajes hechos vía redes sociales, cargados de ironía y advertencias a la Fiscalía y la prensa, que de forma subsecuente llevaron a su detención.

Dice una frase que “el que a palabra mata, a palabra muere”, pero Óscar "N" desafía esa suerte con su silencio detrás de la burbuja de cristal. Pareciera que esa frase no encaja con él.

La sala se mantuvo llena, incluso más que en la primera audiencia. Al fondo cuatro filas de reporteros, a la mitad, activistas y acompañantes. La sala sin familiares de la víctima.

Desde el público había miradas que se dirigían a Óscar "N", cada vez que el juez reponía y pedía la confirmación del imputado, se buscaba alguna palabra en cada petición del juez.

Solo el caso de Emir Garduño Montalvo, a quien la prensa denominó LordRollsRoyce, causó tal alboroto por un acusado.

Al inicio, Óscar "N" levantaba la cabeza desde el banquillo, para encontrar miradas conocidas entre el público que ingresaba a la sala. Aires de entereza que se fueron apagando conforme transcurrían esas tres horas y crecía la sentencia de pruebas del juez y los fiscales.

El juzgador explicó la forma de muerte de su última víctima: “hubo asfixia mecánica por estrangulamiento”, definió. Óscar "N" puso atención y el juez continuó con el detalle de la relación que había entre victimario y víctima.

“No hay otro dato de prueba que me permita indicar que usted no fue la última persona con la que estuvo el sujeto pasivo (víctima)”, repuso el juzgador.

Y agregó en sus narrativas periciales que la relación comenzó a seis meses, y volvió a definir el juez otro concepto, para no dejar lugar a la duda: “de acuerdo a lo recabado, se llevaba una relación de amigos con derechos”, y Óscar "N" soltó una mueca, casi imperceptible desde la burbuja.

Pareciera que el juez leía su test, que lo encomiaba, pero eso era solo la apreciación del imputado.

Pero Óscar "N", no impresiona más que esas fotos de “feis”, en las que aparece erguido en el krav magá. Al interior de la cabina de la sala, se miraba a un sujeto nervioso, poco corpulento y ojos infantiles saltones que se agachaban ante la muchedumbre.

“Está usted de acuerdo señor Óscar”, y Óscar "N" apenas murmulló cuatro veces el “sí”, al matiz de un crío de 16.

Al final de la audiencia, el juzgador pidió una interrupción, una hora y media más de espera. En la restitución, Óscar "N" entró primero, desde la burbuja balbuceó, juntó sus puños y se golpeó los muslos de las piernas. Buscó uno de sus tobillos e hizo un soliloquio, soltando una mueca, al momento de mirar al público, a las mujeres que asistieron. Buscó intimidar.

Los fiscales tomaron por último la palabra para pedir el traslado de Óscar "N"Óscar "N" a otro penal por causas mayores de seguridad.

“Se solicita su traslado a otro penal por amenazas de muerte”, y Óscar "N" aprobó la petición con un movimiento de cabeza.

Óscar "N"vistió una playera azul y pantalón del mismo color, el uniforme de Santiaguito. Su corte tipo mohicano aún lo conserva y, por el momento, también su silencio.

Local

Seguirá Edomex en semáforo naranja dos semanas más

Pide gobernador no bajar las medidas de prevención y seguirse cuidando

Local

Preparado Edomex para posible rebrote de Covid-19

Hay tres mil 246 camas disponibles, 714 con ventiladores; hay confianza de que la influenza no impacte tanto a la población

Local

Baches inundan la Toluca-Naucalpan y la Toluca-Tenancingo

Automovilistas alertan sobre los riesgo que pueden surgir para quienes transitan por estas vías durante la temporada de lluvias

Local

Reconoce Naucalpan violencia laboral contra trabajadoras

Una encuesta reveló que el 50% de las trabajadoras municipales ha recibido comentarios inapropiados o miradas lascivas por parte de sus compañeros de trabajo e incluso cuatro fueron presionadas para tener relaciones sexuales

Policiaca

Hallan sin vida a un hombre en Capulhuac

Reportes oficiales indican que la víctima registraba diversos impactos por arma de fuego; hasta el momento no hay detenidos

Local

Baches inundan la Toluca-Naucalpan y la Toluca-Tenancingo

Automovilistas alertan sobre los riesgo que pueden surgir para quienes transitan por estas vías durante la temporada de lluvias

Local

Sigue bajando el ritmo de los contagios en el Edomex

De a cuerdo con cifras oficiales, hasta el 24 de septiembre se reportaron 78 mil 909 casos acumulados lo cual significó un crecimiento del .13%

Local

En busca de respuestas de la pandemia

Las aplicaciones digitales un aliado para mantener informada a la población sobre la actual pandemia

Salud

Cáncer de mama; sus tipos y sus tratamientos 

La especialista Cyntia Villarreal Garza señaló que la probabilidad de cura se garantiza cuando la detección es en las etapas más tempranas, no obstante, también depende del tipo de cáncer.